DOMINGO, 16 de mayo 2021, actualizado a las 5:47

DOM, 16/5/2021 | 5:47

EMPRESAS

Los efectos del aumento de temperaturas en la lucha contra parásitos en veterinaria

Agustín Estrada, catedrático de sanidad animal, y José Luis Sánchez, experto en meteorología y climatología, explican cómo deben adaptarse los veterinarios a la lucha contra los parásitos por el aumento de las temperaturas

José Luis Sánchez (abajo), catedrático de Física Aplicada de la Universidad de León y experto en meteorología y climatología y Agustín Estrada (en el centro a la izquierda) catedrático de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.
José Luis Sánchez (abajo), catedrático de Física Aplicada de la Universidad de León y experto en meteorología y climatología y Agustín Estrada (en el centro a la izquierda) catedrático de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.

Los efectos del aumento de temperaturas en la lucha contra parásitos en veterinaria

Agustín Estrada, catedrático de sanidad animal, y José Luis Sánchez, experto en meteorología y climatología, explican cómo deben adaptarse los veterinarios a la lucha contra los parásitos por el aumento de las temperaturas

Jorge Jiménez - 23-04-2021 - 12:00 H

En el marco de su iniciativa #ProtectOurFutureToo, MSD Animal Health congregó este 16 de abril a un grupo de expertos internacionales en el encuentro virtual RE:ACT LIVE, en el que se debatió sobre cómo afecta a la salud humana y a la animal el aumento de las temperaturas que está sufriendo el planeta, y los riesgos zoonósicos que ello conlleva.

El evento contó, entre otros, con la participación de los expertos españoles Agustín Estrada, catedrático de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza; y José Luis Sánchez, catedrático de Física Aplicada de la Universidad de León y experto en meteorología y climatología, que abordaron este problema en declaraciones para Animal's Health.

Así, Sanchez explicó que una de las consecuencias que tiene el incremento térmico en países como España es que el clima se hace más favorable para determinadas especies de animales, entre ellas distintos vectores como las garrapatas. Este clima favorable, por lo tanto puede acabar con el proceso migratorio de algunos animales.

“El clima que tiene España, es muy variable en función de las diferentes regiones, por ejemplo, en el sur el clima está cada vez más africanizado y se asemeja más al que había en los países de ese continente hace unos 30 o 40 años”, aseguró el experto en meteorología.

Asimismo, indicó que el aumento de las temperaturas provocará la africanización de España, por lo que apuntó que “no es de extrañar que se produzca el desembarco de especies que antes eran muy raras, pero que van siendo más comunes”.

“Esto es algo de lo que tenemos que ser conscientes, y que va a pasar y va a ocurrir, pero de una forma lenta”, explicó. Por ello, Sánchez recomendó a los veterinarios españoles que estén preparados para llevar a cabo su actividad clínica de una manera dinámica, observando los cambios y adaptándose a ellos.

LOS VETERINARIOS DEBEN DE REALIZAR UNA PRESCRIPCIÓN A MEDIDA

Por su parte, Agustín Estrada, aconsejó a los veterinarios que vigilen los vectores y los patógenos durante más tiempo a lo largo del año. “No deben dejar de sospechar de un patógeno cuando esté fuera de la temporada clásica”, precisó.

“En España y en animales de compañía, debemos pensar todo el año en Babesia, Ehrlichia, Anaplasma y Rickettsia. Debemos pensar en estos patógenos incluso en el mes de enero si nos encontramos cuadros clínicos compatibles con ellos”, señaló el experto.

Por otro lado, Estrada subrayó la importancia de que los veterinarios no solo dispongan de una amplia gama de antiparasitarios, sino de que sepan cuáles son los más apropiados en un determinado caso. “El antiparasitario perfecto, ese que todos los propietarios quieren, no existe ni se le espera", apuntó "porque cada grupo de artrópodos es sensible a un grupo de moléculas distintas”, matizó el catedrático.

Por ello, según estrada, los veterinarios deben de realizar una prescripción a medida para cada gato y para cada perro que llegan a su consulta. De esta manera, los perros que salen más al campo deberán tener “unas prescripciones totalmente distintas” que aquellos que no salen de las ciudades.

CONCIENCIAR DEL PELIGRO DE NO DESPARASITAR

Además, Estrada instó a los veterinarios a que realicen una labor pedagógica mayor con los titulares de los animales de compañía, ya que apuntó que si los propietarios conocieran bien el riesgo zoonósico al que se exponen si no desparasitan a sus animales correctamente, cambiarían totalmente su percepción al respecto.

“Estos meses están siendo tristemente célebres, pero cualquier persona que haya estado en una planta UCI, estoy totalmente seguro de que se comporta de una manera distinta a como lo hacía hace antes”, apuntó.

De esta manera, indicó que si el titular de un animal de compañía perdiera a su mascota por una enfermedad que se hubiera podido prevenir, “esa lección la habrían aprendido, pero tarde”. “Posiblemente a los propietarios les falte información, ya que muchos no sabrán que, por ejemplo una ricketsiosis —algo muy común en España— es transmisible a los humanos”, afirmó.

“Estoy seguro de que en España la mayoría de la gente conoce personas que han perdido a sus perros por leishmaniosis. Todo el mundo en este país sabe qué es un mosquito y cómo protegerse frente a él, pero muy pocos conocen qué es una garrapata y qué hacer contra ella, y es porque la gente no ha visto morir tantos perros por culpa de las garrapatas (porque se trata a tiempo) como por leishmaniosis”, concluyó Estrada.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.