MARTES, 23 de julio 2024

MAR, 23/7/2024

ANIMALADAS

Las medidas de bioseguridad de los zoológicos y centros de recuperación españoles durante la pandemia protegieron a los primates del Covid-19

De las más de 300 muestras de primates no humanos analizadas en un estudio liderado por el grupo GISAZ de la UCO, solamente dos fueron positivas al SARS-CoV-2

El Grupo de Investigación en Sanidad Animal y Zoonosis (GISAZ).
El Grupo de Investigación en Sanidad Animal y Zoonosis (GISAZ).

Las medidas de bioseguridad de los zoológicos y centros de recuperación españoles durante la pandemia protegieron a los primates del Covid-19

De las más de 300 muestras de primates no humanos analizadas en un estudio liderado por el grupo GISAZ de la UCO, solamente dos fueron positivas al SARS-CoV-2

Redacción - 19-06-2024 - 08:05 H - min.

Un estudio, publicado en Emerging Infectious Diseases y realizado por el Grupo de Investigación en Sanidad Animal y Zoonosis (GISAZ) de la Universidad de Córdoba e investigadores del Centre de Recerca en Sanitat Animal IRTA-CReSA, junto con la colaboración de 17 zoológicos y centros de recuperación de primates no humanos de España, demuestra que las medidas de bioseguridad implantadas en estos centros, a raíz de la pandemia de Covid-19 en el año 2020, funcionaron.

Los primates no humanos son uno de los grupos animales más susceptibles a la infección por SARS-CoV-2, ya que en ellos el principal receptor celular de este virus es muy similar estructuralmente al de los seres humanos. “Desde el punto de vista estructural y celular, los primates no humanos son tan parecidos al ser humano que son clave para estudiar la actuación de este y otros patógenos, su evolución o los cambios que provocan en el organismo”, explica Adrián Beato Benítez, investigador del grupo GISAZ en cuya tesis se encuadra el estudio.

Para su realización, se analizaron más de 300 muestras de suero y heces de primates no humanos, obtenidas en los 17 centros colaboradores entre los años 2020 y 2023, las cuales pertenecen a diferentes especies entre las que se incluyen gorilas, chimpancés, orangutanes, gibones, macacos o lémures, entre otras.

En las muestras de suero, el equipo investigador buscó la presencia de anticuerpos frente al SARS-CoV-2,que son proteínas específicas creadas por el sistema inmunitario de un organismo para defenderse de una infección. De esta forma, la búsqueda de dichos anticuerpos permite comprobar si un organismo ha sufrido una infección previa por el patógeno.

Por otro lado, los investigadores buscaron también la presencia de este virus en las heces de estos animales, puesto que son una de las principales vías de eliminación del mismo junto con la respiratoria.

De todas las muestras analizadas, solamente dos muestras de suero fueron positivas, lo que indica una circulación limitada de este virus zoonósico en los primates no humanos mantenidos en cautividad en España. Las muestras de suero positivas pertenecieron a dos hembras adultas de gorila occidental de llanura que compartían instalación en el mismo parque zoológico.

A pesar de que se desconocen las causas del contagio en estos dos animales, una de las hipótesis que considera el equipo investigador es que el virus se haya podido transmitir por el personal del zoológico. No obstante, la escasa circulación del SARS-CoV-2 observada demuestra que es posible evitar la transmisión zoonósica inversa (desde las personas a los animales) gracias a las diferentes medidas de bioseguridad aplicadas en estos zoológicos y centros de recuperación.

Además de la necesidad de adoptar estas medidas de control, el estudio evidencia también la importancia de la vigilancia epidemiológica activa del SARS-CoV-2, que consiste en buscar la circulación de este patógeno en poblaciones aparentemente sanas, para detectar de forma precoz la aparición de nuevas variantes del virus o nuevas especies animales capaces de infectarse y transmitirlo.

VOLVER ARRIBA