DOMINGO, 20 de septiembre 2020, actualizado a las 21:47

DOM, 20/9/2020 | 21:47

EMPRESAS

La mínima invasión en veterinaria repuntará en los próximos 5 - 10 años

La veterinaria, Mireia Riba, asegura que intervenciones como la endoscopia o la cirugía de mínima invasión en veterinaria tienen una tendencia al alza, y en los próximos años se acercarán a la medicina humana

Mireia Riba, Jefa de Producto de cirugía general abierta, intervencionismo y cardiología de B. Braun VetCare, S.A. España.
Mireia Riba, Jefa de Producto de cirugía general abierta, intervencionismo y cardiología de B. Braun VetCare, S.A. España.

La mínima invasión en veterinaria repuntará en los próximos 5 - 10 años

La veterinaria, Mireia Riba, asegura que intervenciones como la endoscopia o la cirugía de mínima invasión en veterinaria tienen una tendencia al alza, y en los próximos años se acercarán a la medicina humana

Redacción - 14-09-2020 - 10:40 H

La veterinaria está en constante evolución, y las técnicas aplicadas por sus profesionales para intervenir de la mejor manera a sus pacientes avanzan día a día. A pesar de esto, en campos como, por ejemplo, la aplicación de técnicas mínimamente invasivas aún está muy lejos de la medicina humana.

La Jefa de Producto de cirugía general abierta, intervencionismo y cardiología de B. Braun VetCare, S.A. España, Mireia Riba, explica en una entrevista para a Animal’s Health, en qué consisten estas técnicas y cómo el sector veterinario avanza poco a poco, apostando por la última tecnología para mejorar sus procedimientos.

Riba asegura que, según los expertos en la materia, las técnicas diagnósticas y terapéuticas que más van a crecer en la medicina veterinaria durante los próximos años serán las relativas al intervencionismo, que son aquellas que apuestan por infringir el mínimo daño y dolor permitiendo una mejor recuperación y bienestar del animal.

Entre ellas se encuentran técnicas diagnósticas como la ecografía o la endoscopia, así como técnicas terapéuticas, como la cirugía mínimamente invasiva, la cual permite acceder a la región anatómica de interés a través de orificios naturales como el sistema digestivo o urinario, o bien mediante la realización de mínimas incisiones.

La veterinaria explica que algunos de los campos que más se benefician de estos avances son la cardiología y la urología. Riba admite que algunas especialidades no están tan desarrolladas en medicina veterinaria como en humana, como la neurocirugía mediante mínima invasión, pero asegura que ofrecen una futura oportunidad de especialización.

En este punto, insiste en la importancia de la especialización, para diferenciarse y destacar en un campo como la veterinaria en el que hay un exceso de profesionales. “No debemos olvidar que cada año se gradúan en nuestro país alrededor de 1.200 veterinarios, mientras que tan solo se generan unos 600 puestos de trabajo en el sector veterinario”, insiste.

VENTAJAS DE LA CIRUGÍA DE MINIMA INVASIÓN EN VETERINARIA

La veterinaria asegura que los beneficios de estas técnicas son muchos tanto para el veterinario, como para el paciente y el propietario, ya que, a diferencia de la cirugía abierta convencional, permiten acceder a zonas anatómicas donde antes no se podía, así como dar alternativas terapéuticas que alarguen y mejoren la calidad de vida de los pacientes en casos en los que en el pasado no era posible.

Además, al tratarse de procedimientos menos agresivos, que implican generalmente menos tiempo quirúrgico y anestésico, con el objetivo de ejercer el mínimo daño y dolor, hay consecuentemente una recuperación del paciente mejor y más rápida.

Riba asegura que el intervencionismo representa una nueva especialidad en crecimiento dentro de la medicina veterinaria, y cada vez son más los centros de referencia que apuestan por esta nueva área y ofrecen formación, así como las clínicas veterinarias que quieren invertir y formarse en estas técnicas.

Esta mejora, explica Riba, se produce por una creciente tendencia entre los propietarios preocupados por el bienestar de sus mascotas, los cuales están dispuestos a pagar más por estas nuevas terapias y métodos diagnósticos. De hecho, las estimaciones de mercado auguran que se incrementen exponencialmente en los siguientes 5 - 10 años.

El principal desafío es que algún día las técnicas intervencionistas de este sector se equiparen a las de medicina humana. “Cada vez son más los veterinarios que quieren ofrecer los mejores servicios para sus clientes gracias, en parte, a que cada vez existe una mayor demanda de estos servicios en el mercado”, concluye Riba.

B. Braun VetCare, S. A. en España apues­ta por esta nueva área que supone un nuevo horizonte para el futuro de la pro­fesión veterinaria lanzando una nueva gama de productos para intervencionis­mo y cardiología mediante la alianza con la empresa norteamericana Dextronix, especializada en productos veterinarios para intervencionismo.  

ACCEDE A LA ENTREVISTA COMPLETA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.