DOMINGO, 16 de junio 2024

DOM, 16/6/2024

ANIMALADAS

¿Por qué se pide encerrar a las mascotas en urgencias domiciliarias?

Una sanitaria española explica algunas de las razones por las que se suele pedir al propietario que los animales de compañía no estén presentes cuando acuden a atender una urgencia en un domicilio

Durante las visitas médicas las mascotas pueden ingerir algún medicamento en un descuido de los sanitarios de humana.
Durante las visitas médicas las mascotas pueden ingerir algún medicamento en un descuido de los sanitarios de humana.

¿Por qué se pide encerrar a las mascotas en urgencias domiciliarias?

Una sanitaria española explica algunas de las razones por las que se suele pedir al propietario que los animales de compañía no estén presentes cuando acuden a atender una urgencia en un domicilio

Redacción - 02-01-2023 - 12:57 H - min.

En ocasiones los médicos tienen que desplazarse a los domicilios de algunos pacientes para atenderlos en caso de urgencia, algo mas habitual en periodos festivos. En estas situaciones, los sanitarios se encuentran cada vez más frecuentemente con que en el hogar que visitan hay animales de compañía.

En algunos de estos casos, se pide al titular de las mascotas que mantenga a los animales alejados de los profesionales que van a atender la urgencia, situando a las mascotas en una zona aislada del domicilio.

En relación a estas situaciones, una sanitaria española, en base a su experiencia, ha explicado en redes sociales por qué se pide a los propietarios que aíslen a los animales de compañía.

La sanitaria, que confiesa que le "encantan" los animales y que incluso su padre fue veterinario, explica que, en primer lugar, puede ocurrir que los profesionales que atiendan la urgencia puedan tener algún tipo de alergia al pelo de los animales, teniendo esto repercusiones negativas en el trabajo de los clínicos.

No podemos evitar el pelo que haya en la cama o los sofás, pero si el animal no está cerca los efectos serán menores”, apunta la sanitaria.

Además, recuerda que más allá del problema de las alergias, hay personas que tienen miedo a los animales. “Puede ser fundado o irracional. Pero si tienen miedo, está claro que no van a prestar al paciente el 100% de su atención”, destaca.

En cuanto al miedo a los animales la sanitaria señala que en las visitas de urgencias se pueden encontrar perros de razas desde chihuahuas hasta perros de raza gran danés, pasando por pitbull o Stafford.

“Aún tengo pesadillas con el día que nos abren la puerta y salen 3 pitbull y nos empujan a la enfermera y a mí contra la pared para olernos, aunque "no hacen nada"”, recuerda.

En este punto, remarca que el comportamiento agresivo de los animales puede producirse puesto que los sanitarios son extraños para las mascotas y en su acto clínico “invaden” el espacio de estas. “Y un animal que siente que llegan intrusos, y que le invaden la casa, y que están "haciendo daño" a su amo, por tranquilos que sean, pueden reaccionar de forma agresiva”, señala la sanitaria, rememorando que conoce varios compañeros que ya han sido agredidos por mascotas.

“Puede que los animales no nos agredan, pero a veces no paran de ladrar o de maullar. Y es muy difícil hablar con paciente y familia, auscultar y explorar, cuando hay ruidos añadidos que podrían evitarse o minimizarse encerrando al animal”, explica, y propone como solución que si hay más personas en la casa se queden con la mascota en otra habitación, o se lo lleven fuera de la vivienda.

EL PELIGRO DE QUE LAS MASCOTAS INGIERAN MEDICAMENTOS DURANTE LA URGENCIA

Entre otras de las razones que esgrime la sanitaria, apunta que, en el caso de los gatos tienen una “especial querencia” al monitor con el que se realizan electros y se miden la tensión y la saturación.

“En el mejor de los casos, hay que bajarles porque no nos dejan ver los parámetros. En el peor, interfieren con las mediciones, o pueden romper algunas piezas”, asegura.

Otro de los problemas que pueden causar los animales de compañía durante las visitas de urgencia es que se escapen de la vivienda. “A veces los animales sueltos aprovechan un descuido (bajar a por algo a la ambulancia, el traslado del paciente...) para escaparse”, apunta.

Estas situaciones, señala desembocan en revuelo e incluso han terminado en denuncias al personal de la UVI móvil, culpándole de que el animal se hubiera escapado.

Asimismo, entre otras de las razones, la sanitaria apunta al riesgo de ingesta de medicamentos de uso humano por parte de las mascotas. “Mientras el enfermero pone medicación, el maletín está abierto. Y a veces los animales cogen, o estropean, o peor, se tragan, algún medicamento”, destaca.

Por todo ello, la sanitaria pide una mayor comprensión a los pacientes a los que los facultativos les soliciten alejar a sus mascotas de la zona donde se va a atender la urgencia.

VOLVER ARRIBA