LUNES, 26 de septiembre 2022, actualizado a las 12:11

LUN, 26/9/2022 | 12:11

EMPRESAS

Destacada presencia de Zoetis en el Congreso Mundial de Buiatría 2022

Además de estar presentes con un stand, la compañía celebró dos simposios

Imagen del stand de Zoetis en el Congreso Mundial de Buiatría 2022.
Imagen del stand de Zoetis en el Congreso Mundial de Buiatría 2022.

Destacada presencia de Zoetis en el Congreso Mundial de Buiatría 2022

Además de estar presentes con un stand, la compañía celebró dos simposios

Redacción - 20-09-2022 - 09:43 H - min.

La ciudad de Madrid acogió del 4 al 8 de septiembre el Congreso Mundial de Buiatría (World Buiatrics Congress, WBC), uno de los mayores encuentros internacionales de rumiantes. Miles de profesionales – veterinarios, investigadores, asesores…— se reunieron estos días para ahondar en la medicina, salud y manejo del ganado bovino. 

Zoetis contó con una destacada presencia. Además de patrocinar el evento, la compañía acudió al congreso con un llamativo stand en el que el equipo completo de rumiantes estuvo a disposición de todos los asistentes para ofrecer información sobre los últimos avances en la salud y bienestar de los animales y resolver dudas. Dos fueron los principales focos de Zoetis: la enfermedad respiratoria bovina, y en particular el papel de Micoplasma bovis, y la predicción genómica.

El día 6 de septiembre Zoetis celebró un simposio centrado en Mycoplasma bovis y su importancia como patógeno causante de neumonía en los animales. Para abordar este tema la compañía contó con la presencia de dos expertos en la materia: Geoffrey Smith, de los servicios técnicos de rumiantes de Zoetis; y Bart Pardon, de la Universidad de Gante (Bélgica).

El primero de ellos abordó la dinámica de transmisión de M.bovis en el ganado vacuno lechero. En primer lugar, Smith recordó las dificultades que plantea este patógeno, causante de problemas respiratorios, otitis media y artritis en terneros.

“Se trata de un microorganismo aparentemente simple, sin pared celular, que desarrolla una compleja patogenia. Puede sobrevivir cerca de dos meses en las esponjas y leche y alrededor de dos semanas en agua y 20 días en la paja”, explicó.

Estas, entre otras características, ocasionan grandes problemas para su diagnóstico y tratamiento en los cebaderos y granjas lecheras. En cuanto a su epidemiología, el ponente abordó las posibles vías que Micoplasma emplea para diseminarse. A través de la leche, del calostro, secreción nasal, secreción vaginal…, es altamente contagioso y puede contaminar también el agua y los materiales de ordeño. 

Por su parte, Bart Pardon, centró su exposición en el control y prevención de Mycoplama bovis. Pardon señaló la naturaleza subclínica de este patógeno, denominando a M.bovis como un “depredador silencioso”. 

Apuntó también a la detección precoz como la clave para una rápida actuación y curación, la cual indicó “que es posible”, aunque también reconoció los fallos en el tratamiento, debido en su mayoría a infecciones mixtas, cepas diferentes y las resistencias antimicrobianas.

Atendiendo a todas estas particularidades del patógeno, Zoetis mostraba en su estand la mejor manera de evitar el Mycoplasma bovis: la prevención. Así, la compañía señalaba la bioseguridad el manejo y la prevención como los puntos clave para ganar la batalla contra este patógeno. 

LA GANADERÍA DE PRECISIÓN A TRAVÉS DE LA GENÓMICA

Otra de las temáticas que protagonizaron la presencia de Zoetis en el congreso fue la genómica y su aportación para mejorar la rentabilidad, la salud y el bienestar del ganado bovino. Fernando Di Croce, Director Global Genetics Technical Services en Zoetis, participó el día 7 de septiembre en el congreso impartiendo un simposio sobre las herramientas genómicas disponibles y su aportación en la gestión de los rebaños para una mejor toma de decisiones.

Di Croce mostró algunos datos que respaldan la importancia de la genómica: “De promedio, un 40% de las vacas de un rebaño no producen ingresos, un 20% no completan su primera lactación y un 28 % sufrirán mastitis clínica”, aseguró.

Descartar los animales que no representan una mejora genética, y mantener aquellos que permanecen sanos en el rebaño el tiempo suficiente para producir leche, es la clave para asegurar la rentabilidad. Y esto es posible conocerlo con fiabilidad y de manera precoz gracias a herramientas como Clarifide® Plus.

Esta prueba genómica permite clasificar a los animales en base a rasgos que determinan su salud, rendimiento y, por lo tanto, rentabilidad. Pero el ponente también quiso incidir en que, en la productividad de los animales, también influyen otros muchos factores como el manejo, y por eso es fundamental potenciar el poder que nos otorga la genética con mejores prácticas de manejo.

Por otro lado, Di Croce empleo gran parte de su ponencia en abordar los índices genómicos, que permiten seleccionar a los animales contemplando todos los rasgos de interés productivo incluso teniendo en cuenta que muchos de ellos no presentan una correlación positiva, como es el caso de la fertilidad (DPR) y la producción de leche.

Así, el Dairy Wellness Profit Index es un índice de bienestar animal que permite seleccionar los animales con mejores rasgos productivos, en función de los objetivos de cada granja productora de leche. Eligiendo además a los animales con menor capacidad para sufrir enfermedad, más longevos y rentables.

Por último, el experto mostró los avances que la compañía está realizando para incluir la huella medioambiental de los animales en esta selección, en búsqueda de los animales más eficientes y sostenibles. En este sentido “la genómica puede ayudarnos a mejorar las métricas de sostenibilidad”, apuntó.

VOLVER ARRIBA