MARTES, 16 de abril 2024

MAR, 16/4/2024

EMPRESAS

Detectan problemas de competencia y transparencia de precios en el mercado de clínicas veterinarias de Reino Unido

Tras una revisión inicial, desde la Autoridad de Mercados y Competencia consideran que el marco regulatorio del sector veterinario en el país está obsoleto y es posible que ya no sea adecuado

La Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido ha investigado el mercado británico de clínicas veterinarias.
La Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido ha investigado el mercado británico de clínicas veterinarias.

Detectan problemas de competencia y transparencia de precios en el mercado de clínicas veterinarias de Reino Unido

Tras una revisión inicial, desde la Autoridad de Mercados y Competencia consideran que el marco regulatorio del sector veterinario en el país está obsoleto y es posible que ya no sea adecuado

Jorge Jiménez - 12-03-2024 - 09:53 H - min.

La Autoridad de Mercados y Competencia (CMA) del Reino Unido ha realizado una revisión del mercado veterinario y ha publicado sus principales conclusiones, entre las que deja ver cierta preocupación, este martes 12 de marzo.

En este sentido, la revisión inicial de la CMA ha analizado más de 56.000 respuestas del público y de la industria veterinaria. Entre las conclusiones la Autoridad británica destaca que “es posible que los consumidores no reciban suficiente información para permitirles elegir la mejor cínica veterinaria o el tratamiento adecuado para sus necesidades”.

Además, desde la CMA añaden que los mercados locales concentrados, en parte impulsados por la consolidación del sector, pueden estar dando lugar a una competencia débil en algunas áreas.

Por otro lado, apuntan que los grandes grupos empresariales pueden tener incentivos para actuar de manera que reduzcan las opciones y debiliten la competencia; y que los titulares de las mascotas podrían estar pagando de más por medicamentos o recetas.

A modo de conclusión, en líneas generales, desde la CMA remarcan que “el marco regulatorio está obsoleto y es posible que ya no sea adecuado para su propósito”.

“Lanzamos nuestra revisión del sector veterinario en septiembre pasado porque se trata de un mercado fundamental para los 16 millones de propietarios de mascotas del Reino Unido. La respuesta sin precedentes que recibimos del público y de los profesionales veterinarios muestra que la sensibilidad sobre este tema es alta y que hicimos bien en investigarlo”, recuerda Sarah Cardell, directora ejecutiva de CMA.

Cardell señala que también han escuchado las preocupaciones de quienes trabajan en el sector sobre las presiones que enfrentan, incluida la grave escasez de personal, y el impacto que esto tiene en los profesionales individuales.

No obstante, insiste en que es en las preocupaciones con el mercado en las que se debe investigar más a fondo. Y es que, según recalca, los titulares de las mascotas “tienen dificultades para acceder a información básica como listas de precios y costes de recetas, y potencialmente pagan de más por los medicamentos”.

“También nos preocupa la débil competencia en algunas áreas, impulsada en parte por la consolidación del sector, y los incentivos para que los grandes grupos corporativos actúen de maneras que puedan reducir la competencia y las opciones”, indica.

Por ello, teniendo en cuenta estos indicios, desde la CMA adelantan que han decidido iniciar una investigación de mercado que les permita “tomar medidas directas”.

LA MAYORÍA DE LOS VETERINARIOS NO MUESTRAN LOS PRECIOS EN SU SITIO WEB

Ya más en profundidad, desde la CMA subrayan algunos hechos relevantes que les generan preocupación, como que la mayoría de los consultorios veterinarios (80%) no muestra los precios en su sitio web.

A este respecto, además, añaden que no siempre se informa a las personas sobre el coste del tratamiento antes de aceptarlo. De los propietarios encuestados aproximadamente uno de cada 10, aseguró que no se le proporcionó información sobre los costes antes de que su mascota fuera operada, y alrededor de la mitad indicó que no fueron informados sobre los costes antes de aceptar un tratamiento fuera de horario.

