DOMINGO, 10 de diciembre 2023, actualizado a las 8:26

DOM, 10/12/2023 | 8:26

EMPRESAS

Oncología veterinaria: ¿Cómo se encuentra y hacia dónde se dirige?

Cinco oncólogos veterinarios responden a preguntas sobre la situación de este campo, compartiendo en qué posición está y cuál será su futuro

El sector veterinario apuesta por ofrecer a los profesionales de la salud animal la mayor cantidad de opciones de tratamiento, favoreciendo la disponibilidad de medicamentos diseñados específicamente para sus pacientes.
El sector veterinario apuesta por ofrecer a los profesionales de la salud animal la mayor cantidad de opciones de tratamiento, favoreciendo la disponibilidad de medicamentos diseñados específicamente para sus pacientes.

Oncología veterinaria: ¿Cómo se encuentra y hacia dónde se dirige?

Cinco oncólogos veterinarios responden a preguntas sobre la situación de este campo, compartiendo en qué posición está y cuál será su futuro

Francisco Ramón López - 15-05-2023 - 14:01 H - min.

El tratamiento del cáncer en animales de compañía está al alza, ya que los propietarios invierten cada vez más recursos en la salud de sus mascotas y exigen mejores servicios y productos veterinarios, lo que favorece que se produzcan avances en este ámbito.

El sector veterinario es consciente del momento que se está viviendo, y compañías como Chemovet apuestan por ofrecer a los profesionales de la salud animal la mayor cantidad posible de opciones de tratamiento, facilitando la disponibilidad de medicamentos diseñados específicamente para pacientes veterinarios.

En este ámbito, la compañía cuenta con una robusta línea de medicamentos oncológicos de uso veterinario que cubren más de 30 afecciones oncológicas: Oncovet C (ciclofosfamida), Oncovet CL (clorambucilo), Oncovet I (Imatinib), Oncovet ITK (toceranib), Oncovet L (lomustina), Oncovet MTX (metotrexato), Oncovet PZ (procarbazina) y Oncovet TL (trilostano).

También, próximamente, estarán disponibles en el mercado veterinario Oncovet H (hidroxiurea), Oncovet M (mitotano), Oncovet MF (melfalán), Oncovet STR (satraplatino), Oncovet TR (trametinib) y algunos más aún en desarrollo.

Para analizar la situación de la oncología veterinaria, desde Chemovet han contactado con cinco oncólogos veterinarios de España y Latinoamérica para que compartan su opinión sobre el manejo del cáncer en animales de compañía, los tratamientos preferidos y las perspectivas de futuro.

Los profesionales elegidos han sido Juan Carlos Cartagena, director de Second Vets; Ignacio Molina, responsable del Servicio de Oncología de Anicura Estoril; Gilberto Rojas Viveros, director general de Oncomedik; Martín Soberano, director de la Red Oncológica CRABA y coordinador de la Certificación Latinoamericana en Oncología Veterinaria; y Ricardo Ruano, responsable del Servicio de Oncología del Hospital Veterinario Mediterráneo.

Sobre los tratamientos, los especialistas aseguran contar con varias opciones a las que recurren según las características del paciente y su criterio. Ruano explica que a sus pacientes oncológicos les ofrece los tratamientos que están más indicados para la neoplasia a tratar, ya sea cirugía, quimioterapia, electroquimioterapia o terapia dirigida. También opta por la radioterapia en algunos casos.

Esa es la respuesta dada en líneas generales por los veterinarios, aunque algunos como Molina puntualizan que, en su caso, normalmente usan fármacos a base de vincristina, ciclofosfamida, doxorrubicina, mitoxantrona y otros muchos. 

Así, la terapia farmacológica y la cirugía, junto a otros tratamientos, como la radioterapia, forman parte de las herramientas de estos veterinarios, aunque en el caso de Soberano recuerda que la nutrición es “clave”, y recomienda dietas y suplementos alimenticios según los requerimientos del paciente.

EL PERFIL DEL PACIENTE ONCOLÓGICO EN VETERINARIA

En su día a día, teniendo en cuenta que muchos de los entrevistados trabajan en centros de referencia, se enfrentan a pacientes muy variados. En este sentido, para Juan Carlos Cartagena, trabajar con pacientes referidos supone que, en ocasiones, se encuentran con casos en los que se cuenta con mucha información, mientras que en otros tienen más limitado su campo de acción, ya sea por medios diagnósticos o por motivos económicos.

Algunos de los veterinarios dan un perfil del paciente oncológico. En el caso de Rojas, señala que el perfil se trata de pacientes referidos con tratamientos establecidos que presentan neoplasias de alto grado con enfermedades concomitantes.

