LUNES, 8 de marzo 2021, actualizado a las 22:45

LUN, 8/3/2021 | 22:45

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El sector avícola afronta el 2021 con incertidumbre

La Federación Avícola Catalana ha hecho balance del 2020 y ha remarcado la incertidumbre que supone este 2021 para la avicultura debido a la pandemia de Covid-19 y la evolución de la gripe aviar en los últimos meses

La evolución de la gripe aviar en Europa supone uno de los retos para la avicultura en este 2021.
La evolución de la gripe aviar en Europa supone uno de los retos para la avicultura en este 2021.

El sector avícola afronta el 2021 con incertidumbre

La Federación Avícola Catalana ha hecho balance del 2020 y ha remarcado la incertidumbre que supone este 2021 para la avicultura debido a la pandemia de Covid-19 y la evolución de la gripe aviar en los últimos meses

Redacción - 01-02-2021 - 10:55 H

El año 2020 ha sido un ejercicio atípico en todos los aspectos para el sector avícola. La pandemia del Covid-19 ha producido un escenario excepcional y ha causado cambios importantes tanto en la actividad productiva como en los mercados.

Esta excepcionalidad hace difícil que el 2020 pueda encajar en los análisis de evolución del sector, tanto en cuanto a su relación con los ejercicios anteriores como a su papel en las tendencias de cara al futuro, según han explicado desde la Federación Avícola Catalana (FAC) que ha publicado su balance de 2020 y sus perspectivas para 2021.

Así, para el 2021 se prevé un mantenimiento de las condiciones actuales en el primer semestre del año. Sin embargo, ante las previsiones de control de la pandemia se trabaja con la posibilidad de reactivación de los mercados antes de que acabe el año.

CAMBIOS NORMATIVOS Y GRIPE AVIAR, RETOS PARA EL 2021

La aprobación y entrada en vigor del nuevo Real Decreto de ordenación avícola, que introduce cambios importantes en la ordenación del sector, es uno de los grandes temas que ocuparán su agenda en el futuro próximo. La FAC ha expresado su voluntad de participar en el desarrollo del nuevo marco normativo que la administración catalana deberá llevar a cabo dentro del ámbito de sus competencias.

La gripe aviar vuelve a ser motivo de preocupación para las empresas avícolas y ha sido debido a la adopción de medidas extraordinarias en las granjas catalanas a finales de 2020, ante la aproximación de la influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) H5N8, una variante muy contagiosa.

En diciembre la FAC solicitó al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARPA) de la Generalitat de Catalunya la imposición del confinamiento de todas las aves de producción y domésticas en territorio catalán como medida de prevención y contención de la enfermedad.

El DARPA decretó la medida a finales de diciembre por un período inicial de ocho semanas. Ante la aparición reciente de focos en aves silvestres en Cataluña, la FAC ha pedido al DARPA la extensión de ese periodo.

En base a la experiencia reciente y ante los retos que se plantean para el sector, la FAC apuesta por un cambio en la forma de interlocución formal con la administración catalana y considera que el modelo actual, en el que la relación se articula a través de la mesa con sindicatos y cooperativas para determinar las políticas y a través de las mesas sectoriales, es insuficiente y es preciso ir un paso más allá para dar respuesta a las necesidades actuales del sector.

EL COVID-19 MARCA EL 2020 PARA LA AVICULTURA

Durante el 2020 la carne de ave de corral sufrió una caída significativa de las ventas entre los meses de marzo y abril de 2020, causada principalmente por el paro brusco del turismo y la fuerte reducción de la demanda en el canal Horeca (hostelería y restauración).

Los productores gestionaron el exceso de oferta adoptando medidas extraordinarias como la congelación o la exportación a precios bajos y el sector fue capaz de absorber una parte de la sobreproducción de manera interna, mediante acuerdos entre empresas.

Se prevé que el sector avícola de carne cierre el 2020 con una caída del 10% en la producción entre marzo y diciembre respecto al mismo período del año anterior. Para el 2021 no se prevé una recuperación del volumen de producción, aunque las empresas avícolas se encuentran preparadas para dar respuesta a una posible reactivación de la demanda en la segunda mitad del año.

El mercado del huevo ha venido marcado en el 2020 por el paro de determinados sectores económicos y las oscilaciones en la demanda. El consumo doméstico ha crecido ligeramente respecto al año anterior, con una demanda especialmente elevada en primavera.

