MARTES, 22 de enero 2019, actualizado a las 15:23

MAR, 22/1/2019 | 15:23

MADRID

ANIMALADAS

Una veterinaria es acusada de maltrato animal

Las responsables de la empresa concesionaria de la perrera de Alcalá de Henares han sido acusadas de maltratar a los perros y gatos que estaban a su cuidado. Los animales se encontraban desnutridos y presentaban úlceras, por lo que la fiscalía pide 11 meses de prisión y la acusación particular 3 años y nueve meses de cárcel

GALERIA
Alberto Egido, concejal de Medio Ambiente y Movilidad de Alcalá de Henares, concejalía encargada de la protección animal, ha desmentido la defensa de las acusadas de maltrato animal en su testificación.

Una veterinaria es acusada de maltrato animal

Las responsables de la empresa concesionaria de la perrera de Alcalá de Henares han sido acusadas de maltratar a los perros y gatos que estaban a su cuidado. Los animales se encontraban desnutridos y presentaban úlceras, por lo que la fiscalía pide 11 meses de prisión y la acusación particular 3 años y nueve meses de cárcel

Redacción - 17-12-2018 - 12:10 H

Las acusaciones piden hasta 3 años y nueve meses de prisión para las dos responsables de Desratizaciones Parque, empresa concesionaria de la perrera de Alcalá de Henares, por presuntamente maltratar a los perros y a los gatos del centro, que se encontraban en "un estado lamentable". Los animales sufrían desnutrición, delgadez extrema y úlceras.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares (Madrid), Ana María Gallegos Atienza, ha abierto juicio oral contra la veterinaria Sandra M., la encargada de la empresa Raquel P. y la mercantil Desratizaciones Parque por un delito de maltrato animal por omisión.

La Fiscalía solicita 11 meses de prisión para cada una de las acusadas e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia por un período de tres años.

Justicia Animal eleva su petición a tres años y nueve meses de prisión, al acusarles de tres delitos de maltrato y no uno de maltrato continuado, mientras que el Ayuntamiento reclama año y medio de cárcel, y una multa de 9.000 euros a Desratizaciones Parque.

La Asociación Justicia Animal denunció a principios de 2016 ante el Seprona a la concesionaria de la perrera de Alcalá al asegurar que los perros y gatos estaban en un estado "lamentable", algunos con "delgadez extrema" y heridas provocadas por úlceras.

UNA HISTORIA DESMENTIDA QUE NO EXPLICARÍA EL ESTADO DE LOS ANIMALES

Pero la responsable de la empresa aseguró en el juzgado que todos los problemas de desnutrición, heridas y las úlceras de los perros "eran consecuencia del frío". Aunque las instalaciones cuentan con calefacción, la acusada se defendió aduciendo que estaba averiada.

No obstante, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Alberto Egido, desmintió esta historia en su testificación, al dejar claro que la calefacción funcionaba perfectamente. El político señaló que si no la encendían era para ahorrar dinero, al tiempo que precisó que en muchas perreras de la región que no cuentan con calefacción jamás se han encontrado con animales en ese estado a consecuencia del frío.

Los dos veterinarios de las clínicas donde fueron trasladados los animales enfermos subrayaron que "un perro por frío no tiene jamás esas heridas" y que muchos tenían "unos valores de anemia muy altos", que tienen que ver "con una desnutrición por falta de alimento".

Justicia Animal pone como ejemplo que a un perro se le mantenía con un abrigo mojado en invierno para ocultar sus heridas llenas de pus, "una situación consentida y ejecutada por la encargada del centro y la veterinaria" encargada del mismo, quienes, según testigos, "llegaron a reírse cuando se les preguntaban los motivos por los que los perros se encontraban en este estado".

CIENTOS DE ANIMALES MUERTOS

La abogada de Justicia Animal asegura que lo más duro fue leer los listados de entradas y salidas de los animales, con cientos de fallecidos con anotaciones laterales como "llegamos y está muerto", "muere de repente" y "encontrado muerto".

Desratizaciones Parque resultó adjudicataria del servicio en un proceso de licitación impulsado en 2014 por el anterior Gobierno municipal, del Partido Popular. La firma fue la ganadora de un concurso en el que el criterio más valorado fue la oferta económica. A día de hoy, la empresa gestiona la perrera de Fuenlabrada, en Madrid.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.