VIERNES, 2 de diciembre 2022, actualizado a las 11:56

VIE, 2/12/2022 | 11:56

EMPRESAS

Diez alimentos que nunca deben comer los gatos

Cebolla, aguacate o leche son algunos de los alimentos y bebidas que los gatos no deben ingerir si se quiere evitar una intoxicación, según indican desde la marca de alimento para animales de compañía Ownat

Alimentos como el chocolate, la naranja, el aguacate y el tomate pueden ser perjudiciales para los gatos.
Alimentos como el chocolate, la naranja, el aguacate y el tomate pueden ser perjudiciales para los gatos.

Diez alimentos que nunca deben comer los gatos

Cebolla, aguacate o leche son algunos de los alimentos y bebidas que los gatos no deben ingerir si se quiere evitar una intoxicación, según indican desde la marca de alimento para animales de compañía Ownat

Laura Castillo - 25-02-2022 - 12:53 H - min.

Los felinos son animales inquietos por naturaleza, y, según explica la marca de alimento para animales de compañía Ownat, en ocasiones los propietarios pueden sorprender a sus gatos ingiriendo alimentos a escondidas. Sin embargo, se debe tener cuidado porque algunos alimentos pueden ser perjudiciales para los gatos. Por ello, Ownat ha recogido algunos de los alimentos y bebidas que estos felinos nunca deben ingerir.

Para empezar, Ownat asegura que las uvas, si se consumen en grandes cantidades, pueden derivar en problemas en el riñón y diarreas severas. Los cítricos como las naranjas o los pomelos también tienden a causar dolores estomacales y diarreas; y los aguacates tienen una sustancia fungicida (persina) que resulta tóxica para los felinos.

El tiosulfato de la cebolla y el ajo, si se consume en altas dosis, puede llegar a destruir los glóbulos rojos de la sangre de los gatos, y provocarles anemia. El tomate tiene tomatina, un componente que generalmente se encuentra en los tomates verdes (conforme la fruta madura se va perdiendo), este resulta tóxico para los gatos, por lo que recomienda que los tomates estén en la nevera y fuera de su alcance.

Igualmente, Ownat advierte que a los gatos les pasa como a los perros, no deben tomar ni chocolate ni café porque ambos presentan teobromina. Esta sustancia les puede provocar vómitos, diarrea y hasta úlceras; y si se consume en exceso su estado de salud empeoraría mucho más.

Por otro lado, desde Ownat explican que conforme los gatos crecen, tienden a desarrollar intolerancia a la lactosa, así que lo ideal es que deje de consumir leche pasada su fase de cachorro. En caso de que el propietario siga dando leche al felino, aconseja que sea una leche sin lactosa o especial para gatos.

Si el gato ingiere algunos de estos ingredientes y se identifica a tiempo, Ownat recomienda prestar especial atención para ver cómo responde. En caso de que aparezcan diarreas o vómitos habrá que acudir al veterinario para que establezca la mejor pauta médica dada la situación. Por último, aconseja no dejar comida al alcance de los felinos para evitar todas las posibles indigestiones o intoxicaciones

VOLVER ARRIBA