LUNES, 11 de noviembre 2019, actualizado a las 23:41

LUN, 11/11/2019 | 23:41

ANIMALADAS

Veterinarios y psiquiatras abordan la acumulación masiva de mascotas

Expertos señalan que es necesaria una alianza entre la salud y protección animal y la medicina humana y protección civil para abordar el síndrome de acumulación compulsiva, o disposofobia, cuando se hace acopio de animales de compañía

GALERIA

Veterinarios y psiquiatras abordan la acumulación masiva de mascotas

Expertos señalan que es necesaria una alianza entre la salud y protección animal y la medicina humana y protección civil para abordar el síndrome de acumulación compulsiva, o disposofobia, cuando se hace acopio de animales de compañía

Redacción - 25-10-2019 - 12:22 H

El síndrome de acumulación compulsiva o disposofobia, también conocido como trastorno de acumulación o síndrome de acaparador compulsivo, es un trastorno psicológico cuya característica principal en la tendencia a la acumulación de artículos u objetos de manera excesiva. Además, esta acumulación puede referirse a los animales de compañía, en cuyo caso también es conocido como trastorno de acumulación de animales o síndrome de Noé, reuniendo quien padece el síndrome en su hogar o en un espacio una cantidad reseñable de mascotas.

Este síndrome no es especialmente famoso, aunque sus consecuencias salten a la vista, y por ello, centrándose en la acumulación de animales, en Canadá se ha llevado a cabo una reunión multidisciplinar, en la que han participado tanto veterinarios y otros agentes relacionados con la salud y el bienestar animal, como profesionales de la medicina humana y de los servicios sociales.

Cuando se trata de objetos, el síndrome de acaparador compulsivo o de acumulación compulsiva, impulsa a quien lo sufre a conservar una gran cantidad de objetos y les impide descartarlos. En el caso de la acumulación de animales, recopilan tal cantidad de animales que no pueden proporcionarles una atención adecuada.

El taller ha sido organizado desde un enfoque multidisciplinar en el que han participado, entre otros, la Asociación de Medicina Veterinaria de Saskatchewan, y autoridades sanitarias y de bienestar animal. Un primer paso para mejorar la colaboración de los distintos sectores, tanto el de la salud animal como el de la humana o bomberos y policías, implicados en el síndrome de acumulación compulsiva.

Los expertos consideran que existe una brecha entre sectores a la hora de garantizar que las personas y los animales que sufren las consecuencias de la acumulación compulsiva reciban la atención adecuada.

En este sentido, consideran que es fundamental abordar el problema desde un enfoque multidisciplinar. “Ninguna disciplina o persona que trabaje dentro de esa disciplina tiene toda la experiencia necesaria”, ha remarcado Christiana Bratiotis, profesora de la Universidad de Columbia Británica, quien expone que “realmente se necesitará que la comunidad animal y la psiquiátrica se unan para lograrlo”.

Además de los veterinarios, los psiquiatras y psicólogos son fundamentales en el abordaje del problema, ya que, como explica Erin Wason, trabajadora social veterinaria del Western College of Veterinary Medicine (WCVM), sin servicios de salud mental en el terreno, muy pocas personas recibirían la atención quenecesitan desesperadamente”.

“El problema de salud humana está impulsando un problema de salud animal”, remarca Wason.

Todavía queda mucho camino por recorrer para que el síndrome de Noé sea abordado desde un enfoque multidisciplinar. “Durante mucho tiempo, los profesionales de la salud humana y de la animal no se han reunido mucho”, explica Wasson, quien concluye: “Lo que más defiendo es la inclusión de las personas relacionadas con la salud y la protección animal en las mismas mesas que quienes se ocupan de la salud y protección humana”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.