JUEVES, 18 de abril 2024

JUE, 18/4/2024

ANIMALADAS

La necropsia veterinaria de un perro que había sido apuñalado 14 veces ayuda a esclarecer un caso de maltrato animal

La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria colaboró con la Policía Local en este caso, después de que el propietario afirmara que el animal había muerto en un accidente de tráfico

La Facultad de Veterinaria la ULPGC ha participado en la investigación.
La Facultad de Veterinaria la ULPGC ha participado en la investigación.

La necropsia veterinaria de un perro que había sido apuñalado 14 veces ayuda a esclarecer un caso de maltrato animal

La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria colaboró con la Policía Local en este caso, después de que el propietario afirmara que el animal había muerto en un accidente de tráfico

Redacción - 22-03-2024 - 10:52 H - min.

Agentes del Grupo Ambiental de la Unidad de Mediación y Convivencia (UMEC) Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria han remitido a un juzgado de la capital grancanaria las diligencias por las que se denuncia a un varón de 43 años como autor de un delito de maltrato animal por supuestamente haber acuchillado hasta en 14 ocasiones a un perro hasta causarle la muerte.

Se trata de una investigación policial desarrollada por los agentes especializados en protección animal de la Policía Local y que se culminó en el mes de enero con la recepción del informe de necropsia veterinaria practicado a un perro de raza pastor alemán y que confirma su muerte por “trauma inciso-penetrante”, tras recibir al menos 14 apuñalamientos.

Los hechos ocurrieron en horario nocturno en el mes de octubre de 2023 tras recibir la Policía Local un aviso de un vecino del barrio de Tafira que alertaba de que había presenciado como un vecino agredía a su perro con un cuchillo hasta causarle la muerte.

Esa misma noche, los agentes pudieron identificar al supuesto autor de la agresión, el cual era propietario de un pastor alemán y que manifestó que lo había atropellado de forma accidental en el interior de su finca. Sin embargo, la Policía Local no pudo inspeccionar en detalle el cuerpo del animal ya que este había sido arrojado, sin justificación alguna, al interior de un estanque inaccesible por la oscuridad de la noche.

Al día siguiente, cuando se había acordado realizar el levantamiento del cuerpo, el propietario del animal ya había retirado el mismo sin presencia policial y lo había trasladado a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) para que atendieran el mismo alegando haber sufrido “un siniestro vial”.

La Policía Local se hizo cargo entonces de la custodia del cadáver del perro, solicitando a la Facultad de Veterinaria el informe de necropsia que aclarara las circunstancias de la muerte y citando al autor en dependencia policiales, donde se imputó al mismo un delito de maltrato animal tras admitir que había empleado un cuchillo para “evitar sufrimiento al animal”.

Finalmente, la necropsia practicada al cuerpo del pastor alemán ha confirmado su muerte por “neumotórax y shock hemorrágico-hipovolémico” a causa de “trauma inciso-penetrante”, pues el animal presentaba “múltiples heridas inciso-penentrantes centradas en la cavidad torácica, llegando a perforar dicha cavidad”, según reza en el informe veterinario.

Las diligencias instruidas por la Policía Local atribuyen al propietario la autoría de un delito de maltrato animal en su variante más agravada al haber causado la muerte del animal y emplear un arma blanca, suponiendo una pena de prisión de hasta 2 años y la inhabilitación para la tenencia de animales por un periodo de hasta 4 años.

VOLVER ARRIBA