JUEVES, 30 de mayo 2024

JUE, 30/5/2024

EMPRESAS

Improvac de Zoetis, ahora también para cerdas a partir de las 10 semanas de vida

La alternativa de Zoetis a la castración quirúrgica ha sido autorizada para su uso en cerdas jóvenes destinadas a la comercialización a partir de las 10 semanas de edad

Improvac es la alternativa de Zoetis a la castración quirúrgica de cerdas.
Improvac es la alternativa de Zoetis a la castración quirúrgica de cerdas.

Improvac de Zoetis, ahora también para cerdas a partir de las 10 semanas de vida

La alternativa de Zoetis a la castración quirúrgica ha sido autorizada para su uso en cerdas jóvenes destinadas a la comercialización a partir de las 10 semanas de edad

Redacción - 22-12-2022 - 10:03 H - min.

Zoetis ha anunciado que la Comisión Europea ha concedido a la compañía la autorización de comercialización de Improvac® para su uso en cerdas jóvenes destinadas a la comercialización a partir de las 10 semanas de edad (14 semanas hasta ahora), para reducir su comportamiento sexual durante la maduración (celo permanente) y la incidencia de gestaciones no deseadas cuando están en contacto con cerdos machos enteros.

Improvac® es un medicamento biológico que induce a la producción de anticuerpos contra su propio factor liberador de gonadotropina (GnRF), provocando en la cerda joven una supresión inmunológica temporal de la función ovárica y del celo, lo que ayudará a veterinarios y productores a controlar el comportamiento sexual en cerdas jóvenes en maduración que se crían para el mercado.

“Estamos muy orgullosos de esta ampliación de la solicitud de Improvac® y estamos ansiosos por ampliar su uso en las cerdas jóvenes en Europa como una solución práctica y flexible para nuestros veterinarios y productores de porcino.", ha explicado el director global de Desarrollo Comercial de Porcino de Zoetis, Álvaro Aldaz.

MEJORA DE LA SOSTENIBILIDAD EN LA PRODUCCIÓN PORCINA

Originalmente Improvac® fue aprobado en Europa en 2009 para su uso en cerdos machos enteros, disminuyendo su comportamiento agresivo y otros problemas asociados.

Más allá de los beneficios para el bienestar, el producto es único en el sentido de que recibió la certificación de Declaración de Producto Medioambiental debido a las contribuciones adicionales para mejorar la sostenibilidad medioambiental, basadas en la reducción de los residuos producidos por los cerdos vacunados en comparación con los machos castrados físicamente.

Improvac® en hembras debe administrarse en un programa de vacunación de dos dosis. La primera dosis se administra a partir de las 10 semanas de edad y la segunda dosis cuatro y ocho semanas después de la primera, induciendo el pico de producción de anticuerpos contra el GnRF, lo que da lugar a la supresión inmunológica temporal de la función ovárica.

La aparición de la inmunidad puede esperarse una semana después de la segunda vacunación, y se demuestra que la función ovárica queda suprimida durante nueve semanas después de la segunda vacunación.

Esto conduce a la reducción del comportamiento sexual, que es un problema importante en los sistemas de producción en los que los cerdos machos enteros se crían mezclados con cerdas jóvenes maduras y existe un riesgo sustancial de gestaciones no deseadas.

"Mantener a las hembras sexualmente maduras separadas de los machos enteros pero en el mismo edificio puede aumentar los niveles de agresión y monta entre los machos", afirma Emma Fàbrega, investigadora principal de Bienestar Animal del Programa de Bienestar Animal (IRTA, España), quien señala que "el uso de Improvac® en cerdas jóvenes puede ser una herramienta útil en granjas donde comparten, aunque estén separadas, espacio con machos enteros, o donde el comportamiento sexual de las cerdas jóvenes en ciclo pueda generar conflicto, como durante la carga y el transporte".

UNA SOLUCIÓN PRÁCTICA PARA LOS PRODUCTORES DE CERDOS

"En Europa se crían anualmente varios millones de cerdos macho enteros, en países como España, Países Bajos, Reino Unido o Francia. Mezclar cerdos machos y hembras enteros en corrales de engorde mixtos es una práctica común, respaldada también por la investigación científica.

En los corrales mixtos, los machos enteros muestran menos comportamientos de monta y por tanto menos heridas, menos patas rotas, menos lesiones cutáneas y mejor calidad de la canal, pero existe un mayor riesgo de gestaciones no deseadas.

El uso de Improvac® en cerdas ayudará a reducir la incidencia de gestaciones no deseadas, afirma el Patrick Bourguignon, veterinario especialista en porcino en Francia.

"Otra ventaja de vacunar a las cerdas de cebo con Improvac®, conduce a un menor número de cerdas en celo, con lo que teóricamente se reduce el riesgo, en los sistemas al aire libre, de atraer a jabalíes, que pueden ser portadores de agentes infecciosos, como el Virus de la Peste Porcina Africana y el Virus del Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino, entre muchos otros", concluye.

VOLVER ARRIBA