SÁBADO, 25 de mayo 2024

SÁB, 25/5/2024

EMPRESAS

Labiana incrementa su facturación en 2022 hasta los 57,85 millones de euros

El área de salud humana representa ahora un 47,1% y el área de salud animal un 52,9%

Manuel Ramos, CEO de Labiana.
Manuel Ramos, CEO de Labiana.

Labiana incrementa su facturación en 2022 hasta los 57,85 millones de euros

El área de salud humana representa ahora un 47,1% y el área de salud animal un 52,9%

Redacción - 04-05-2023 - 16:19 H - min.

Labiana, el primer laboratorio veterinario español cotizado en Bolsa, ha hecho público su informe de resultados mostrando un incremento del 1,6% en su facturación en 2022, lo que eleva esta cifra hasta los 57,85 millones de euros, a pesar de la incertidumbre macroeconómica y el entorno inflacionista que impactó especialmente en el sector farmacéutico y veterinario.

Si bien el Ebitda ajustado bajó un 9,2%, pasando de 7,7 millones de euros a 7 millones de euros, la deuda financiera neta se redujo hasta los 35,99 millones de euros, un 14,7% inferior a los 42,2 millones de euros registrados a finales del ejercicio de 2021.

Por áreas de negocio, el segmento de salud humana tuvo un crecimiento del 9,3%, pasando de los 24,92 millones de euros de 2021 a los 27,24 millones de euros de 2022, contrarrestando el descenso del 4,4% de la división de salud animal, que finalizó 2022 con un volumen de ventas de 30,61 millones de euros.

De esta forma, el área de salud humana representa ahora un 47,1% y el área de salud animal un 52,9% del total del negocio. Por tipo de producto, el producto propio supone un 38% del negocio y el CDMO o fabricación por contrato un 62%.

Asimismo, por geografías, Labiana ha crecido claramente en mercados estratégicos para el Grupo como la Unión Europea, excluida España (18,1%) y EE.UU. (150,40%). De este modo, ambos territorios pasan ya a suponer el 58,1% y el 1,9% de la cuota de reparto respecto al global.

En lo que se refiere a España, durante el ejercicio 2022 se registró un descenso del 19,3% de la facturación respecto al mismo periodo de 2021, debido principalmente a los retrasos en la producción por la falta de componentes de fabricación, especialmente los filtros de esterilizantes imprescindibles en la fabricación de inyectables; el retroceso temporal del mercado veterinario a consecuencia de la publicación del nuevo Reglamento del medicamento; la reducción del censo en las principales especies ganaderas y la entrada de nuevos competidores en el mercado americano de la fosfomicina, que ha provocado una significativa reducción de los Royalties facturados a Chemo España.

Manuel Ramos, CEO de Labiana, ha declarado que “en 2022 hemos conseguido prácticamente igualar el resultado del año pasado, aumentando incluso la facturación y reduciendo de una manera importante el volumen de deuda. Todo ello a pesar de un año convulso en el que nos hemos encontrado con diferentes factores que han afectado negativamente a Labiana, especialmente en la segunda mitad del ejercicio 2022, como la falta de materias primas, la crisis energética, los cambios en el reglamento de medicamentos veterinarios, la devaluación de la lira turca y la reversión de gastos de I+D de algunos proyectos. En este sentido, vamos a empezar el proceso de revisión de nuestro plan estratégico para adaptarlo si es necesario al contexto actual del mercado y de la compañía”.

DESARROLLO DE PRODUCTOS COMO PRINCIPAL VECTOR DE CRECIMIENTO

Tal como comunicó al mercado el pasado 30 de abril, Labiana Health no pudo presentar la información financiera anual auditada dentro del plazo establecido en la Circular 3/2020 de BME Growth, debido a un retraso en los trabajos de auditoría por parte del auditor BDO, lo que ha provocado que la cotización haya sido suspendida de manera temporal.

Sin embargo, la compañía, en línea con su compromiso por la transparencia en las relaciones con los inversores, sí publicó en plazo sus estados financieros individuales y consolidados correspondientes al año 2022, junto con los informes de gestión. De la misma manera, Labiana procederá a la publicación del informe de auditoría en cuanto el auditor haya procedido a su emisión.

Manuel Ramos, CEO de Labiana, ha querido destacar que “desde Labiana sabemos lo importante que es cuidar la relación con nuestros accionistas e inversores. Por ello, para aclarar cualquier duda y mostrar nuestros resultados, aunque todavía estén sin auditar por motivos externos a nosotros, este jueves 4 de mayo, organizaremos un webinar abierto para todos aquellos accionistas, inversores, analistas, medios y personas interesadas que quieran ampliar información al respecto”.

Entre los avances del ejercicio, la compañía destaca el cumplimiento del pipeline de desarrollo de productos previsto para el año 2022 dentro de su plan estratégico de crecimiento. Entre ellos destaca especialmente el lanzamiento del inyectable de Oxitetraciclina 300 -Labimicyn LA 300-, un antibiótico veterinario de larga duración que se engloban en la categoría D (recomendado como de primera elección en el uso de antibióticos veterinarios).

Está autorizado para el tratamiento de infecciones ovinas, bovinas y porcinas y consigue con una única dosis una acción prolongada, impactando directamente en el bienestar del animal y la reducción de costes en las granjas.

Del mismo modo, sobresale el lanzamiento de Tilolab© tartrato 800.000 UI/g (medicamento veterinario a base de tartrato de tilosina en polvo oral para el tratamiento de enfermedades respiratorias en porcino, bovino, pollos y pavos) y el de Tolfelab (anti-inflamatorio inyectable, cuyo principio activo es el Ácido Tolfenámico con propiedades antiinflamatorias prolongadas en el tiempo, que puede prescribirse como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades que cursen con dolor e inflamación en bovino, porcino, perros y gatos).

VOLVER ARRIBA