MARTES, 10 de diciembre 2019, actualizado a las 5:49

MAR, 10/12/2019 | 5:49

ANIMALADAS

Vinculan de nuevo el comportamiento de los perros con su genética

Un nuevo estudio científico llevado a cabo en pastores alemanes ha determinado que sus comportamientos complejos están influenciados por los genes, así como por una serie de factores ambientales

GALERIA
El estudio, realizado sobre pastores alemanes, ha determinado que rasgos como jugar con humanos están marcados por la genética.

Vinculan de nuevo el comportamiento de los perros con su genética

Un nuevo estudio científico llevado a cabo en pastores alemanes ha determinado que sus comportamientos complejos están influenciados por los genes, así como por una serie de factores ambientales

Redacción - 20-11-2019 - 14:52 H

Una nueva investigación científica vuelve a demostrar que el comportamiento de los perros está marcado por su genética. Concretamente, el estudio ha sido realizado por investigadores del Instituto Roslin de la Facultad de Medicina y Veterinaria de la Universidad de Edimburgo, y ha desvelado que, en el caso de los pastores alemanes, algunos de sus comportamientos, como perseguir, jugar con humanos y temer los ruidos fuertes, esta marcado por sus genes.

Para realizar el estudio, los investigadores reclutaron a más de 700 pastores alemanes con el objetivo de encontrar vínculos entre su ADN y los rasgos comunes exhibidos. Los resultados de la investigación, según explican desde el Instituto Roslin, podrían ayudar a los criadores a fomentar rasgos deseables o proporcionar enfoques para minimizar los comportamientos problemáticos.

Gracias a la ayuda del Kennel Club, los investigadores se pusieron en contacto con propietarios de pastores alemanes de todo el Reino Unido, así como con asociaciones de cría, y visitaron exposiciones caninas para reclutar a los perros. Además, trabajaron con el programa de cría de perros del ejército sueco para incluir más animales en la investigación.

Los propietarios que participaron en el estudio tomaron un hisopo de la saliva de sus animales de compañía y completaron un cuestionario, el Q-BARC, el cual detalla el comportamiento, el estilo de vida y el hogar de las mascotas. Posteriormente, los científicos combinaron los resultados en un modelo estadístico que tiene la finalidad de investigar los vínculos entre la genética y el comportamiento.

Los investigadores descubrieron que muchas variantes genéticas, con pequeño efecto, estaban relacionadas con el comportamiento, a diferencia de las variantes con grandes efectos. Asimismo, determinaron que también están asociadas con los rasgos de comportamiento una serie de factores ambientales, como los niveles de entrenamiento.

REGIONES VINCULADAS TAMBIÉN EN OTRAS ESPECIES Y DIFERENTES ENTRE RAZAS

Algunas de las regiones genéticas destacadas por el estudio contenían genes previamente vinculados al comportamiento en otras especies. Así, por ejemplo, una región del genoma asociada a la sensibilidad del tacto, que se muestra principalmente por el miedo al aseo, contenía un gen previamente vinculado a la sensibilidad de la piel de los ratones.

El estudio se basó en trabajos previos con labradores retrievers, en los que también se confirmó que muchas influencias ambientales y genéticas estaban asociadas con el comportamiento. Sin embargo, las regiones genéticas asociadas con el comportamiento en los pastores alemanes eran diferentes de las observadas para los labradores.

Por último, cabe mencionar que, según han señalado los investigadores, los resultados del estudio, publicado en la revista Heredity, demuestran la utilidad de los estudios genéticos en perros y el valor de la investigación que se centra en una raza.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.