VIERNES, 21 de enero 2022, actualizado a las 12:10

VIE, 21/1/2022 | 12:10

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

34 municipios de Galicia confinan sus aves de corral ante el riesgo de gripe aviar

La Consejería de Medio Rural de Galicia ha explicado qué medidas ha tomado ante el aumento de riesgo por gripe aviar en España

José González Vázquez, consejero del Medio Rural de la Xunta de Galicia.
José González Vázquez, consejero del Medio Rural de la Xunta de Galicia.

34 municipios de Galicia confinan sus aves de corral ante el riesgo de gripe aviar

La Consejería de Medio Rural de Galicia ha explicado qué medidas ha tomado ante el aumento de riesgo por gripe aviar en España

Redacción - 12-01-2022 - 14:08 H

Tras la detección de brotes de gripe aviar altamente patógena (IAAP) tanto en aves silvestres como domésticas en varios países europeos, el pasado mes de diciembre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) elevó el nivel de riesgo por esta enfermedad en zonas de especial riesgo (ZER) y en zonas de especial vigilancia (ZEV).

En este sentido, desde la Consejería de Medio Rural de Galicia explican que la región implantó las oportunas medidas de protección establecidas, tanto para las ZER como para las ZEV, que fueron comunicadas tanto a los municipios afectados como a los diferentes agentes participantes en la vigilancia de la enfermedad.

De esta manera, en Galicia, las zonas de especial riesgo están formadas por los municipios de la Isla de Arousa, Cambados, Meaño, O Grove, Sanxenxo, Ribadumia y Vilanova de Arousa.

Por su parte, los municipios gallegos incluidos en la zona de especial vigilancia son Dumbría, Mazaricos, Ortigueira, Porto do Son, Ribeira, Vimianzo y Zas en la provincia de A Coruña; Ribadeo y Trabada en la provincia de Lugo; Porqueira, Rairiz de Veiga, Sandiás, Vilar de Santos y Xinzo de Limia en la provincia de Ourense y A Guarda, Marín, Meis, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela, O Rosal, Soutomaior, Tomiño, Tui, Vilaboa y Vilagarcía de Arousa en la provincia de Pontevedra.

Desde el 12 de diciembre han continuado los brotes de esta enfermedad en varios países de la Unión Europea, aumentando la situación de alerta en España. Esto ha significado un cambio en la evaluación del riesgo, estableciendo un nivel de riesgo muy alto en ZER y alto en ZEV, por lo que el MAPA decidió extender a los municipios ZEV las mismas medidas preventivas que ya estaban vigentes en los municipios ZER, que actualmente son aplicables en los municipios incluidos en ambas áreas”, explican desde la Consejería de Medio Rural.

Como consecuencia de este cambio en la evaluación de riesgos, la Dirección General de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias informó la semana pasada de forma inmediata a los agentes implicados en el sistema de alerta sanitaria veterinaria, con el fin de comunicar la nueva situación epidemiológica y las nuevas medidas a aplicar en los municipios de las ZEV.

Asimismo, se persigue continuar enfatizando la importancia de extremar las medidas de bioseguridad en todo tipo de instalaciones donde se mantengan aves, tanto industriales como corrales familiares o de autoconsumo; así como mantener una vigilancia pasiva eficaz de las aves de corral, de forma que cualquier sospecha de presencia de esta enfermedad tanto en aves de corral como en aves silvestres sea comunicada inmediatamente a los servicios veterinarios oficiales.

Para ello, se ha mantenido contacto con los Servicios Veterinarios Oficiales, los representantes del sector avícola gallego, integradores, Grupos de Defensa Sanitaria Ganadera, los colegios de veterinarios, Policía Autonómica y con los ayuntamientos incluidos en las ZEV.

34 MUNICIPIOS CON AVES CONFINADAS POR RIESGO DE GRIPE AVIAR

Así, hasta la fecha, tanto en los 7 municipios que componen la zona ZER, como en los 27 que componen la zona ZEV en Galicia (un total de 34), se están aplicando una serie de medidas tales como la prohibición de la cría de aves de corral al aire libre.

“Todos los propietarios de aves de corral deben mantener sus aves en el interior. Si esto no fuera posible debido a la falta de estas instalaciones, las aves podrían mantenerse en el exterior siempre que haya telarañas o cualquier otro dispositivo que impida el acceso de las aves silvestres y siempre que las aves sean alimentadas y abastecidas de agua en el interior de las instalaciones o cobertizos que impidan que las aves silvestres entren en contacto con el agua o alimentos destinados a las aves de corral”, señalan desde la Consejería.

También está prohibido criar patos, gansos y ocas junto con otras especies de aves de corral; así como suministrar a las aves agua de depósitos superficiales, manantiales u otras fuentes a las que hayan tenido acceso las aves silvestres, salvo que el agua haya sido sometida a un tratamiento higienizante para asegurar la inactivación de posibles virus de la gripe aviar.

La Consejería de Medio Rural explica, además, que los tanques de suministro de agua para aves domésticas, que pueden estar en el exterior, deben protegerse para evitar el acceso de aves silvestres o sus excrementos.

Aparte de todas estas medidas, la Consejería recuerda que quedan prohibidas las concentraciones de aves de cualquier tipo, comerciales o no (exposiciones, concursos...), tanto de aves de corral como de otras aves distintas de estas (por ejemplo, aves ornamentales o similares). “La inscripción de los corrales familiares en el Registro de Granjas Avícolas de Galicia de la Consejería de Medio Rural es obligatoria”, advierten desde Medio Rural.

Estas medidas son las establecidas en la Orden APA/2442/2006, de 27 de julio, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la gripe aviar en España.

La Consejería informa que “hasta el momento no hay constancia de que el serotipo H5N1, circulando en los últimos meses por Europa y España, tenga capacidad zoonósica, es decir, que sea transmisible a humanos, aunque, como en cualquier otra patología animal, debería minimizar el contacto innecesario con los animales que se encuentran heridos o muertos”.

“Dado que las aves silvestres (principalmente aquellas con hábitos migratorios) son los principales reservorios de esta enfermedad, la posible infección de aves domésticas, aunque previsiblemente con mayor facilidad en zonas ZER y ZEV por su vinculación a zonas húmedas, también podría producirse en cualquier parte del territorio, por lo que las medidas de aplicación en estas zonas son igualmente recomendables para su aplicación en el resto del territorio de Galicia; y partiendo de la premisa de evitar el contacto directo o indirecto entre aves silvestres y domésticas”, señalan desde la Consejería.

Por otro lado, aseguran que desde la institución se mantienen los protocolos establecidos en el Programa de Vigilancia de la Gripe Aviar a nivel estatal, los cuales se realizan anualmente. “Hasta ahora, todos los resultados de laboratorio en este programa han sido negativos”, concluyen desde la Consejería, apuntando que continúan alerta ante la información por parte de cualquier ciudadano que detecte aves de cualquier especie con síntomas compatibles con gripe aviar.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.