VIERNES, 17 de septiembre 2021, actualizado a las 21:17

VIE, 17/9/2021 | 21:17

EMPRESAS

Perros y fuegos artificiales: Los riesgos de la sobredosis con Sileo

Ecuphar comercializa en España este medicamento veterinario para el alivio del miedo y la ansiedad aguda asociados al ruido

Sileo se comercializa en España por Ecuphar.
Sileo se comercializa en España por Ecuphar.

Perros y fuegos artificiales: Los riesgos de la sobredosis con Sileo

Ecuphar comercializa en España este medicamento veterinario para el alivio del miedo y la ansiedad aguda asociados al ruido

Redacción - 03-09-2021 - 19:00 H

Este mes de septiembre ha comenzado con la celebración de las Fallas de Valencia tras dos años sin poder celebrarse por la pandemia del coronavirus. Se trata de una edición atípica de estos festejos que tradicionalmente tienen lugar en el mes de marzo de cada año.

Estas fiestas de la Comunidad Valenciana se prolongarán hasta el domingo 5 de septiembre con la famosa cremá. Un periodo de celebración que, sin embargo, también puede resultar un periodo estresante para los animales de compañía, ya que unos de los principales elementos de las fiestas falleras son los espectáculos pirotécnicos.

De hecho, este viernes, sábado y domingo están previstas numerosas mascletás en diferentes puntos de Valencia y los tradicionales castillos de fuegos artificiales.

Ante esta situación, muchos propietarios de perros pueden recurrir a medicamentos y productos veterinarios que ayuden a sobrellevar este trance a su animal para mitigar el miedo y estrés que les pueden provocar los artefactos pirotécnicos. Uno de estos medicamentos disponibles en el mercado es Sileo, un fármaco para perros en forma de gel que contiene Hidrocloruro de dexmedetomidina. 

Sileo se comercializa en España por la compañía Ecuphar, perteneciente al Grupo Animalcare, y lo presenta como un fármaco para el alivio del miedo y la ansiedad aguda asociados con el ruido en perros.

Sin embargo, es aconsejable administrarlo con precaución y seguir las recomendaciones de un profesional veterinario.

Y es que en 2017 la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos alertó a los propietarios de perros y a los veterinarios sobre el riesgo de sobredosis accidental de perros tratados con Sileo tras recibir numerosos informes al respecto.

Aunque esto ocurrió en Estados Unidos, más recientemente, en Europa también se ha reportado al menos un caso problemático que ha recogido la Agencia Europea del Medicamento (EMA) respecto a este medicamento.

Se trata de un propietario de un perro que informó a la agencia holandesa de que su mascota había sufrido sedación y colapso después de una sobredosis de Sileo debido a un fallo en el dispositivo.

Desafortunadamente, el número de lote del medicamento no se pudo conocer y dado que el fallo en el dispositivo no fue notificado en otros países de la Unión Europea, el caso se tuvo que cerrar.

Sin embargo, la EMA aseguró entonces que este tipo de informes serán estrechamente monitoreados en el futuro. De hecho, la Agencia Europea del Medicamento tomó medidas y ha decidido seguir de cerca la frecuencia de notificación de errores de medicación de Sileo durante el año pasado; y se está a la espera de conocer los resultados de este control.

Y es que los riesgos de sobredosificación con Sileo, según se recoge en la ficha técnica del medicamento, incluyen, entre otros, signos de sedación, reducción del ritmo cardíaco, depresión de las funciones motoras y secretoras del tracto gastrointestinal, bloqueos auriculoventriculares temporales, diuresis e hiperglucemia.

En relación a los fármacos veterinarios, cabe recordar que en España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitario (Aemps), a través del Departamento de Medicamentos Veterinarios, lleva a cabo una exhaustiva labor de farmacovigilancia veterinaria para evaluar las sospechas de acontecimientos adversos o cualquier otro problema relacionado con un medicamento veterinario.

En este sentido, la Aemps anima a la colaboración en esta tarea notificando los acontecimientos adversos, al ser esencial para tener un mayor conocimiento de los medicamentos veterinarios y para velar por su seguridad.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.