JUEVES, 30 de mayo 2024

JUE, 30/5/2024

ANIMALADAS

Madrid permitirá que los perros de asistencia acompañen a sus propietarios en las ambulancias

La Comunidad de Madrid y la Fundación Perro Guía de la ONCE han redactado un procedimiento que regula que los perros de asistencia puedan viajar en emergencias, urgencias y transporte programado

Imagen de la presentación del protocolo de acompañamiento de perros en ambulancias de la Comunidad de Madrid.
Imagen de la presentación del protocolo de acompañamiento de perros en ambulancias de la Comunidad de Madrid.

Madrid permitirá que los perros de asistencia acompañen a sus propietarios en las ambulancias

La Comunidad de Madrid y la Fundación Perro Guía de la ONCE han redactado un procedimiento que regula que los perros de asistencia puedan viajar en emergencias, urgencias y transporte programado

Redacción - 06-02-2023 - 12:27 H - min.

La Comunidad de Madrid ha presentado un procedimiento que permitirá el acompañamiento de perros de asistencia en vehículos de transporte sanitario que realizan el Servicio de Urgencia Médica (SUMMA 112), en aquellos traslados en los que resulte clínicamente procedente por el estado del paciente.

Así se recoge en el nuevo procedimiento asistencial, que regula su presencia tanto en UVI móviles o ambulancias de Soporte Vital Avanzado, en el caso de emergencias, como en las de Soporte Vital Básico urgentes y para transporte programado.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado este lunes 6 de febrero la sede del SUMMA 112 para conocer los pormenores de esta regulación. En el diseño y redacción de este procedimiento han participado profesionales sanitarios, técnicos de la Gerencia de Hospitales, de la Dirección General de Humanización y la Fundación Perro Guía de la ONCE.

Esta iniciativa parte de la premisa de que la atención sanitaria a un paciente que necesita un perro de asistencia debe garantizar el traslado del mismo junto a su usuario, siempre que sea posible y no suponga riesgo alguno para su atención médica.

Así, cuando el enfermo se encuentre en condiciones, acompañará personalmente al perro hasta la ambulancia, mientras que, en caso contrario, un miembro del equipo sanitario se hará cargo del animal, que se situará junto al usuario en la cabina asistencial, debidamente anclado, o en la cabina de conducción si las circunstancias clínicas del paciente lo recomiendan.

En estas últimas circunstancias viajaría igualmente protegido y en el suelo, a los pies de uno de los integrantes del grupo, que mantendrá el contacto físico con él en todo momento.

  • GALERIA

    Madrid permitirá el acompañamiento de perros de asistencia en los traslados de ambulancias

  • GALERIA

    Los invidentes podrán ir acompañados de sus perros en la ambulancia

TIPOS DE PERROS DE ASISTENCIA

Esta novedad se aplica a los denominados perros de asistencia, aquellos que han sido adiestrados para dar servicio a personas con alguna discapacidad, para contribuir a la mejora de su autonomía personal y calidad de vida. La Comunidad de Madrid explica que estos perros son entrenados por asociaciones o instituciones especializadas y deben contar con una certificación oficial. 

Estos animales se clasifican en los siguientes tipos: perros guía, adiestrados para acompañar a una persona con discapacidad visual o sordoceguera; perros señal, preparados para avisar a personas con discapacidad auditiva de la emisión de sonidos y su procedencia; o perros de servicio, que ofrecen apoyo en actividades de la vida diaria a personas con discapacidad física.

También se clasifican en perros de aviso o alerta médica, que avisan de una alerta médica a personas con alguna discapacidad y crisis recurrentes con desconexión sensorial derivadas de enfermedades específicas, como diabetes, epilepsia u otras patologías orgánicas; y perros para personas con trastornos del espectro autista, entrenados para preservar la integridad física de estos usuarios, controlar situaciones de emergencia y guiarlos.

Quedan, por tanto, indica la Comunidad de Madrid, excluidos los perros de terapia, utilizados en programas terapéuticos de salud con objetivos definidos, ya que “en este caso no forman una unidad de vinculación con la persona a la que ayudan”.

Para garantizar el traslado del paciente con su perro de asistencia, se deberá acreditar esta condición a través del carnet de identificación de la unidad de vinculación u otros documentos o distintivos que lo certifiquen.

Desde la Comunidad explican que se tendrán en cuenta excepciones como la alergia a los canes en algún miembro del equipo sanitario, signos de evidencia de enfermedad o indicios de falta de salubridad en el propio animal o la existencia de personas que puedan responsabilizarse de la custodia del perro, como familiares, en el caso en el que se prevea un ingreso en un centro hospitalario.

Si se traslada al paciente junto con el perro, el Centro Coordinador del SUMMA 112 avisará al Servicio de Admisión de Urgencias del centro hospitalario receptor del paciente a fin de que activen los circuitos establecidos. Cada centro sanitario, indican, establecerá los protocolos atendiendo a sus particularidades e infraestructuras.

  • GALERIA

    Foto de familia de la visita

  • GALERIA

    La iniciativa parte de la premisa de que la atención sanitaria a un paciente que necesita un perro de asistencia debe garantizar el traslado del animal

  • GALERIA

    Cuando el enfermo se encuentre en condiciones, acompañará personalmente al perro hasta la ambulancia

VOLVER ARRIBA