MIÉRCOLES, 18 de mayo 2022, actualizado a las 12:19

MIÉ, 18/5/2022 | 12:19

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Investigan el riesgo de que nuevos virus de gripe aviar infecten a personas

Un estudio apunta a que cuando las cepas de gripe aviar H9N2 Y H7N9 afectan a un mismo huesped pueden compartir información genética para crear una cepa H9N9 que puede representar una amenaza pandémica para la salud humana

La gripe aviar se encuentra en todo el mundo, y en países donde circulan múltiples cepas es importante monitorear la aparición de nuevas.
La gripe aviar se encuentra en todo el mundo, y en países donde circulan múltiples cepas es importante monitorear la aparición de nuevas.

Investigan el riesgo de que nuevos virus de gripe aviar infecten a personas

Un estudio apunta a que cuando las cepas de gripe aviar H9N2 Y H7N9 afectan a un mismo huesped pueden compartir información genética para crear una cepa H9N9 que puede representar una amenaza pandémica para la salud humana

Redacción - 27-01-2022 - 18:30 H - min.

Los científicos del Pirbright han descubierto que la infección con dos cepas de gripe aviar puede provocar la aparición de una nueva cepa de virus con el potencial de pasar de las aves a los humanos. “Los casos humanos de influenza aviar son extremadamente raros, pero pueden ocurrir si una persona entra en contacto muy cercano con un ave infectada o muerta”, apuntan.

El estudio muestra que las cepas del virus de la influenza aviar H9N2 y H7N9 pueden compartir información genética para crear una cepa H9N9 con el potencial de causar una enfermedad más grave en las aves de corral y representar una amenaza para la salud humana.

La gripe aviar se encuentra en todo el mundo, y en países donde circulan múltiples cepas es importante monitorear la aparición de nuevas cepas. H9N2 y H7N9 son cepas de baja virulencia que circulan en aves de corral en Asia, pero no causan enfermedades graves.

Sin embargo, se sabe que intercambian información genética, lo que puede resultar en la aparición de una cepa H9N9 altamente patógena, que puede causar una enfermedad grave.

En colaboración con la Agencia de Salud Animal y Vegetal (APHA), los investigadores de Pirbright descubrieron que la cepa H9N9 podía multiplicarse significativamente mejor en las células de aves de corral, lo que indica el potencial de causar una enfermedad más grave.

También descubrieron que tenía una tasa de replicación más alta en las células humanas y que podía unirse a estas células mejor que el H9N2. “La cepa H9N9 puede infectar y transmitirse entre hurones, lo que destaca el potencial de causar enfermedades en humanos”, advierten.

El estudio, publicado en Journal of Virology, muestra que las cepas que ya circulan en las poblaciones de aves de corral pueden intercambiar material genético, lo que lleva a la creación de nuevas cepas.

Esto aumenta el riesgo de que el virus salte de huéspedes aviares a humanos y otros mamíferos. El estudio concluye que los virus H7N9 y H9N2 que circulan en las mismas regiones representan una amenaza pandémica, lo que demuestra la necesidad de un seguimiento constante de la aparición de nuevas cepas de virus.

El profesor Munir Iqbal, jefe del Grupo de influenza aviar de Pirbright, apunta que este “es el primer estudio que muestra que la infección con los virus de influenza H9N2 y H7N9 en circulación podrían crear nuevas cepas de virus como H9N9 que causan más enfermedades en las aves de corral y representan un mayor riesgo a la salud humana.

“Si un huésped está infectado con dos cepas diferentes, siempre existe la posibilidad de que intercambien material genético para crear una nueva cepa. Cuando esto sucede, podría tener muchos resultados, por ejemplo, que el virus se vuelva más o menos capaz de causar una enfermedad en un huésped, o que un virus adquiera la capacidad de saltar entre huéspedes”, advierte.

Esto lleva a que los virus que principalmente causan enfermedades en animales tengan la capacidad de infectar a los humanos. “Se necesita más investigación para determinar qué virus de la gripe aviar podrían combinarse y representar una amenaza para la salud humana y de las aves de corral”, concluye.

VOLVER ARRIBA