VIERNES, 14 de junio 2024

VIE, 14/6/2024

ANIMALADAS

Veterinarios logran recomponer la pelvis de una teckel atropellada por una bicicleta

El animal tenía heridas tan graves que el primer veterinario que la atendió valoró la eutanasia

Radiografía ventrodorsal de la pelvis que muestra la reparación de la fractura del cuerpo ilíaco derecho con una placa y tornillos.
Radiografía ventrodorsal de la pelvis que muestra la reparación de la fractura del cuerpo ilíaco derecho con una placa y tornillos.

Veterinarios logran recomponer la pelvis de una teckel atropellada por una bicicleta

El animal tenía heridas tan graves que el primer veterinario que la atendió valoró la eutanasia

Redacción - 17-04-2023 - 12:35 H - min.

Una teckel miniatura, que resultó gravemente herida tras ser atropellada por una bicicleta, se ha recuperado totalmente después de ser tratada por especialistas en el Royal Veterinary College (RVC).

El animal, llamado Frida, presentaba heridas tan graves que se valoró la eutanasia como una opción cuando sus propietarios la llevaron a su veterinario. Sin embargo, la familia decidió que querían darle la “oportunidad de pelear” y por eso la enviaron al RVC Small Animal Referrals en el Queen Mother Hospital for Animals.

Las lesiones sufridas por Frida, de dos años, durante el accidente, incluyeron fracturas pélvicas, hematomas intraabdominales significativos y ruptura de la uretra, pero afortunadamente se recuperó por completo.

Frida estuvo hospitalizada en el hospital de referencia de pequeños animales del RVC con sede en Hertfordshire durante poco más de una semana. Durante ese tiempo, recibió tratamiento y atención inicialmente del equipo de Emergencias y Cuidados Críticos, y posteriormente por el Servicio de Cirugía de Tejidos Blandos y el Servicio de Ortopedia.

Radiografía pélvica ventrodorsal que muestra múltiples fracturas

Investigaciones posteriores, durante el día de su ingreso, revelaron una ruptura de la uretra superior. Durante la cirugía, se identificaron y repararon dos desgarros uretrales más. Al día siguiente, como Frida se había recuperado bien, se le reparó una fractura de cuerpo ilíaco derecho por miembros del Servicio de Ortopedia y regresó a la UCI.

Los titulares de Frida recibieron un programa de rehabilitación con ejercicios graduados para apoyar su recuperación cuando fue dada de alta. Esto comenzó con caminatas de cinco minutos con una correa corta tres o cuatro veces al día durante las primeras dos semanas, antes de aumentar lentamente a caminatas de 20 minutos entre cinco y ocho semanas después del alta.

Frida regresó al RVC para un nuevo examen dos meses después y con el seguimiento del plan de ejercicios por parte de su responsable, se estaba recuperando bien. Las radiografías de seguimiento mostraron la curación de su fractura ilíaca sin problemas de implante. Posteriormente se permitió que el ejercicio de Frida volviera gradualmente a la normalidad y los equipos de RVC le dieron el alta.

“Frida pasó las primeras semanas en casa volviendo a comer y dormir. Había perdido mucho peso después del accidente, de 4,4 kg a 3,5 kg. Poco a poco ganó confianza para caminar pequeñas distancias y volvió a comportarse igual que antes de accidente. Ahora su carácter es más o menos como antes”, celebran los propietarios.

Imagen de la teckel tras la intervención

VOLVER ARRIBA