DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a la 1:57

DOM, 25/10/2020 | 1:57

ANIMALADAS

Las terapias caninas vuelven a los hospitales adaptadas al Covid-19

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada ha reanudado sus terapias con perro para niños con cáncer, tras haber sido aplazadas durante 7 meses por la pandemia de coronavirus Covid-19

Equipo de terapia canina y personal del Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
Equipo de terapia canina y personal del Hospital Universitario Virgen de las Nieves.

Las terapias caninas vuelven a los hospitales adaptadas al Covid-19

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada ha reanudado sus terapias con perro para niños con cáncer, tras haber sido aplazadas durante 7 meses por la pandemia de coronavirus Covid-19

Redacción - 07-10-2020 - 10:17 H

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada) ha retomado la actividad de la unidad de terapia canina integrada por perros adiestrados que realizan sesiones de rehabilitación a pacientes pediátricos oncológicos. Esta prestación se puso en marcha a principios de 2019 y cesó con la irrupción de la pandemia de Covid-19 y las restricciones de acceso a los centros hospitalarios para evitar la transmisión del coronavirus.

Se trata de un proyecto de humanización sanitaria, en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer y la empresa de adiestramiento Hachiko, para ofrecer la mejor asistencia a los pequeños, trabajando la parte emocional, con el fin de reducir la ansiedad que generan los procesos hospitalarios.

Desde este martes 6 de septiembre, se ha reanudado esta iniciativa pionera, tras siete meses de paralización, con un estricto protocolo de seguridad e higiene, validado por el servicio de Medicina Preventiva del hospital granadino, para garantizar que no se produzcan contagios.

Este nuevo protocolo introduce cambios con respecto al anterior, con el único objetivo de que esta actividad sea totalmente segura. La principal novedad es que ahora solo hay un perro, de los tres adiestrados, que acude en exclusiva al hospital Materno Infantil, y se dedica solo a tratar a los pequeños ingresados en Oncología Pediátrica.

A partir de ahora, cada semana, Pecas se convierte en terapeuta con sesiones interactivas con los menores en las que se tratan los aspectos emocionales, físicos o sociales para motivarlos en su proceso de recuperación y reducir el estrés.

Además, se ha establecido un circuito de entrada al hospital muy exhaustivo para que el can no tenga ninguna interacción y vaya directamente al lugar exacto de la terapia.

Aunque en el inicio de este proyecto también se incluía una parte recreativa para niños que se iban a someter, o bien, se estaban recuperando de una intervención quirúrgica, en esta nueva etapa, solo se trabaja en el área de la rehabilitación para menores con cáncer. Se realizan sesiones, con una duración de 45 minutos, con ejercicios lúdicos para la rehabilitación de pacientes en procesos oncológicos, previa indicación de los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del hospital.

Para poner en marcha esta iniciativa, la unidad de Medicina Preventiva y Salud Pública ha aplicado todos los protocolos nacionales e internacionales. Pecas cuenta con su certificado de vacunas y seguro de responsabilidad civil, además de todas las analíticas pertinentes para asegurar que está en perfecto estado de salud. Además, los monitores, Nicolás Montes y Mariola Cruz, se han realizado pruebas PCR y de serología que serán renovadas cada mes y han sido vacunados contra la gripe como medida preventiva para evitar contagios a los pequeños.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.