LUNES, 20 de mayo 2024

LUN, 20/5/2024

EMPRESAS

La radiofrecuencia disminuye la cojera de una perra tras recibir otras terapias sin éxito

Un caso clínico muestra la eficacia de la diatermia por radiofrecuencia acompañada de terapia manual en el tratamiento de una mastina que mostraba cojera tras una lesión en el menisco

Claudia Cantón, veterinaria especializada en quiropráctica.
Claudia Cantón, veterinaria especializada en quiropráctica.

La radiofrecuencia disminuye la cojera de una perra tras recibir otras terapias sin éxito

Un caso clínico muestra la eficacia de la diatermia por radiofrecuencia acompañada de terapia manual en el tratamiento de una mastina que mostraba cojera tras una lesión en el menisco

Francisco Ramón López - 26-09-2022 - 12:17 H - min.

A través de la aplicación de diatermia por radiofrecuencia, se consigue transferir energía para estimular los tejidos desde el interior, haciendo posible el tratamiento de patologías, antes inaccesibles, de una forma no invasiva.

Su uso de forma complementaria a la terapia manual consigue trabajar en zonas localizadas y estimular en zonas muy profundas, produciendo un incremento de temperatura sin afectar a la parte superficial de la piel.

Con esta técnica se ayuda a evitar tratamientos más agresivos y tratar en una misma sesión los tejidos, tanto superficiales como profundos, modular el dolor y la inflamación y optimizar todo el entorno de una lesión para devolver la homeostasis al tejido dañado.

Para valorar la eficacia de esta tecnología, la veterinaria especializada en quiropráctica Claudia Cantón ha compartido los resultados de un caso clínico. Se trata de una mastina de 3-4 años con cojera ligera pero crónica en la extremidad posterior derecha.  

En el primer estudio ecográfico realizado en octubre de 2019, se observaron imágenes compatibles con luxación del menisco lateral con posible rotura parcial, así como un engrosamiento del ligamento colateral lateral y edema marcado del cartílago articular. Asimismo, se detectó un ligero desgarro de la región de inserción de la cabeza del cuádriceps femoral lateral.

En ese momento se infiltró con 1cc de ácido hialurónico 25mg, se recetaron antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) durante 5 días y se recomendó llevar a cabo con regularidad paseos controlados. Todo ello acompañado de la toma de condroprotectores.

En enero de 2020 se realizó una revisión ecográfica donde se observó que el ligamento rotuliano estaba ligeramente engrosado, y un edema e inflamación en la región lateral de la articulación de la rodilla. Se trataban de lesiones más sutiles, por lo que se consideró que se estaba produciendo una evolución favorable.

Además, se detectó un edema del cartílago articular, con engrosamiento del mismo y se identificaron imágenes compatibles con alteración del menisco lateral. En esta ocasión se realizaron dos infiltraciones con factores de crecimiento en rodilla espaciadas por un mes. La conclusión sobre su estado es que había una ligera mejoría, pero cada cierto tiempo la cojera empeoraba.

En agosto del 2021 el animal volvió a la consulta por dolor en la misma rodilla. En esta ocasión la perra había dejado de hacer rutas largas, tendía a tomar posturas antiálgicas en estación y presentaba inestabilidad en la articulación lumbosacra cuando se movía.

  • GALERIA

    La perra adoptaba posturas antiálgicas en la última consulta

SEIS SESIONES DE RADIOTERAPIA CON EL DISPOSITIVO DE ADVANCED VET

Fue en este momento cuando se optó por realizar seis sesiones de radiofrecuencia con el dispositivo Advanced Vet RCD 1.1. La primera y última sesión estuvieron acompañadas de ajuste quiropráctico.

El objetivo del tratamiento fue eliminar el dolor de la mastina, así como capacitarla a poder llevar a cabo las actividades de la vida cotidiana, con una mejora de la movilidad y el desbloqueo de la región lumbar.

Las sesiones de radiofrecuencia se aplicaron en la zona de la lesión de menisco, combinadas con un protocolo para la región lumbar. De esta manera, las 4 primeras estuvieron concentradas cada 48-72 horas y las dos últimas realizadas de forma semanal. En la primera y última sesión, se acompañó la terapia con ajuste quiropráctico dirigido a desbloquear la zona lumbosacra.

Tras seis sesiones de tratamiento con el dispositivo de radioterapia RCD 1.1 combinada con quiropraxia, se consiguió disminuir el dolor y la cojera, y mejorar el movimiento de la cadera sin ningún tipo de bloqueo.

A los 5 meses tras el tratamiento la propietaria asegura que la perra hacía vida con normalidad, incluso realizando rutas y salidas al campo a días alternos o seguidos de 1-2 horas de duración, tanto por caminos como campo a través.

Antes de darle las sesiones de radiofrecuencia y hacerle los ajustes quiroprácticos iba solamente una vez a la semana de ruta, porque después la veía fatal”, manifiesta la propietaria, que señala que sólo puntualmente, después de la ruta por el campo y al bajar del coche, donde no va en una postura ideal, marca una sutil cojera que al poco tiempo desaparece.

VOLVER ARRIBA