MIÉRCOLES, 29 de mayo 2024

MIÉ, 29/5/2024

ANIMALADAS

Muere un oso rescatado en Cantabria tras no superar los efectos de la anestesia administrada

Era la segunda vez que se le sacaba de una zona peligrosa, sin que haya podido superar dos sedaciones en un corto espacio de tiempo

Imagen del rescate del oso en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno.
Imagen del rescate del oso en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

Muere un oso rescatado en Cantabria tras no superar los efectos de la anestesia administrada

Era la segunda vez que se le sacaba de una zona peligrosa, sin que haya podido superar dos sedaciones en un corto espacio de tiempo

Redacción - 16-05-2024 - 14:37 H - min.

Un oso joven rescatado este miércoles en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria, ha muerto este jueves 16 de mayo al no superar los efectos de la anestesia administrada durante el operativo de rescate.

Su fallecimiento, explican las autoridades de Cantabria, se ha producido en el espacio de cuarentena en el que se encontraba, atendido y controlado, desde que fuera rescatado este miércoles por bomberos del 112 del borde de un peñasco del recinto que habitan estos animales.

El osezno se subió a un risco con caída vertical, peligroso para su integridad, consecuencia de su huida de los machos adultos que, en época de celo, tienden a atacar a los ejemplares más jóvenes.

Para evitar su caída, personal del Parque de Cabárceno procedió a sedar al animal y, posteriormente, con el ejemplar dormido en el filo de la peña, dos dotaciones de bomberos del 112 le bajaron a zona segura, en una operación compleja, valiéndose de una autoescala y del montaje de un sistema de rescate vertical. El osezno fue trasladado para su cuidado al espacio de cuarentena en el que finalmente ha fallecido.

Esta era la segunda ocasión en la que el mismo animal se quedaba enriscado evitando a osos de mayor peso y envergadura. La primera tuvo lugar el pasado domingo, 12 de mayo, y fue resuelta íntegramente sin incidentes por el propio personal de la instalación, que también se vio obligado a sedar al animal para sacarle de un área de riesgo.

“Finalmente, y a pesar de los esfuerzos realizados, el ejemplar no ha podido superar el estrés de la situación y las dos anestesias en un corto espacio de tiempo”, concluyen.

VOLVER ARRIBA