VIERNES, 24 de mayo 2019, actualizado a la 1:53

VIE, 24/5/2019 | 1:53

EMPRESAS

Se niegan a retirar alimento para mascotas con trazas de un eutanásico

Un proveedor de alimentación para animales de compañía estadounidense se ha negado a retirar ingredientes con trazas del medicamento eutanásico pentobarbital que podrían haber terminado en el producto final

GALERIA
Fábrica de JBS Souderton en Estados Unidos.

Se niegan a retirar alimento para mascotas con trazas de un eutanásico

Un proveedor de alimentación para animales de compañía estadounidense se ha negado a retirar ingredientes con trazas del medicamento eutanásico pentobarbital que podrían haber terminado en el producto final

Francisco Ramón López - 08-05-2019 - 16:05 H

En febrero de 2018, una investigación de la cadena estadounidense ABC7 destapaba que la empresa proveedora del mercado del pet food JBS  Souderton, bajo la marca MOPAC, estaba produciendo alimento para mascotas con trazas de pentobarbital, el medicamento con el que los veterinarios eutanasian a sus pacientes. Tras este escándalo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) inició una investigación, que aún sigue en marcha.

A pesar de esto, JBS siguió distribuyendo su producto contaminado, incluso cuando la FDA estaba realizando sus pesquisas. Concretamente, la autoridad estadounidense realizó seis inspecciones en las instalaciones de la empresa en Souderton, Pensilvania, entre marzo y octubre del año pasado.

En estas inspecciones la FDA aseguró encontrar "violaciones significativas", y confirmó la presencia del medicamento pentobarbital para la eutanasia en los productos de grasa y sebo de la compañía en múltiples ocasiones, algo que comunicó a la empresa.

Tras estos hechos, la compañía se comprometió a revisar y limpiar su cadena de suministro y sus procedimientos, aunque, según informó la FDA "no identificó ni excluyó las materias primas ni los ingredientes que contienen pentobarbital".

De hecho, no fue hasta agosto de ese año cuando JBS respondió a las cartas en las que la autoridad estadounidense le pedía que retirara los ingredientes contaminados, pero lo que hizo fue reafirmarse en que no retiraría su producto, suspendería la distribución ni notificaría a los clientes, lo que significa que los productos adulterados con pentobarbital pueden haber estado en el mercado.

La FDA concluye en el mismo sentido, e indica que JBS "continuó distribuyendo productos adulterados" después de saber que éstos estaban contaminados con el medicamento eutanásico. El 14 de mayo es la fecha límite que la empresa tiene para acatar la petición de la FDA o enfrentarse a acciones legales, que podrían incluir la incautación del producto contaminado o el cierre cautelar.

De momento se sabe que los alimentos para mascotas de la empresa ‘Big Heart Brands’, filial del gigante de la alimentación estadounidense J.M Smucker, contaban con ingredientes fabricados por JBS, aunque ninguno de sus productos se comercializa en España.

JBS ha lanzado un comunicado, a tenor de la investigación, en el que afirma que los niveles de pentobarbital hayados eran “extremadamente bajos” y no son peligrosos para la salud de las mascotas. Asimismo, asegura que ha implementado medidas, por lo que ahora pueden asegurar que su línea de producción está absolutamente libre de pentobarbital.

De hecho, afirman que desarrollaron junto al laboratorio de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Texas A&M una prueba diagnóstica rápida de pentobarbital a todos los lotes fabricados a partir de julio de 2018 para asegurarse de que no tenían trazas de pentobarbital.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.