JUEVES, 20 de enero 2022, actualizado a las 0:06

JUE, 20/1/2022 | 0:06

ANIMALADAS

Veterinarios extirpan un enorme tumor de 5 kg a una dálmata

Un equipo de veterinarios ha conseguido extirpar con éxito un carcinoma renal de cerca de 5 kg a una perra dálmata

La enorme masa se había originado en el riñón derecho de la dálmata.
La enorme masa se había originado en el riñón derecho de la dálmata.

Veterinarios extirpan un enorme tumor de 5 kg a una dálmata

Un equipo de veterinarios ha conseguido extirpar con éxito un carcinoma renal de cerca de 5 kg a una perra dálmata

Alfonso Neira de Urbina - 15-12-2021 - 10:23 H

Los veterinarios del Hospital de referencia británico Paragon han logrado extirpar con éxito un enorme tumor de 5 kg a una hembra de dálmata enferma de cáncer. Así, el cirujano de tejidos blandos David Barker extrajo del abdomen de Penny, de cuatro años, el tumor maligno que ponía en peligro su vida.

La operación requirió “mucha ayuda” del resto de veterinarios, explican desde el hospital, debido a su naturaleza “increíblemente desafiante” y a que el tumor era muy grande y pesado. Los cirujanos Dan Kenny y Kat Grzywa ayudaron durante la operación.

Barker ha señalado que Penny se presentó con sospecha de ascitis, dado el gran volumen de derrame peritoneal y que su abdomen estaba muy hinchado y tenso. "Realizamos una tomografía computarizada con contraste yodado para ayudar a resaltar las zonas del cuerpo que debíamos examinar y los resultados fueron sorprendentes”, ha recordado el veterinario, quien rememora que “la masa era enorme. Llenaba casi por completo el abdomen".

Las imágenes del TAC mostraban que la masa se había originado en el riñón derecho, que se había desplazado hacia el lado izquierdo del abdomen, y que además comprimía el resto de los órganos internos de Penny. En este sentido, no había indicios de enfermedad metastásica.

TAC de Penny

Por ello, realizaron una ureteronefrectomía y disecaron las grandes partes quísticas del tumor para liberarlas del epiplón, el peritoneo y la vasculatura retroperitoneal.

“La cirugía fue realmente difícil porque la masa era muy grande y pesada, y se requirió personal veterinario adicional para sostenerla y manipularla, mientras se diseccionaba y ligaba su vasculatura”, apunta Barker.

Además, el peso de la masa sobre el diafragma también dificultó la anestesia, pero la operación salió muy bien. Una vez terminada la operación, se confirmó que la masa era de casi 5 kg.

“Penny se recuperó bien de la anestesia, sus parámetros renales en sangre se mantuvieron normales durante su recuperación y fue dada de alta 48 horas después. La histopatología confirmó posteriormente que la masa era un carcinoma renal”, celebra el veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.