DOMINGO, 19 de septiembre 2021, actualizado a las 10:17

DOM, 19/9/2021 | 10:17

EMPRESAS

Las Cortes de Castilla y León piden a Ovejero que ponga fin a su crisis empresarial

Las Cortes de Castilla y León han pedido a Laboratorios Ovejero que cierre "a la mayor brevedad" un acuerdo para salvar la empresa, y advierten que la decisión de finalizar las negociaciones con el Grupo Labiana puede ponerla en peligro

Imagen del pleno de las Cortes de Castilla y León.
Imagen del pleno de las Cortes de Castilla y León.

Las Cortes de Castilla y León piden a Ovejero que ponga fin a su crisis empresarial

Las Cortes de Castilla y León han pedido a Laboratorios Ovejero que cierre "a la mayor brevedad" un acuerdo para salvar la empresa, y advierten que la decisión de finalizar las negociaciones con el Grupo Labiana puede ponerla en peligro

Francisco Ramón López - 26-05-2021 - 15:09 H

Este miércoles 26 de mayo ha tenido lugar en las Cortes de Castilla y León un pleno en el que se ha aprobado una Proposición No de Ley, presentada por los cuatro Grupos Parlamentarios de la cámara de Castilla y León en la que se insta a la Junta a interceder con las partes implicadas para que “a la mayor brevedad” se formalice un acuerdo que ponga fin a la crisis empresarial de Laboratorios Ovejero.

En la proposición, a la que ha tenido acceso Animal’s Health, se explica que la empresa farmacéutica leonesa da empleo en su planta central en la ciudad de León a 80 trabajadores, y que está atravesando “un periodo de serias dificultades desde hace años que ha desembocado en una situación preconcursal de insolvencia financiera (10 mensualidades pendientes a los empleados, entre otras deudas con Administraciones Públicas y acreedores privados)”.

De hecho, recuerdan que en los últimos tiempos se han producido “incumplimientos sistemáticos” de los planes de negocio presentados por el equipo gestor de la empresa, detectándose múltiples problemas de solvencia financiera y de gestión empresarial, a pesar del apoyo de la Junta de Castilla y León materializado a través de diferentes instrumentos financieros, que enumeran.

Asimismo, señalan que en agosto de 2017, se ayudó a la compañía a refinanciar toda su deuda con las entidades financieras, en aquel momento casi 6.000.000 de euros, además de conseguir a la misma 1.000.000  de euros de dinero nuevo para circulante a través de Caja Rural de Zamora.

“Toda la ayuda financiera prestada por la Junta de Castilla y León, a través de sus instrumentos financieros, la han convertido, con diferencia, en el principal acreedor financiero de Laboratorios Ovejero”, afirman.

Por otro lado, apuntan que a los problemas de solvencia financiera que atraviesa la empresa, hay que añadir los derivados de su relación con la propia Agencia Española del Medicamento, quien retiró del mercado, por defecto de calidad, diversos medicamentos de la compañía.

LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN

Ante esta “grave situación”, explican que desde la Junta de Castilla y León se ha venido apoyando durante este periodo de tiempo a la empresa y se ha venido trabajando en la búsqueda de un socio industrial que pudiera dotar de viabilidad al proyecto y garantizar el mantenimiento de la actividad y el empleo, siendo el Grupo Labiana el que finalmente mostró interés en adquirir Laboratorios Ovejero.

De esta forma, las partes han estado trabajando inmersas en un proceso de negociación desde principios de febrero de 2021, que ha incluido la inyección de tesorería por parte de Grupo Labiana a Laboratorios Ovejero hasta la firma de los acuerdos necesarios para la adquisición de la compañía.

En este sentido, indican que, “habiendo alcanzado Grupo Labiana un acuerdo con los acreedores financieros, comerciales y empleados de la mercantil e incluso con fecha fijada para su formalización, el equipo gestor de Laboratorios Ovejero decide unilateralmente paralizar la operación de venta de la compañía a Grupo Labiana e iniciar un nuevo proceso de negociación con otro industrial, el Grupo Zendal”.

“Al respecto cabe decir que la situación crítica de la empresa no permite demorar más los plazos para alcanzar un acuerdo que dé estabilidad al proyecto y que el inicio de un nuevo periodo de negociaciones puede suponer el cierre definitivo de la actividad y la pérdida total del empleo directo e indirecto, en total 200 puestos de trabajo”, concluyen.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.