SÁBADO, 20 de abril 2019, actualizado a las 4:18

SÁB, 20/4/2019 | 4:18

ANIMALADAS

Un perro calma los ataques de ansiedad nocturnos de una niña

Adalynn Leary, de 2 años, empezó a sufrir ataques de ansiedad durante las noches tras experimentar un terremoto de magnitud 7 a finales de 2018. Desde entonces, cada noche su perra se tumba con ella en la cama, tranquilizándola hasta que la niña se duerme.

Un perro calma los ataques de ansiedad nocturnos de una niña

Adalynn Leary, de 2 años, empezó a sufrir ataques de ansiedad durante las noches tras experimentar un terremoto de magnitud 7 a finales de 2018. Desde entonces, cada noche su perra se tumba con ella en la cama, tranquilizándola hasta que la niña se duerme.

Javier López Villajos - 18-01-2019 - 12:20 H

Tras sufrir un terremoto de magnitud 7 en la escala de Ritcher, y con numerosas réplicas, a finales de 2018, una niña de dos años y natural de Alaska (Estados Unidos), Adalynn Leary, comenzó a desarrollar ataques de ansiedad durante las noches, llegando a tener problemas para conciliar el sueño. Un día Leary llamó en mitad de la noche a Fury, la perra del hogar, una pitbull de 45 kilos con la que mantiene un estrecho vínculo y que duerme a los pies de su cama. Tras abrazarla, logró conciliar el sueño y desde entonces solo puede dormir con ella, informa el Dailymail.

Muestra de ello son las imágenes que recogió una cámara de vigilancia instalada en la habitación de la niña, donde se puede observar como la niña arropa y abraza a la perra antes de quedarse dormida.

"La única manera de que Leary logre dormir es que Fury se meta en la cama con ella, ya que así Leary se siente protegida y realmente Fury consigue aliviar su ansiedad”, explica el padre de la niña, Kyle Leary, al Dailymail.

El vídeo, que fue colgado en Facebook por el propio padre, se ha vuelto viral por las redes sociales, suscitando diversas opiniones entre los internautas, quienes llegan a criticar la decisión de los padres de dejar que un animal comparta la cama con su hija.

Ante dichas críticas, Kyle Leary ha defendido que “Fury no es un animal cualquiera”, detallando que la perra ha recibido un "entrenamiento de 100 horas para trabajar como un animal de servicio", que en este caso es proteger a Adalynn.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.