DOMINGO, 28 de noviembre 2021, actualizado a las 22:39

DOM, 28/11/2021 | 22:39

EMPRESAS

La radiofrecuencia recupera totalmente a perros con tendinopatía del bíceps

Tres casos de perros con lesión en el tendón del bíceps braquial demuestran la eficacia de la radiofrecuencia de Indiba como tratamiento para reducir el dolor y fomentar la curación

Tras el tratamiento con radiofrecuencia desapareció la cojera de los tres perros.
Tras el tratamiento con radiofrecuencia desapareció la cojera de los tres perros.

La radiofrecuencia recupera totalmente a perros con tendinopatía del bíceps

Tres casos de perros con lesión en el tendón del bíceps braquial demuestran la eficacia de la radiofrecuencia de Indiba como tratamiento para reducir el dolor y fomentar la curación

Redacción - 22-09-2021 - 16:21 H

El tendón del bíceps braquial es una de las estructuras que confieren estabilidad al hombro. De hecho, la lesión de este tendón produce cambios en la biomecánica de la articulación y genera dolor, alteraciones de la marcha y, en consecuencia, pérdida de la calidad de vida del animal.

Ahora, un informe científico presentado por la experta británica en fisioterapia Artaine Harte ha desvelado el caso de tres perros con tendinopatía del bíceps que fueron tratados exitosamente con la tecnología de Indiba Animal Health.

A la experta le remitieron tres perros con cojera de una extremidad torácica, dos con cojera de la extremidad izquierda y el tercero con cojera de la extremidad derecha. Todos eran perros activos.

Así, Harte se encontró con un wheaten terrier de 11 años, que caminaba con frecuencia durante dos horas al día por campos accidentados y registraba una puntuación de cojera 3 (La escala de cojera va de 0 a 5).

Asimismo, le presentaron un border terrier de ocho años, que recientemente había completado un reto de 100 millas al mes recorridas con su propietario, con una puntuación de cojera 3; y un Jack Russell terrier de cuatro años, muy activo, acostumbrado a acompañar a su dueño, que es paseador de perros. Este ejemplar solía ir sin correa durante la mayoría de los paseos y su puntuación de cojera fue de 4.

TODOS LOS PERROS TENÍAN TENDINOPATÍA DEL BICEPS

Todos los perros fueron diagnosticados de tendinopatía del bíceps por un veterinario ortopédico y mostraban un grado de cojera con reticencia a extender la extremidad afectada. Por ello, se les recetaron AINEs, reposo en jaula y ejercicio restringido. Tras una cierta mejoría, los perros volvieron a cojear.

Los signos comunes a los tres ejemplares fueron cojera después del ejercicio o durante el ejercicio prolongado, atrofia de los músculos del hombro (específicamente el supraespinoso y el infraespinoso), molestias a la palpación del tendón del bíceps cuando se flexiona el hombro y se extiende el codo, y carga parcial del miembro afectado.

El objetivo del tratamiento era reducir las molestias, promover la curación del tendón afectado y mejorar la función de la extremidad para fortalecer las estructuras de los tejidos blandos del hombro. Por ello, la especialista se decantó por usar la radiofrecuencia monopolar.

TRATAMIENTO CON RADIOFRECUENCIA

Para el tratamiento, Harte utilizó un emisor de corriente de radiofrecuencia monopolar de Indiba Animal Health que funcionaba a 448 kHz aplicado a través de electrodos capacitivos (CAP) y resistivos (RES) en un circuito cerrado con una placa de retorno (INDIBA AH-100, potencia máxima de 65 vatios).

La terapia de radiofrecuencia se aplicó en la zona que va desde el codo distal hasta el hombro, tratando la escápula y el músculo braquiocefálico. Se realizaron un total de 13 sesiones, dos por semana durante tres semanas, reduciéndose a una por semana durante tres semanas. A continuación, se redujo a una sesión cada dos semanas durante dos sesiones, otro seguimiento tres semanas después y un seguimiento de alta un mes después.

La terapia se complementó con ejercicio restringido inicialmente, con la introducción de ejercicios pasivos y activos controlados, un ejercicio de 'dar la pata' alto y un rango de movimiento suave. A todos los propietarios se les enseñó a realizar masajes diarios a sus perros.

A medida que los perros mejoraban, se introdujeron ejercicios más activos, en las últimas fases de la recuperación. Las restricciones de ejercicio se redujeron gradualmente.

Realización del ejercicio 'dar la pata' alto 

LA TERAPIA CON RADIOFRECUENCIA ELIMINÓ LA COJERA

En el momento en que la terapia se redujo a cada dos semanas, todos los perros habían mostrado una reducción de la cojera. El perro wheaten terrier tenía una puntuación de cojera de 1 y el perro border terrier una puntuación de cojera de 2. La masa muscular estaba mejorando, al igual que el soporte de peso a través de la extremidad afectada.

En la décima semana, la puntuación de cojera de todos los perros era de 0. Se introdujo el ejercicio sin correa sin que se observara ningún detrimento de los avances. Además, todos los perros han vuelto a la actividad plena sin que se hayan observado más incidentes de cojera (>5 meses después del alta).

“La radiofrecuencia Indiba a 448 kHz como terapia para reducir el dolor y fomentar la curación de las tendinopatías del bíceps podría considerarse una herramienta terapéutica”, concluye Harte.

Aunque la terapia debe individualizarse para cada paciente concreto, los tres perros han respondido de forma similar al protocolo utilizado. Eso sí, la especialista considera que “para determinar si este resultado inicial muestra resultados positivos constantes, deberían realizarse más estudios con un mayor número de perros durante un periodo de tiempo más largo”.

ACCEDE AL INFORME CIENTÍFICO

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.