En cambio, la del canal Horeca y la industria alimentaria ha sufrido un fuerte descenso, lo que ha arrastrado los precios a la baja tanto en el huevo para consumo doméstico como en el industrial. Para el 2021 se prevé que se mantengan las oscilaciones y la imprevisibilidad de 2020 aunque hay perspectivas de mejora a medida que los mercados se vayan recuperando.

“El sector avícola ha recibido una escasa atención por parte de las administraciones a la hora de afrontar las dificultades surgidas por la pandemia, pese a tener un peso importante en el ámbito agroalimentario. La Administración no supo dar respuesta a la situación que se generó al inicio de la pandemia y posteriormente las empresas avícolas no han podido acceder a las ayudas dirigidas a la ganadería, ya que éstas no han tenido en cuenta las particularidades de nuestro sector”, critican desde la federación.

Joan Anton Rafecas, presidente de la FAC, pide que se tenga en cuenta estas particularidades: "Hay que articular unos mecanismos de apoyo adecuados para el sector, que proporcionen una respuesta rápida y eficaz en caso de crisis grave y que tengan en cuenta la singularidad de la producción de carne de ave, en especial el elevado nivel de integración y la coexistencia de integraciones de dimensiones y tipologías muy diversas".

PERCEPCIÓN DE LA AVICULTURA POR LA SOCIEDAD

La Junta de la FAC aprobó a finales de 2020 la renovación de Joan Anton Rafecas como presidente de la entidad por un período adicional de cuatro años.

El primer mandato de Rafecas, de 2017 a 2020, se ha desarrollado en un marco de cambios importantes en la configuración del sector, con una empresa asociada que ha trasladado parte de su actividad fuera de Cataluña y con el crecimiento de otras, junto con una cierta tendencia a la concentración.

En el sector del huevo, sin embargo, se han incorporado a la FAC nuevos asociados de dimensión pequeña de alcance local dedicados a la producción alternativa. En general, las empresas productoras han seguido un proceso de diversificación de sus productos para dar respuesta a los cambios en la demanda.

A escala social, en los últimos cuatro años se han producido cambios que han ejercido una influencia directa tanto en las empresas como sobre el conjunto del sector. Los cambios en la percepción de la sociedad hacia la producción ganadera y la modificación de los hábitos de consumo en una parte de los consumidores es uno de ellos.

“También hemos presenciado la evolución del veganismo, de la cultura vegetariana y la preocupación por el bienestar animal con una tendencia incipiente a la reducción del consumo de productos de origen animal. Sin embargo, la carne de ave fresca sigue siendo la más consumida a nivel mundial y tanto a corto como a medio plazo se prevé que su consumo continuará creciendo”, señalan.

“Más allá de las tendencias y los cambios culturales, el sector avícola ha sufrido las campañas de descrédito impulsadas desde algunos sectores del movimiento animalista. El sector ha tenido que soportar diversas acciones organizadas en granjas, que han puesto en riesgo la seguridad de las instalaciones y han causado un agravio importante a los profesionales, así como la difusión masiva y constante de información manipulada que no refleja la realidad de la avicultura”, lamentan.

Ante estas situaciones, la Federación Avícola Catalana apela al debate sereno y equilibrado acerca de los modelos actuales de producción, desde el máximo respeto a todas las posturas, y rechaza los actos que ponen en peligro la viabilidad económica de las empresas del sector primario y el bienestar de los animales.

Una de las funciones de la FAC es la difusión de información sobre el sector y sus productos basada en hechos y datos, para que los consumidores cuenten con todos los elementos necesarios para tomar decisiones de consumo informadas.

La FAC ha hecho entre el 2017 y el 2020 una tarea importante en el ámbito de la comunicación con el objetivo de acercar el sector al consumidor y a las fases finales de la cadena del producto, así como de valorización de los productos avícolas. También se ha reforzado la interlocución con los medios de comunicación social y se ha trabajado en la mejora de la comunicación con los asociados.

En el ámbito institucional esta etapa ha culminado con la incorporación de la FAC a Avianza, la patronal del sector avícola en España, llamada Propollo hasta 2020 y que hace muy poco ha cambiado de denominación y ha reorientado su actividad, incorporando las funciones de apertura de mercados exteriores y de promoción de los alimentos de origen avícola, entre otros. Dentro del sector de huevos de consumo la FAC está integrada desde hace tiempo en la organización estatal ASEPRHU.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.