DOMINGO, 27 de septiembre 2020, actualizado a las 13:03

DOM, 27/9/2020 | 13:03

ANIMALADAS

Sacrifican a una perra sana para que sea enterrada con su dueña

Un ejemplar de Shih Tzu en buen estado de salud fue sacrificado para cumplir la última voluntad de su dueña, en EEUU. El Código Deontológico para el ejercicio de la profesión veterinaria en España prohíbe la eutanasia de animales sanos

Sacrifican a una perra sana para que sea enterrada con su dueña

Sacrifican a una perra sana para que sea enterrada con su dueña

Un ejemplar de Shih Tzu en buen estado de salud fue sacrificado para cumplir la última voluntad de su dueña, en EEUU. El Código Deontológico para el ejercicio de la profesión veterinaria en España prohíbe la eutanasia de animales sanos

Javier López Villajos - 23-05-2019 - 15:06 H

Son numerosos los ejemplos de mascotas que, tras la muerte de sus dueños, han heredado diferentes privilegios como es el caso de Choupette, la gata del recientemente fallecido diseñador de moda Karl Lagerfeld, para que la que fue destinada su fortuna, valorada en 150 millones de dólares. 

Sin embargo, no todas las herencias son igual de beneficiosas para las mascotas. Y es que Emma, una perra de la raza Shih Tzu que gozaba de buena salud, fue sacrificada para cumplir la última voluntad de su dueña, que era que su perra descansara junto a ella, tal y como recogen diferentes medios de comunicación estadounidenses como la CNN.

Tras la muerte de su dueña, Emma fue recogida por el refugio de animales el Condado de Chesterfield, en el Estado norteamericano de Virginia, donde permaneció dos semanas. 

Durante ese tiempo los responsables del refugio negociaron con el albacea encargado de cumplir con los deseos de la fallecida para que éste dejara vivir al animal. “En varias ocasiones le sugerimos que se podría entregar a la perra a otra familia”, señala Carrie Jones, gerente de la Oficina de Animales de Chesterfield.

Pese a los esfuerzos de los responsables del refugio, el albacea de los bienes de la fallecida se presentó en el centro de animales recogidos y se llevó a la perra. Inmediatamente después Emma fue llevada a una clínica veterinaria local donde le realizaron la eutanasia. Seguidamente fue trasladada a un centro de cremación de mascotas en Richmond. Y, por último, sus cenizas fueron depositadas en una urna, que fue devuelta al representante de la herencia de la fallecida.

CUESTIÓN LEGAL EN DIFERENTES ESTADOS NORTEAMERICANOS

Dado que los cementerios en Estados Unidos están regulados por la Ley Estatal, el lugar donde uno vive determina si es legal ser enterrado con su mascota, como es el caso de Virginia, Estado norteamericano que, en 2014, promulgó una ley que legaliza este tipo de supuestos, al igual que Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania.

De esta manera, en el Estado norteamericano de Virginia, los veterinarios, oficiales de control de animales e investigadores pueden practicar la eutanasia, incluso dándose este tipo de casos, según la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria.

Otra cuestión sería la de encontrar un veterinario que aceptase realizar la eutanasia a un animal sano, dilema al que profesionales como Kenny Lucas, veterinario de la clínica Shady Grove, se negarían a enfrentar. “Cuando tenemos un caso que requiere la eutanasia, afrontamos una situación emocional que debemos gestionar de manera ética ya que hicimos un juramento al respecto y es algo que, independientemente de cómo resulte, nos llevamos a casa”, detalla Lucas a la CNN.

TRATAMIENTO DEL CASO EN ESPAÑA

Precisamente, en el caso de España, el Código Deontológico para el ejercicio de la profesión veterinaria, en el apartado 4 del artículo 22, específica que “el veterinario no deberá sacrificar a animales sanos, salvo instrucción directa de la autoridad competente”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.