MARTES, 27 de febrero 2024

MAR, 27/2/2024

ANIMALADAS

Veterinarios españoles detectan anticuerpos de SARS-CoV-2 en un lémur

Un grupo de investigadores ha analizado las muestras de 43 lémures de un zoológico de la Comunidad Valenciana y han detectado anticuerpos del coronavirus SARS-CoV-2 en uno de ellos

Imagen de un lémur rufo blanco y negro.
Imagen de un lémur rufo blanco y negro.

Veterinarios españoles detectan anticuerpos de SARS-CoV-2 en un lémur

Un grupo de investigadores ha analizado las muestras de 43 lémures de un zoológico de la Comunidad Valenciana y han detectado anticuerpos del coronavirus SARS-CoV-2 en uno de ellos

Francisco Ramón López - 02-01-2024 - 12:00 H - min.

En el contexto de la pandemia de Covid-19, se informó de la transmisión del SARS-CoV-2 a animales tanto domésticos como salvajes, lo que supuso motivo de preocupación. En este caso, debido a las similitudes genéticas y funcionales con los humanos, los primates no humanos merecen especial atención.

En el caso de los lémures, generalmente considerados en peligro de extinción, se cree que son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2. Por ello, un equipo de investigadores, incluidos veterinarios, de la Universidad Cardenal Herrera-CEU, el Instituto de Biomedicina de Valencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Instituto de Salud Carlos III, la Universidad de Zaragoza, y los departamentos de veterinaria de Mundomar Benidorm y Bioparc Fuengirola han llevado a cabo un estudio para analizar la situación.

En la investigación se buscó evidencia de infección por SARS-CoV-2 entre los 43 lémures de Mundomar. Los lémures pertenecían a dos especies de lémures en peligro de extinción, 23 lémures rufos blancos y negros (Varecia variegata) y 20 lémures de cola anillada (Lemur catta).

“Hasta donde sabemos, el presente estudio representa el primer informe de un estudio exhaustivo de poblaciones de lémures en cautiverio sobre la infección por SARS-CoV-2, realizado en dos especies distintas de lémures”, afirman, lo que llena un vacío en el que solo había un informe de estudio serológico en un único lémur rufo salvaje como parte de un estudio serológico de muchos tipos diferentes de animales

Las evaluaciones de salud realizadas en 2022 y 2023 incluyeron análisis moleculares del ARN del SARS-CoV-2 en hisopos orales y rectales mediante dos ensayos RT-qPCR diferentes, siempre con resultados negativos para el SARS-CoV-2 en todos los animales.

La evaluación también incluyó pruebas serológicas para detectar anticuerpos contra el dominio de unión al receptor (RBD) de la proteína de pico (S) del SARS-CoV-2, que nuevamente arrojó resultados negativos en todos los animales excepto en un lémur rufo blanco y negro, lo que respalda infección previa de ese animal con SARS-CoV-2.

Este hallazgo se suma al conocimiento previo sobre la transmisión del SARS-CoV-2 a animales, con infecciones documentadas de animales de zoológico, pero no de lémures. Esta transmisión a menudo se considera esporádica, accidental y se debe en gran medida al contacto con cuidadores infectados. “En el presente caso del lémur, la transmisión pudo haberse producido por vía aérea, ya sea a través de un trabajador infectado o de un público visitante”, apuntan.

Este animal seropositivo no mostró signos clínicos o hallazgos anormales en el examen físico, lo que sugiere que esta infección era subclínica. “Esto plantea preguntas intrigantes sobre el impacto general del SARS-CoV-2 en diferentes especies animales, particularmente cuando muestran pocas o ninguna manifestación perceptible de la enfermedad”, indican.

“Nuestros datos, si bien no indican una alta susceptibilidad de los lémures a la infección por SARS-CoV-2, muestran que pueden infectarse, lo que se suma a la información existente sobre las posibles formas de propagación del virus SARS-CoV-2 en los zoológicos, destacando la necesidad de vigilancia animal para detectar el virus”, concluyen.

VOLVER ARRIBA