Asimismo, en cuanto al precio de los medicamentos, destacan que los veterinarios deben utilizar carteles en la recepción o en las salas de tratamiento para indicar a los clientes que pueden obtener una receta para un medicamento y comprarlo en otro lugar, pero a la CMA le preocupa que estos puedan no ser eficaces.

Desde la CMA afirman también que, si bien puede ser conveniente comprar un medicamento directamente al veterinario como parte de una consulta, “alrededor del 25% de los propietarios de mascotas no sabían que obtener una receta en otro lugar era una opción, lo que significa que están perdiendo ahorros potenciales, incluso con la tarifa de prescripción”.

Una empresa puede poseer múltiples consultorios veterinarios en un área local sin dejarlo claro. Por ejemplo, 4 de cada 6 de los grupos más grandes no cambian el nombre o la marca cuando se hacen cargo de un consultorio veterinario de propiedad independiente. Esto significa que los propietarios de mascotas no siempre comparan a sus competidores al elegir una consulta veterinaria”, apuntan desde la CMA.

Por otro lado, indican que, en 2013, alrededor del 10% de los consultorios veterinarios pertenecían a grandes grupos, pero esa proporción ahora es casi el 60%. “Esto puede reducir el número de modelos de negocio en lugares donde la mayoría o la totalidad de las prácticas de primera opinión son propiedad de un gran grupo empresarial, dando menos opciones a los consumidores porque tienden a elegir prácticas cercanas a casa”, explican.

Por último, insisten en que el marco regulatorio está obsoleto, ya que la principal normativa de la industria data de 1966.

LOS VETERINARIOS RESPONDEN: EN REINO UNIDO NO HAY UN SISTEMA SANITARIO PÚBLICO PARA MASCOTAS

Tras conocer los resultados de la revisión inicial, la presidenta de la Asociación Británica de Veterinaria (BVA), Anna Judson, ha admitido que el sector veterinario del país ha cambiado significativamente en los últimos años y ha considerado que esta investigación “brinda una valiosa oportunidad” para reflexionar sobre cómo seguir mejorando su servicio.

Respecto a los precios, ha señalado que es una preocupación para todos, pero es vital reconocer que no existe un sistema sanitario público para mascotas en Reino Unido. “Los veterinarios brindan atención altamente especializada y personalizada para las mascotas del Reino Unido y el coste es un reflejo justo de la inversión en equipos médicos, suministros y medicamentos, y del tiempo que los equipos veterinarios dedican al cuidado de cada paciente”, ha defendido.

En este punto, ha asegurado que desde su asociación están interesados en ver una competencia sana y opciones de consumo por parte de los consumidores, por lo que ya están tomando medidas para ayudar a que las clínicas veterinarias sean más transparentes tanto en términos de costes como de propiedad de la clínica. “Es importante que los clientes tengan la mayor variedad posible de clínicas veterinarias para que puedan encontrar el servicio que mejor se adapte a sus necesidades y las de sus animales”, ha afirmado.

“Nos complace ver que la CMA reconoce la necesidad de reformar la obsoleta Ley de Cirujanos Veterinarios y de regular las prácticas veterinarias, algo que hemos estado pidiendo. Tal como está la legislación, no es adecuada para su propósito y está fallando tanto a los equipos veterinarios como a los clientes”, sostiene.

Dicho esto, ha recordado que lo publicado hasta ahora es solo una revisión inicial y ha instado a no adelantarse al resultado de la investigación. “Cuando la CMA inició su revisión inicial, los equipos veterinarios se encontraron en los centros con comportamientos realmente desagradables, a menudo abusivos, que son inaceptables. Es importante recordar que los veterinarios ingresan a esta profesión de alta presión por un cuidado genuino hacia los animales y siempre priorizarán su salud y bienestar”, ha concluido.

VOLVER ARRIBA