VIERNES, 24 de septiembre 2021, actualizado a las 17:03

VIE, 24/9/2021 | 17:03

EMPRESAS

¿Cómo calcular cuanta varroa tienen las colmenas de abejas?

La compañía veterinaria Calier ha desentrañado la forma de medir el porcentaje de varroa en un colmenar, una información fundamental para mejorar la salud de las abejas

Saber cuánta varroa hay en la colmena ayuda a tomar decisiones acertadas de control.
Saber cuánta varroa hay en la colmena ayuda a tomar decisiones acertadas de control.

¿Cómo calcular cuanta varroa tienen las colmenas de abejas?

La compañía veterinaria Calier ha desentrañado la forma de medir el porcentaje de varroa en un colmenar, una información fundamental para mejorar la salud de las abejas

Redacción - 08-09-2021 - 11:15 H

“Lo que no se mide, no se puede mejorar”. Con esta frase del físico y matemático británico William Thomson, la compañía veterinaria Calier ha ilustrado como hay que saber cuánta varroa hay en la colmena para tomar decisiones acertadas de control.

En un nuevo artículo sobre este ácaro parásito de las colmenas, del que ya analizó como combatirlo, la compañía veterinaria explica que no está homogéneamente distribuido en las colmenas de un colmenar y que es habitual que un 10% de las colmenas tengan mucha más que las demás. “Es importante, pues, elegir una muestra que sea representativa de la situación”, enfatizan.

Así, según señalan, podemos tomar como base inspeccionar unas 10 colmenas por colmenar, lo que incluirá todas en uno pequeño, y un porcentaje variable de entre el 10 y el 20% en los de tamaño grande o medio, respectivamente. Deberán ser elegidas aproximadamente por la mitad de las de las dos puntas del colmenar, por donde entran las abejas, y mitad de las del medio que presenten síntomas de piquera (abejas con alas dañadas por el virus DWV, o con pupas extraídas, o con varroas en los resquicios de la piquera, o con pillaje, o con abeja muy nerviosa).

Desoperculando cría de obrera

MEDIDA DE VARROA SOBRE ABEJA ADULTA

Las varroas de una determinada colmena se repartirán, más o menos, en alrededor de 1/4 sobre las abejas adultas, engordando, y los restantes 3/4 bajo la cría operculada, reproduciéndose. “Podemos, pues, buscarla en unos u otros huéspedes”, apuntan.

Para tener un buen dato hay que tomar unas 300 abejas adultas de la zona de cría. No hace falta contarlas, pueden pesarse, unos 30 g. O, más fácil, medir el volumen que ocupan, unos 30 cc del bote de toma de abejas, y hacer una marca exterior con un rotulador. Es deseable que esas 300 abejas se tomen de unos 3 cuadros diferentes, ya que en la misma colmena va a haber cantidades diferentes de varroa en los distintos cuadros.

En este sentido, Calier ha explicado los pasos para capturarlas. En primer lugar, hay que sacar unos tres cuadros con cría operculada y revisar que no esté la reina. Posteriormente, en la partición de la colmena tipo Layens, se debe deslizar el bote de toma de abejas de arriba abajo a ras de panal para que las abejas caigan dentro; en Langstroth o Dadant girar el cuadro 90° y deslizar el bote igualmente; en ambos casos agitar lateralmente el bote de toma de abejas para evitar que se vuelen las que han caído dentro.

“Una vez tengamos las abejas hay que desprender las varroas, que, en más de un 80%, estará ubicadas entre los anillos inferiores del abdomen y no serán visibles. Podemos hacerlo con alcohol, lo que matará a ambas, o con azúcar glas o CO2, que permitirán que las abejas sobrevivan”, afirma la compañía veterinaria.

En el caso del alcohol, hay que echar alcohol de farmacia, o de quemar, sobre las abejas, y agitar suavemente, haciendo círculos, un minuto. Las abejas flotarán, y las varroas podrán contarse hundidas, en el fondo.

“Es interesante que el bote sea transparente, para poder ver bien las varroas. El contenido del bote puede filtrarse con un colador de cocina para recuperar el alcohol”, recomiendan.

En cuanto al azúcar glas, “en este caso necesitaremos que el bote tenga una malla, o perforaciones, que permitan el paso de varroa, que mide unos 1,5 mm, y no el de las abejas, que miden algo más de 4 mm de diámetro. Añadiremos al bote un par de cucharadas soperas de azúcar glas, fresco, e, igualmente, agitaremos suavemente, haciendo círculos horizontales, durante un minuto. Si aún dejamos reposar el conjunto un par de minutos, mejor. Las varroas caerán a través de las perforaciones o la malla, y las abejas, enharinadas de azúcar, podrán ser devueltas vivas a su colmena”, apuntan.

Devolución de abejas azucaradas a la colmena

Para facilitar el conteo puede echarse el azúcar glas con varroas en una bandeja, mejor blanca, y añadir un poco de agua que lo disuelva. Es importante que el azúcar glas sea fresco, que no esté apelmazado. Este procedimiento puede desprender alrededor de un 20% menos de varroa que el alcohol. “Las varroas seguirán vivas, por lo que deben ser eliminadas”, aconsejan.

En lo referente a realizarlo con CO2, en este caso se trabajará igual que con el azúcar glas, pero las varroas se desprenderán cuando se anestesien, junto con las abejas, al añadir CO2. El CO2 se ha de añadir con el bote cerrado (dejando un resquicio en la tapa), sin echarlo directamente sobre las abejas, durante unos segundos, hasta que dejen de moverse. Luego se agita como en los casos anteriores, y se deja reposar unos 15 segundos.

Las abejas se recuperarán enseguida de la anestesia y las varroas también, por lo que deben eliminarse. En todos los casos, dividiendo el número de varroas obtenido entre el número aproximado de abejas, y multiplicando por 100, tendremos el porcentaje de varroa sobre abejas adultas.

MEDIDA DE VARROA SOBRE CRÍA OPERCULADA

Se suele encontrar más varroa en la cría operculada de zángano que en la de obrera, pero es más preciso medir el porcentaje de infestación sobre esta última. El motivo es que la cría de zángano se ubica en la periferia del nido de cría, y a la población de varroa le costará un cierto tiempo llegar a expandirse hasta ella. Una vez que llegue a ella la preferirá a la de obrera, pero los porcentajes de relación entre una y otra serán bastante variables.

En este caso los pasos son sacar unos tres cuadros con cría operculada, sacudiendo las abejas en el interior de la colmena. Después, con un cúter, o un cuchillo de desopercular muy afilado, desopercular un total de unas 300 celdillas de obrera (repartidas entre los cuadros sacados), preferentemente del cuarto superior delantero de una cara de cada cuadro (es donde hay más probabilidad de encontrar varroa)

Posteriormente, en la tapa de una colmena vecina, golpear la tira de opérculos cortada para ver si había varroas en esa parte. Después hay que vaciar las celdillas desoperculadas dando uno o varios golpes secos contra la tapa de una colmena vecina.

Para luego, contar las varroas de color castaño (las blancas son inmaduras) y contar las pupas desoperculadas, a ojo, haciendo un grupo de 10 y viendo cuántos grupos hay, o contar las celdas desoperculadas.

Como en la medición sobre obreras adultas, el porcentaje de varroa se calcula dividiendo el número de varroas obtenido entre el número aproximado de pupas de abeja desoperculadas, y multiplicando por 100.

Varroa sobre cría de obrera

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.