VIERNES, 24 de mayo 2019, actualizado a las 0:51

VIE, 24/5/2019 | 0:51

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

100 años de la gripe española: una pandemia zoonótica mundial

Las gripes zoonóticas siguen siendo una amenaza para la salud humana, aunque las medidas de control pueden reducir los riesgos. En 1918 una epidemia mundial de gripe aviar mató a 50 millones de personas

GALERIA
La gripe española mató a 50 millones de personas y también mató a animales, entre ellos perros y gatos.

100 años de la gripe española: una pandemia zoonótica mundial

Las gripes zoonóticas siguen siendo una amenaza para la salud humana, aunque las medidas de control pueden reducir los riesgos. En 1918 una epidemia mundial de gripe aviar mató a 50 millones de personas

Alfonso Neira de Urbina - 13-05-2019 - 12:47 H

Hace cien años, en 1918, una cepa del virus de la gripe aviar provocó una pandemia que acabo con la vida de 50 millones de personas, en un episodio de la historia en la que se bautizó a la enfermedad como ‘gripe española’. El origen de este brote no estuvo en España, aunque el nombre que se le puso señale esta nacionalidad, ya que el adjetivo 'española' está motivado por que este país no participó en la I Guerra Mundial y sus esfuerzo informativos, en la prensa de la época, con respecto a la pandemia fueron más importante que el de los paíse beligerantes. A diferencia de por aquel entonces, y gracias a los avances científicos y tecnológicos, la humanidad sabe mucho más de las epidemias de gripe ahora.

En este sentido, los científicos del Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo han revisado la historia de los virus de la gripe aviar bajo la lente de su composición genética, una revisión que en la que se subraya que las actuales cepas han estado circulando en la población silvestre de aves desde hace por lo menos un siglo.

Estos reservorios ejercen un importante papel en la difusión de la enfermedad. De hecho, las aves migratorias silvestres tienen la capacidad de transportar el virus a lo largo de sus rutas migratorias y, asimismo, pueden trasmitir la gripe aviar a las aves domésticas (como las gallinas o los patos).

A este respecto, es tranquilizador que las poblaciones silvestres raramente transmiten el virus a las personas —si es que lo hacen, apuntan desde el Instituto Roslin—. Mientras que el contagio de aves domésticas a personas suele ocurrir con mayor frecuencia en los mercados de aves vivas asiáticos.

Dos de las cepas del virus —conocidos como H5 y H7— tienen la capacidad de convertirse en altamente patógenos y matar a las gallinas, según han desvelado diversos estudios. Sin embargo, al igual que las cepas altamente patógenas de la gripe aviar no siempre matan a otras especies de aves, estas cepas pueden ser transportadas a los largo de mundo junto a otros virus, lo que fomenta su evolución.

Estas cepas se han transmitido esporádicamente a las personas y, luego, han vuelto a las poblaciones silvestres de aves —por lo menos la cepa H5, a ciencia cierta—. Además, a diferencia de la gripe humana —en la que los subtipos del virus raramente se mezclan entre sí— la mezcla de subtipos es común en la gripe aviar, sobre todo en las aves salvajes. Este particular facilita que los virus de la influenza aviar registren mayor variedad que los virus humanos y tengan la capacidad de generar, con mayor facilidad, nuevas cepas.

Desde el Instituto Roslin alertan de que la humanidad debería esperarse que emerjan más cepas altamente patógenas de la gripe aviar, como vienen ocurriendo aproximadamente una o dos veces por década.

LA PREVENCIÓN: ESTRATEGIA EFICAZ

Para combatir  los riesgos que supone la gripe aviar en la salud humana, los expertos del Instituto Roslin señalan la estrategia de prevención como una herramienta útil.

A este respecto, los continuos casos de transmisión del virus a personas apuntan a que esta gripe zoonótica continua representando una amenaza para la salud humana. Por otro lado, los científicos consideran, como muy probable, que el aumento de la bioseguridad y la vacunación en aves domésticas son estrategias eficaces para reducir al mínimo los brotes.

Como hecho que señala la importancia y eficacia de esta forma de abordar el problema, destaca el éxito del programa de vacunación contra la gripe aviar H7N9 en China. Un programa que ha desvelado que es posible controlar la circulación del virus en aves domésticas y, por lo tanto, reducir las infecciones humanas.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.