VIERNES, 7 de octubre 2022, actualizado a las 2:32

VIE, 7/10/2022 | 2:32

EMPRESAS

La importancia de la conexión entre médicos y veterinarios ante enfermedades vectoriales

La mesa redonda sobre enfermedades transmitidas por vectores como modelo para el enfoque ‘One Health’ del evento virtual de MSD Animal Health ha destacado la importancia de la relación entre profesionales sanitarios

Guadalupe Miró, experta en Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Universidad Complutense de Madrid.
Guadalupe Miró, experta en Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Universidad Complutense de Madrid.

La importancia de la conexión entre médicos y veterinarios ante enfermedades vectoriales

La mesa redonda sobre enfermedades transmitidas por vectores como modelo para el enfoque ‘One Health’ del evento virtual de MSD Animal Health ha destacado la importancia de la relación entre profesionales sanitarios

Laura Castillo - 03-03-2022 - 09:35 H - min.

MSD Animal Health ha celebrado este 2 de marzo el evento virtual internacional ‘Un enfoque One Health para las enfermedades transmitidas por vectores’, donde expertos en salud pública, medicina veterinaria y parasitología han compartido sus perspectivas sobre el manejo de la amenaza de las enfermedades transmitidas por vectores.

La mesa redonda sobre enfermedades transmitidas por vectores como modelo para el enfoque ‘One Health’, ha contado con la participación de Peter Irwin, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Murdoch; Susan Little, del Centro de Ciencias de la Salud Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma; Guadalupe Miró, experta en Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Universidad Complutense de Madrid; Paul Overgaauw, experto en Salud Pública Veterinaria de la Universidad de Utrecht; y Richard Wall, de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol.

Richard Wall dio comienzo a la mesa explicando la importancia del acercamiento de los veterinarios al ‘One Health’. El experto defendió que de esta manera se pone al “medioambiente en el centro”, pues los vectores, como pulgas y garrapatas, son muy sensibles a las condiciones medioambientales, y esos factores tienen un efecto en su supervivencia y en la habilidad de transmitir enfermedades.

Por su parte, la veterinaria española Guadalupe Miró reconoció que hace falta mejorar la conexión entre médicos y veterinarios para hacer frente a las enfermedades zoonósicas, mientras que del doctor Peter Irwin consideró, respecto a la situación en Australia, que hay “incertidumbre” por las enfermedades que transmiten las garrapatas, ya que “han evolucionado separadamente en la fauna australiana”.

Irwin comentó que hay una diversidad de enfermedades que existen en solo uno de los dos hemisferios y que ocurre lo mismo a la inversa, poniendo de ejemplo un estudio australiano que demostró que no existe la exposición de bacterias del género Borrelia en Australia.

Asimismo, la doctora Susan Little subrayó que, por la expansión geográfica, hay ejemplos de enfermedades transmitidas por vectores que han aparecido en nuevos lugares, como por ejemplo la expansión de las garrapatas en el este de Estados Unidos o Europa, o también la enfermedad de Lyme, que se ha movido hacia el norte del continente europeo. “La emergencia de nuevos patógenos ha creado un nuevo riesgo para la salud pública”, afirmó.

Y es que Richard Wall explicó en este punto que los cambios climáticos son lentos y difíciles de detectar, por ello, hay que estar vigilantes, aunque lamentó que en Europa es difícil mantener esa vigilancia por la falta de medios.

Por otro lado, Irwin destacó que las enfermedades transmitidas por vectores son bastante desconocidas, pues la sospecha clínica no existe en lugares donde no son tan comunes, y muchas veces se encuentran dificultades para conseguir análisis de laboratorio.

Otro problema que resaltó es el riesgo de infección al personal veterinario, pues hay muchos estudios que demuestran una alta prevalencia.

LA IMPORTANCIA DE CONCIENCIAR A LA SOCIEDAD

Guadalupe Miró sostuvo por su parte que el desafío en la actualidad es “aprender de ambos lados (médicos y veterinarios), pues los dos ayudan con su conocimiento a los profesionales que trabajan en otros países y no están familiarizados con estas enfermedades”. En particular, apostó por el poder que tiene el hecho de compartir el conocimiento entre la comunidad sanitaria, ya que mejorará el diagnóstico de estas enfermedades.

En la misma línea se mostró Overgaauw, que vio necesario que cale en la sociedad el lema ‘mascotas sanas’ y añadió que los veterinarios deberían crear concienciación en el público en general.

Igualmente, la doctora Little consideró un desafío la concienciación a los propietarios, ya que en las consultas solo se ven alrededor de 20 minutos, algo que crea dificultad a la hora de trasladarles la importancia del concepto de ‘One Health’ y los cuidados que deben tener para proteger a sus mascotas y familiares.

En este sentido, tanto Little como Overgaauw aseguraron que las imágenes funcionan mejor para concienciar a los propietarios de mascotas en vez de los folletos, en los que encuentran demasiada información.

La profesora Miró defendió por su parte que la medicina veterinaria debe jugar un papel primordial en el concepto de ‘Una salud’, pero para ello deben “renovar el currículum, crear programas de investigación o nuevas competencias”.

Al respecto, la veterinaria apuntó que se cede “este importante papel del veterinario”, el de la explicación o asesoramiento sobre la salud de las mascotas y su exposición a enfermedades de vectores, a los auxiliares”, y añadió que para explicar ciertos temas no se debe ir tampoco a los folletos, porque es labor del veterinario.

Coincidiendo con Miró, Overgaauw vio importante compartir la información entre profesionales sanitarios en torno a las enfermedades transmitidas por vectores, las parasitarias o las zoonósicas, e igualmente insistió en que los médicos deberían dar también información sobre cómo ser un buen propietario.

Por último, la mesa finalizó compartiendo experiencias en las que intercambiar información entre profesionales se ha logrado con éxito. Así, Little explicó cómo se reúnen médicos y veterinarios y comparten, por ejemplo, casos de rabia, creando “una relación maravillosa”.

VOLVER ARRIBA