El perfil de Molina, en su caso, es el de animales de edad avanzada, como ocurre en medicina humana, aunque bien es cierto que se ven cada vez más animales jóvenes. En general, el tumor que más ven, según Molina, es el linfoma, con la presentación multicéntrica en perros y la alimentaria en gatos, como formas más frecuentes. Asimismo, ven muchos tumores cutáneos, como el mastocitoma, y tumores vasculares como el hemangiosarcoma.

En la misma línea, Ruano apunta que lo más habitual en su clínica son los linfomas, aunque suele verlos más en pacientes jóvenes o de edad media. Por otro lado, en perras mayores son comunes los tumores de mama.

Soberano destaca por su parte que cada vez son menos avanzados los casos a los que se enfrenta, y los tutores van viendo antes los problemas. “Los clínicos ayudan al capacitarse cada vez más e identificar los problemas con anticipación”, afirma.

FORMULACIÓN ORAL DE MEDICAMENTOS ONCOLÓGICOS EN VETERINARIA

Un tema abordado por los expertos son las distintas presentaciones de los fármacos anticancerígenos, como es el caso de las formulaciones orales. En este sentido, Soberano subraya que suponen un cambio muy importante en su labor diaria.

“Podemos dar el ejemplo de la lomustina oral y su aplicación en el tumor maligno cutáneo más frecuente del perro (mastocitoma) o la ciclofosfamida combinada con el meloxicam, todo por vía oral, para el establecimiento de una terapia metronómica. Estamos muy contentos de tener a su vez disponible el imatinib o el clorambucilo, entre otros fármacos orales, para el tratamiento del cáncer en los animales”, explica.

Además, recalca que la formulación permite dar las dosis adecuadas y hacer fácil la tarea del tutor, así como proteger a la familia de contaminación por el hecho de evitar el fraccionamiento de las tabletas.

Sobre este asunto, Molina, que afirma que usa fármacos orales contra el cáncer frecuentemente, señala que en España se dispone de medicamentos dentro del grupo de los llamados inhibidores de la tirosin-quinasa, como el toceranib fosfato.

Estos, inicialmente, se usaron para tratar mastocitomas de alto grado, pero desde hace tiempo se utilizan como tratamiento de primera línea o adyuvante en muchos tipos de tumores como, por ejemplo, los tumores neuroendocrinos.

Ruano enfatiza que este tipo de medicamentos aumentan el abanico terapéutico disponible e incluso, en según que casos, sustituyen a terapias más tradicionales como la quimioterapia, pero considera que su utilización ha de estar respaldada con evidencia científica y “no ser una terapia más para cualquier neoplasia”.

EL FUTURO DE LA ONCOLOGÍA VETERINARIA

En cuanto al futuro de la oncología, los oncólogos veterinarios entrevistados por Chemovet también hacen referencia a la inmunoterapia. De esta forma, Cartagena remarca que estos, junto con los tratamientos diana, permiten una potenciación del sistema inmune y fármacos selectivos con menos efectos secundarios.

En este sentido, Molina coincide en que “la investigación se dirige claramente hacia la inmunoterapia, hacer que sea el propio sistema inmune el que trate de ganar la batalla al cáncer”. “Lo que ocurre es que, todos estos tratamientos, creo que tardarán bastante tiempo en asentarse como tratamientos habituales en medicina veterinaria”, indica.

Por otro lado, Soberano menciona dos grandes áreas: las terapias orales y las vacunas. “En el primer caso, cada vez más utilizaremos medicamentos orales y combinados para facilitar la compliance de los tutores. Así como vacunas para aquellos tumores en los que todavía no tenemos buenos resultados con los tratamientos standard”, defiende.

Por último, los expertos abordan el campo de la oncología en animales distintos al perro y el gato. En este aspecto, hay algunos como Cartagena que admiten que no trabajan con más animales que cánidos y felinos.

En este terreno, Ruano apunta que, debido a que los conejos y los hurones van ganando espacio en los hogares y los propietarios están más comprometidos, en estas especies, cada vez se tratarán más cánceres y cada vez habrá más literatura publicada de ellos, ya que actualmente los tratamientos están basados en algunos casos publicados.

Soberano considera que “hay un universo para desarrollar en el campo de la oncología veterinaria de los animales no tradicionales”. “Aves, reptiles, hurones, conejos son ejemplos de una subespecialización de la oncología veterinaria que necesitará en un futuro no muy lejano el apoyo de los laboratorios para la formulación de fármacos a la medida, es decir, para animales con pesos corporales de gramos y no kilos”, concluye.

VOLVER ARRIBA