LUNES, 11 de noviembre 2019, actualizado a las 23:19

LUN, 11/11/2019 | 23:19

ANIMALADAS

Piden más de 3 años de cárcel para veterinario por falsedad documental

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Salamanca pide 3 años y 6 meses de prisión para un veterinario por, presuntamente, falsificar la cartilla de varios perros de raza peligrosa que terminaron matando a una persona

GALERIA
Fachada de la Audiencia Provincial de Salamanca.

Piden más de 3 años de cárcel para veterinario por falsedad documental

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Salamanca pide 3 años y 6 meses de prisión para un veterinario por, presuntamente, falsificar la cartilla de varios perros de raza peligrosa que terminaron matando a una persona

Redacción - 24-10-2019 - 09:43 H

El dueño de los perros de razas peligrosas que en febrero de 2017 causaron la muerte de un hombre en Santa Marta de Tormes (Salamanca) ha pedido este miércoles 23 de octubre "perdón" a la familia del fallecido y ha afirmado que los "ayudará en todo lo que pueda".

Durante su declaración en el juicio que ha comenzado este miércoles en la Audiencia Provincial de Salamanca, F.A.R.M. ha mostrado su pesar por el suceso y ha señalado que él crió a esos perros y los convirtió "en asesinos".

"Es una desgracia para el hombre que perdió la vida y para su familia. Pero también lo ha sido para mí y para mi familia. Si llego a saber que iba a suceder esto, los hubiera matado yo mismo", ha agregado.

El 26 de febrero de 2017 un hombre murió a las puertas de la finca Los Galguillos, en Santa Marta de Tormes (Salamanca), atacado por varios perros de razas peligrosas y tras las investigaciones de la Guardia Civil se detectaron "irregularidades en la grabación informática del censo del Sistema de Identificación de Animales de Compañía".

Como consecuencia de estas alteraciones, se imputó al dueño de los perros un delito de homicidio imprudente y a un veterinario se le imputó el delito de falsedad en documento oficial.

Durante la vista oral que ha comenzado este miércoles 23 de octubre, F.A.R.M. ha añadido que le daba "pena" la situación generada y que solo pretende "ayudar y reparar el daño hecho".

"Me da igual todo lo que me venga porque solo tengo impotencia, pena y rabia por esa familia", ha agregado.

Además, ha exculpado al veterinario, ya que "sin comerlo ni beberlo está en el juicio" pues puso en la cartilla "la raza" que el dueño de los perros le dijo, mientras que este profesional ha explicado que él solo rellenó "los papeles con la información que dio el cliente".

El Ministerio Fiscal reclama, en su escrito de conclusiones provisionales, cuatro años de prisión por un delito de homicidio imprudente y una indemnización de 134.200 euros; mientras que para el veterinario pide 3 años y 6 meses de prisión por un delito de falsedad en documento oficial.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.