LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 3:37

LUN, 25/5/2020 | 3:37

ANIMALADAS

Ofrecen terapia musical para rehabilitar a elefantes maltratados

Paul Barton, un pianista jubilado, toca piezas musicales a los elefantes mayores, discapacitados o maltratados que residen en un santuario de Tailandia. Su música logra calmar a los paquidermos

Paul Barton tocando el piano para uno de los elefantes que residen en el santuario
Paul Barton tocando el piano para uno de los elefantes que residen en el santuario

Ofrecen terapia musical para rehabilitar a elefantes maltratados

Paul Barton, un pianista jubilado, toca piezas musicales a los elefantes mayores, discapacitados o maltratados que residen en un santuario de Tailandia. Su música logra calmar a los paquidermos

Javier López Villajos - 17-10-2018 - 13:00 H

Paul Barton, un pianista jubilado de East Yorkshire, Reino Unido, lleva seis años tocando el piano para los elefantes de Elephants World, un santuario localizado cerca de Kanchanaburi, Tailandia. El músico realiza esta labor con el objetivo de rehabilitar y hacer más llevadera la vida de estos elefantes, algunos mayores, otros con algún tipo de discapacidad o que incluso han sido maltratados, tal y como recoge Europa Press.

Todo comenzó en 2011 cuando Barton, de 57 años, visitó el santuario e impresionado por el lugar, decidió que ahí es dónde pasaría el resto de su jubilación. Por esa razón, se ofreció a ayudar en las labores comunes y propuso tocar el piano a los animales.

La primera vez que tocó el piano, un elefante ciego llamado Plara fue el animal que más se acercó a curiosear. “Cuando escuchó Beethoven, el animal dejó de comer, se detuvo y escuchó la música con la hierba saliéndose de su boca”, declara Barton, quien detalla que aquel elefante había sufrido mucho ya que su anterior dueño le había quitado los colmillos. Pese a todo, Plara no logró sobrevivir a la infección que le provocó la extracción de sus colmillos.

Durante los siguientes siete años, el músico tocó para un total de 28 elefantes. “Algunos, especialmente los elefantes más jóvenes, se acercan al piano por su propia voluntad, llegando a poner su trompa sobre el instrumento mientras que otros comienzan a balancearse con el rimo de la música”, señala Barton, indicando que, aunque reaccionen de maneras diferentes, todos los elefantes se sienten atraídos por la música, ofreciéndoles una experiencia relajante tras las duras experiencias vividas. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.