MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 18:54

MIÉ, 28/9/2022 | 18:54

EMPRESAS

Consejos veterinarios para el tratamiento natural de la alergia en perros y gatos

La veterinaria y rehabilitadora de animales Sarah Flavia Pallín ha abordado el origen y los tratamientos de las alergias en las mascotas, en un artículo publicado por Stangest

Tras un paseo recomiendan limpiar con toallitas específicas para perros y así reducir la concentración del factor alérgico en su pelaje.
Tras un paseo recomiendan limpiar con toallitas específicas para perros y así reducir la concentración del factor alérgico en su pelaje.

Consejos veterinarios para el tratamiento natural de la alergia en perros y gatos

La veterinaria y rehabilitadora de animales Sarah Flavia Pallín ha abordado el origen y los tratamientos de las alergias en las mascotas, en un artículo publicado por Stangest

Laura Castillo - 01-03-2022 - 11:03 H - min.

Si una mascota no deja de rascarse, si a un gato le falta pelo en algunas zonas del cuerpo, o un perro no para de lamerse las patas y tiene la barriga enrojecida podría tratarse de un caso de alergia.

La veterinaria y rehabilitadora de animales, Sarah Flavia Pallín ha expuesto en un nuevo artículo publicado en el blog de Stangest el origen de las alergias, sus tratamientos y la diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria. En su artículo, la experta señala que los problemas de alergia en perros y gatos cada vez son más frecuentes y parecen durar más de lo normal.

Una reacción alérgica ocurre cuando el sistema inmunitario se pone en marcha ante una amenaza que está atacando al cuerpo. En estos casos pueden observarse signos como hinchazón, zonas enrojecidas, picores, conjuntiva de los ojos roja, peor calidad del pelo, vómitos y diarreas (estos dos últimos sobre todo en casos de alergia alimentaria).

La veterinaria explica que el animal puede llegar a encontrarse muy incómodo por el constante picor que incluso llega a perturbarle el sueño, y puede acabar haciéndose heridas que pueden infectarse y provocar estrés. "Las reacciones de alergia en perros y gatos se muestran de modo rápido, tras horas o incluso minutos después de la exposición al factor que desencadena los síntomas" indica en el artículo.

Por otro lado, la veterinaria señala que la intolerancia alimentaria afecta a nivel del sistema digestivo y como síntomas pueden observarse vómitos o diarreas. Este tipo de reacciones se producen incluso días después de haberse ingerido el alimento que no sienta bien al animal.

Asimismo, existen pruebas de alergias que pueden indicar a qué factor o factores es susceptible la mascota. Estas son más fiables para las alergias ambientales que para las alimentarias y no son válidas para las intolerancias

Perro con síntomas de alergia en los ojos.

EL PAPEL CLAVE DE LA MICROBIOTA EN LA ALERGIA DE PERROS Y GATOS

Según indica Sarah Flavia, una mascota puede tener intolerancia alimentaria y aun así presentar picores u otras alteraciones de la piel porque todo en su cuerpo está relacionado. En este caso, los afectados son el sistema digestivo y el sistema inmunitario.

A este respecto, apunta que hay estudios que demuestran la estrecha relación que hay entre estos dos sistemas, ya que la microbiota juega un principal papel en mantener el bienestar del sistema digestivo. La veterinaria asegura que, si el sistema digestivo se encuentra inflamado, evidentemente, el animal no se va a encontrar cómodo, las digestiones no serán buenas, el cuerpo no aprovechará bien los nutrientes (pudiendo provocar trastornos metabólicos) y el sistema inmunitario va a estar luchando para reponer la salud en esa parte del cuerpo.

Cuando este proceso ya lleva un tiempo haciendo mella en el organismo, se aprecian alteraciones en el pelaje (cambio de color, falta de pelo) e incluso en la piel (caspa). Esto ocurre porque el sistema inmunitario no es capaz de luchar por sí mismo con todos esos desajustes corporales y procesos inflamatorios que se están produciendo en el cuerpo y que es como un ciclo constante.

TRATAMIENTOS NATURALES FRENTE A ESTOS PROBLEMAS

La veterinaria aconseja una alimentación natural, ya que algunos de los productos, que se ofrecen a los animales como alimentación, poseen componentes que no todos son capaces de tolerar, por lo que se producen alteraciones digestivas, picores, y falta de pelo, entre otros.

"A veces, se cree que el animal es alérgico a la carne de pollo y resulta que cuando le damos un trocito de pechuga de pollo no muestra ningún tipo de síntoma de encontrarse mal. Sin embargo, cuando consumen pienso de pollo empiezan a aparecer los síntomas", explica.

Mediante la alimentación natural, señala la veterinaria, se consigue bajar la inflamación generalizada que sufre el cuerpo, y aunque el animal sólo tenga alergia ambiental, esto ayudará a que el sistema inmune esté más fuerte.

Sarah Flavia también sugiere el uso de suplementos naturales como el omega 3 (siempre y cuando la mascota no presente alergia al pescado), el metilsulfonilmetano (MSM) un antinflamatorio natural o la Boswellia con grandes beneficios digestivos y articulares.

Además, aboga por la espirulina que ayuda a reforzar el sistema inmunitario o por el uso del Aloe Vera, tanto para calmar las zonas donde más les pica como para curar heridas que se puedan hacer de tanto rascarse. Además, se puede ofrecer vía oral, pero siempre bajo instrucciones veterinarias.

Dentro de la gama de productos de Stangest, los veterinarios disponen de productos como Dermovital Omega 3-6-9, Espiruvet, Krillvet e Histamín Control, que pueden ayudar a evitar estos problemas, tal y como apunta la veterinaria Sarah Flavia.

En cuanto a la higiene y cuidado, si el animal sufre alergias ambientales, al volver del paseo la veterinaria propone la limpieza con toallitas específicas para ellos, para ayudar a reducir la concentración del factor alérgico en su pelaje.

En la medida de lo posible, aconseja, además, evitar zonas en las que pueda haber hierbas o animales que le provoquen las reacciones. Asimismo, sostiene que es recomendable realizar baños con Dermovital Champú, para ayudar al cuidado de la piel y a calmar los picores.

Sarah Flavia señala que se debe frenar o reducir el estrés, al igual que mencionó en un artículo anterior sobre el estrés en las mascotas, ya que este no es beneficioso para mantener en calma al sistema inmunitario, sino todo lo contrario. Según la medicina tradicional China, el estrés, el picor y el hígado van relacionados y la época en la que están en auge es en primavera.

Por último, la veterinaria subraya que hay que estudiar cada caso de manera individual. Si un animal tiene alergias o intolerancias en casa y se quiere dar el paso con estas pautas, hay que contactar con un profesional veterinario que sea conocedor de la materia y pueda ayudar en el proceso.

 

Recomiendan bañar a los animales para ayudar al cuidado de la piel y a calmar los picores

VOLVER ARRIBA