SÁBADO, 3 de diciembre 2022, actualizado a las 11:27

SÁB, 3/12/2022 | 11:27

ANIMALADAS

Veterinarios forenses ayudan a resolver un caso de maltrato animal

Un informe de necropsia veterinario esclarece las causas de la muerte de un caballo que fue disparado a bocajarro con un arma de fuego

Foto de archivo de la Guardia Civil.
Foto de archivo de la Guardia Civil.

Veterinarios forenses ayudan a resolver un caso de maltrato animal

Un informe de necropsia veterinario esclarece las causas de la muerte de un caballo que fue disparado a bocajarro con un arma de fuego

Redacción - 02-11-2022 - 11:09 H - min.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Vega de San Mateo, en Gran Canaria, investigó el pasado día 24 de octubre de 2022 a un varón de 50 años de edad, sin antecedentes, por un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por maltratar injustificadamente un animal doméstico o amansado con el agravante de utilización de arma de fuego, al ocasionarle la muerte a un caballo de su propiedad tras dispararle con una escopeta de caza, en el municipio de Telde.

La Guardia Civil inició una investigación policial gracias a la colaboración ciudadana, pues previamente se había comunicado la posible participación de varias personas en el fallecimiento de un animal causado por un disparo, hechos puesto en conocimiento por otros cuerpos policiales.

Tras conocer esta información el veterinario municipal de Telde informa al Seprona de posibles irregularidades en el fallecimiento del citado animal, enterrado en una propiedad particular del municipio.

La Guardia Civil acudió inmediatamente a comprobar los hechos denunciados, llevando a cabo las averiguaciones e indagaciones oportunas para la localización de la parcela donde se enterró al equino, así como al propietario del animal, el cual, ante el requerimiento de los Agentes del Seprona, no permitió en primera instancia la inspección del terreno de su propiedad.

Por tanto, ante la negativa de acceso, el Juzgado de Instrucción número 1 de Telde emitió oficio judicial autorizando la entrada en la finca privada a la vista de las pruebas aportadas por el Seprona, así como para proceder a desenterrar el animal con utilización de una excavadora y posterior traslado a la sala de necropsia de la Facultad de Veterinaria de Las Palmas.

Los agentes necesitaron la colaboración y ayuda de personal de la Concejalía de Servicios Municipales del Ayuntamiento para localizar al caballo. Durante la búsqueda, en la parcela se observó una zona con tierra suelta y con aspecto de estar revuelta, por lo que se inició la excavación en dicho lugar y a una profundidad aproximada de 2 metros se encontró el cadáver del equino, el cual se encontraba en avanzado estado de descomposición desprendiendo un fuerte olor.

Además, los investigadores pudieron comprobar como el animal tenía puesta la cabezada y una cuerda, pudiendo observar un orificio en la parte derecha de la cabeza, por lo que se procedió por parte de Agentes del Seprona y el veterinario municipal al traslado hasta la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para su análisis.

LA NECROPSIA DEL CABALLO FUE CLAVE PARA RESOLVER EL CASO

En el informe de autopsia-necropsia del cadáver, realizado por el Servicio de Diagnóstico Anatomopatológico Veterinario, se constata la fractura múltiple de huesos de la base del cráneo, extrayéndose del interior de la cabeza, seis perdigones metálicos de 3 y un taco de plástico de 2 cm (taco de cartucho), concluyéndose que los hallazgos observados son indicativos de una herida como consecuencia de la utilización de un arma de fuego a bocajarro, produciendo lesiones mortales que causaron la muerte súbita.

Finalmente, los agentes realizaron las gestiones e indagaciones oportunas para el esclarecimiento de los hechos acontecidos, con la toma de declaraciones de varios testigos, así como al propietario del animal, en el que se pudo esclarecer que el animal fue sacrificado sin la supervisión de un veterinario y fuera de los casos justificados o acorde a la legislación vigente.

Por todo ello, se procedió a investigar al supuesto autor del hecho delictivo y propietario del animal por delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Las diligencias policiales fueron entregadas ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Telde (Las Palmas).

VOLVER ARRIBA