MARTES, 23 de julio 2019, actualizado a las 23:48

MAR, 23/7/2019 | 23:48

EMPRESAS

La EMA reduce personal y reestructura recursos por el Brexit

Tras su cambio de sede, la Agencia Europea de Medicamentos reducirá su personal hasta en un 25% y reestructurará sus recursos para adaptarse a las nuevas necesidades en materia de legislación veterinaria tras el Brexit

GALERIA
Guido Rasi, director ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos.

La EMA reduce personal y reestructura recursos por el Brexit

Tras su cambio de sede, la Agencia Europea de Medicamentos reducirá su personal hasta en un 25% y reestructurará sus recursos para adaptarse a las nuevas necesidades en materia de legislación veterinaria tras el Brexit

Redacción - 18-06-2019 - 14:50 H

En su reunión del 12 al 13 de junio, la Junta de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) analizó la incertidumbre con respecto al número final de personal que eventualmente se trasladará, desde Londres, a la nueva sede de Ámsterdam. La EMA ha estimado una pérdida de personal de entre el 20 y el 25%.

A fines de 2018, el número de empleados de la EMA era de 901. A principios de junio de 2019, la fuerza de trabajo disponible de la Agencia era de 776. De esos 776, 464 se han trasladado a los Países Bajos y 312 actualmente trabajan a distancia desde Londres debido a sus circunstancias personales.

Actualmente se está llevando a cabo un plan de contratación para asegurarse de que el personal que decide no reubicarse pueda ser reemplazado. Sin embargo, la EMA no prevé alcanzar el volumen de su plantilla anterior.

Además de compensar las pérdidas de personal y los recursos desviados a los preparativos de Brexit, la EMA también se enfrenta a una carga de trabajo “importante” derivada de nuevas leyes para las cuales no se han puesto a disposición recursos adicionales. Esto incluye las regulaciones sobre dispositivos médicos y de diagnóstico in vitro, la regulación de protección de datos de la Unión Europea (UE) y la legislación veterinaria, la cual prevé el desarrollo de una importante infraestructura tecnológica.

El trabajo preparatorio sobre estas piezas de legislación ha sido planeado para comenzar con prontitud, pero cualquier trabajo emprendido “estará sujeto a la disponibilidad de los recursos humanos y financieros necesarios”, apuntan desde la EMA.

Debido a las limitaciones de recursos motivadas por la marcha del Reino Unido de la UE, la mayoría de las actividades que se suspendieron temporalmente a finales de 2018 se mantienen en suspenso. En este sentido, la EMA llevará a cabo un nuevo examen sobre las actividades suspendidas en octubre de 2019.

Las actividades suspendidas incluyen, por ejemplo, la elaboración de directrices y la mayoría de las reuniones de los grupos de trabajo, la participación en actividades internacionales y también la iniciativa de este organismo sobre la publicación proactiva de datos clínicos.

Por otro lado, sobre la preparación de la industria de medicamentos humanos y veterinarios ante el Brexit, la EMA abordó la actualización de los preparativos en relación con productos de autorización central. De las 400 autorizaciones de comercialización que deben transferirse del Reino Unido a un Estado miembro de la UE27, solo tres (para medicamentos para humanos) aún están pendientes. 

ACCEDE A LA INFORMACIÓN COMPLETA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.