DOMINGO, 29 de enero 2023, actualizado a las 2:46

DOM, 29/1/2023 | 2:46

EMPRESAS

Labiana lanza el primer genérico inyectable de Oxitetraciclina 300 mg/ml

Labimicyn LA 300 es uno de los pocos antibióticos inyectables de larga duración que se engloban en la categoría D de uso prudente, autorizado para el tratamiento de infecciones ovinas y bovinas

Labiana lanza el primer genérico inyectable de  Oxitetraciclina 300 mg/ml, un antibiótico veterinario de larga duración.
Labiana lanza el primer genérico inyectable de Oxitetraciclina 300 mg/ml, un antibiótico veterinario de larga duración.

Labiana lanza el primer genérico inyectable de Oxitetraciclina 300 mg/ml

Labimicyn LA 300 es uno de los pocos antibióticos inyectables de larga duración que se engloban en la categoría D de uso prudente, autorizado para el tratamiento de infecciones ovinas y bovinas

Redacción - 31-10-2022 - 11:00 H - min.

Labiana, el laboratorio experto en salud animal y humana con presencia internacional, ha lanzado el primer medicamento veterinario genérico inyectable de Oxitetraciclina 300mg/ml, un antibiótico de larga duración que se engloba dentro de la categoría D de uso prudente, según la clasificación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Se trata así del segundo lanzamiento del año en curso y el primero después de que Labiana se incorporara al BME Growth el pasado mes de junio. Con este nuevo medicamento pionero en la industria, la compañía mantiene los objetivos marcados en su plan estratégico de negocio, focalizado en la consolidación y el lanzamiento de nuevos productos propios como principal vector de crecimiento.

Labimycin© LA 300mg/ml —como se conocerá en nomenclatura comercial— tendrá una presentación en 50, 100 y 250 ml y, hasta el momento, está autorizado para el tratamiento de infecciones ovinas y bovinas, dos de las producciones ganaderas prioritarias en la Unión Europea.

En concreto, Labimycin© LA 300 es un medicamento veterinario activo que permite hacer frente a un gran número de bacterias patógenas, pudiéndose usar para el control y tratamiento de una amplia gama de infecciones comunes sistémicas, respiratorias, urinarias y locales. Contiene oxitetraciclina, un antibiótico de amplio espectro que actúa inhibiendo la síntesis de proteínas bacterianas a nivel del ribosoma, por lo que disminuye la tasa de desarrollo y multiplicación de un amplio rango de bacterias Gram positivas y Gram negativas.

Con este medicamento veterinario se consigue una acción prolongada, resultando una actividad antibacteriana sostenida. De este modo, con una única inyección intramuscular de este medicamento a una dosis de 20 mg / kg, se alcanzan las concentraciones máximas de oxitetraciclina en plasma de 5,0 y 6,92 µg / ml, a 8,0 y 3,6 horas tras la administración en bovino y ovino, respectivamente. Así, con esta dosis, niveles terapéuticos superiores a 0,5 μg / ml pueden mantenerse hasta 3 días en bovino y hasta 3 (2,75) días en ovino.

A su vez, cuando este medicamento veterinario se administra a una dosis de 30 mg / kg, como es el caso de Labimycin© LA 300, las concentraciones máximas de oxitetraciclina que se alcanzan en el plasma de bovino y ovino son 5,8 y 6 μg / ml respectivamente a 4,0 y 5,2 horas tras la administración. A esta dosis, niveles terapéuticos superiores a 0,5 μg / ml pueden mantenerse hasta 4- 5 días en bovino y 5-6 días en ovino.

COMPROMETIDOS CON LA REDUCCIÓN DEL USO DE ANTIBIÓTICOS

Más allá de los beneficios económicos u operativos que puede suponer en las granjas este medicamento veterinario por su concentración, la reducción de costes y la recuperación más rápida del animal, además la oxitetraciclina es un antibiótico que se encuentra en la categoría D de antibióticos de la Agencia Europea del Medicamento.

Esta clasificación de los medicamentos que en sanidad animal realiza la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) está dentro del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), un plan estratégico y de acción cuyo objetivo es reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencia a los antibióticos y, consecuentemente, reducir el impacto de este problema sobre la salud de las personas y los animales, preservando de manera sostenible la eficacia de los antibióticos existentes.

Esta clasificación distingue 4 categorías —de la A a la D—, según el riesgo que representa su uso. La clasificación D implica que es un medicamento veterinario de primera elección en veterinaria, por lo que contribuye a la reducción del uso de antibióticos esenciales para la salud humana. De hecho, la oxitetraciclina es uno de los antibióticos inyectables que se engloban en la categoría D de uso prudente.

UN PLAN ESTRATÉGICO BASADO EN EL AUMENTO DE SU PIPELINE

Según manifiesta Ignacio Yáñez, director general de Labiana Life (división de salud animal de Labiana), “somos un laboratorio con una larga y sólida trayectoria en el ámbito de la salud animal y una marca reconocida por los profesionales de la ganadería. Nuestro objetivo es ampliar nuestro propio pipeline con el desarrollo de productos de valor añadido que mejoren la rentabilidad de las explotaciones por su menor frecuencia de aplicación, menores tiempos de espera y a precios competitivos como los que pueden ofrecer los medicamentos veterinarios genéricos. Labimycin© LA 300 está ya registrado en España, Hungría, Portugal, Rumanía y Grecia y en este momento se están gestionando registros en otros seis países más”.

Precisamente, este medicamento no es el único que la compañía ha lanzado este año. El pasado mes de mayo, y previo a su salida al BME Growth, Labiana puso en el mercado Tilolab© tartrato 800.000 UI/g, un medicamento veterinario genérico a base de tartrato de tilosina en polvo oral para su administración en agua o en leche que contribuye al tratamiento de enfermedades respiratorias en porcino, bovino, pollos y pavos.

“De esta forma, en Labiana seguimos trabajando en el cumplimiento de nuestro plan estratégico y, por el momento, estamos muy satisfechos con los objetivos cumplidos y la marcha del resto de proyectos en curso en los que tenemos puestas muchas expectativas”, concluye Yáñez.

VOLVER ARRIBA