SÁBADO, 30 de mayo 2020, actualizado a las 16:22

SÁB, 30/5/2020 | 16:22

ANIMALADAS

Perros que hacen la vida más fácil a pacientes con epilepsia

Un proyecto pretende descubrir cuál es la molécula que detectan los perros entrenados para percibir ataques de epilepsia. Los pacientes que tienen perros entrenados ganan mayor libertad, tanto ellos como sus familias. Este jueves se celebra el Día Nacional de la Epilepsia

Perros que hacen la vida más fácil a pacientes con epilepsia

Perros que hacen la vida más fácil a pacientes con epilepsia

Un proyecto pretende descubrir cuál es la molécula que detectan los perros entrenados para percibir ataques de epilepsia. Los pacientes que tienen perros entrenados ganan mayor libertad, tanto ellos como sus familias. Este jueves se celebra el Día Nacional de la Epilepsia

Isabel Gómez - 24-05-2018 - 14:00 H

Un proyecto que entrena a perros para detectar crisis de epilepsia pretende descubrir cuál es la molécula que detectan estos animales unos 15-20 minutos antes de que se produzca la crisis. Se trata de una labor que está realizando ACEA Adiestradores dentro de un trabajo de investigación de la Universidad de Alicante.

Los perros que son entrenados para detectar ataques de epilepsia perciben cambios químicos en el usuario, cambios en la frecuencia cardíaca o en la respiración, según ha explicado Miguel Martínez, adiestrador canino de ACEA Adiestradores, empresa que entrena a estos perros, en declaraciones para Animal's Health. Por otra parte, la Asociación de Epilepsia Provincia de Alicante es precursora de dicho proyecto de investigación.

La epilepsia es un trastorno derivado del funcionamiento anormal de un grupo de neuronas (células nerviosas) que se produce de forma esporádica en una zona concreta del cerebro, según la Federación Española de Epilepsia. Se manifiesta en forma de crisis recurrentes que pueden ser convulsivas o no.

Para que el entrenamiento de estos perros sea efectivo, uno de los aspectos más importantes a la hora de entrenar a estos animales es el vínculo entre el propietario y el can. “Se ejerce un gran vínculo con el propietario, es una de las bases de este entrenamiento, cuanto mayor sea el vínculo, más efectividad”, reseña el adiestrador.

El entrenamiento empieza cuando los perros son muy jóvenes, suelen comenzar cuando tienen unos dos o tres meses de edad. Los perros que eligen pueden ser de una protectora o de raza. “Los únicos que están excluidos son los potencialmente peligrosos, pero por un tema de normativa”, especifica Martínez. “El que mejor resultados ha dado es el border collie, y en el caso de los mestizos, aquel cruzado con braco”, resalta el adiestrador. El tamaño de los canes suele ser mediano o grande, porque una de la misión de estos perros es ayudar a su propietario en las caídas, por ello los que son pequeños se descartan.

Ante una crisis epiléptica, cada can reacciona de una forma diferente. Hay perros que ladran en señal de alerta, otros se ponen nerviosos y otros llegan a subirse encima del propietario. “Estas señales las empiezan a hacer unos 15-20 minutos antes de que se produzca el ataque de epilepsia”, explica Martínez.

El periodo de entrenamiento es de por vida. El primer año es el más intenso, pero después se hace una labor de seguimiento para verificar que el animal hace su labor correctamente. Estos perros no solo ayudan al usuario sino a sus familiares, ya que llegan a tener una mayor independencia. “Incluso para ducharse o asearse, los familiares no pueden dejar solas a las personas que tienen crisis de epilepsia frecuentemente. El perro es una herramienta que detecta de forma bastante efectiva las crisis de epilepsia, y al fin de al cabo permite una mayor libertad a familia”, determina Miguel Martínez.

FERIA DE INVESTIGACIÓN  EN EPILEPSIA

Con motivo del Día Nacional de la Epilepsia, la Federación Española de Epilepsia ha organizado la I Feria de Investigación en Epilepsia, que ha estado dividida en diferentes ponencias y mesas redondas que giraron en torno a la investigación científico-médica.

Desde la federación manifiestan que este problema no solo lo padecen las personas, sino que los propios perros también pueden llegar a sufrir esta enfermedad. Además, también recalca que actualmente existen desarrolladores que están adiestrando a perros para ayudar a personas con epilepsia a través de las nuevas tecnologías.

Vídeo facilitado por ACEA Adiestradores
VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.