DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 12:17

DOM, 31/5/2020 | 12:17

ANIMALADAS

Los perros, una prueba diagnóstica para prevenir el cáncer

El proyecto “Huella olfativa del Cáncer” pretende utilizar el olfato de los perros para prevenir la enfermedad en personas

Los perros, una prueba diagnóstica para prevenir el cáncer

Los perros, una prueba diagnóstica para prevenir el cáncer

El proyecto “Huella olfativa del Cáncer” pretende utilizar el olfato de los perros para prevenir la enfermedad en personas

Redacción - 15-10-2018 - 14:30 H

La asociación sin ánimo de lucro Biodogtor, se encuentra en proceso de selección de 15 perros, que serán utilizados para el proyecto “Huella olfativa del Cáncer”. Además, el proyecto cuenta con el apoyo de entrenadores caninos de la citada asociación, además de con investigadores del Hospital Universitario Marqués de Vadecilla, lugar donde dicho proyecto comenzará su fase experimental.

Según explican desde la Asociación Biodogtor, “está científicamente probado que el olfato canino funciona como detector del cáncer, pero para que pueda ser introducido en la práctica clínica a modo de cribado hay que validarlo como proyecto piloto, con datos que avalen esa extraordinaria capacidad discriminatoria”. El proyecto está siendo llevado a cabo por José Luis García, secretario de Biodogtor, bajo la dirección del equipo médico de Oncología del Hospital Valdecilla.

La base científica del proyecto reside en que la nariz perruna puede detectar la huella del cáncer, que está relacionada con los compuestos volátiles de las células malignas, que se proyectan desde una temprana etapa de la enfermedad en el torrente sanguíneo. Los compuestos pueden ser excretados bien por la orina o en el aire exhalado en la respiración.

LA PREVENCIÓN 

Según apuntan desde Biodogtor, para que el cáncer no nos siga ganando la partida, una detección precoz puede salvar muchas vidas. De esta manera, los 15 perros que resulten seleccionados, se especializarán en la detección del cáncer de pulmón y de colon. También, desde la asociación resaltan el importante ahorro de tiempo y dinero que le podría suponer a Sanidad el uso de estos canes. Estiman que una prueba con perro no superaría los 5 euros de coste, mientras que un solo TAC valdría unos 300 euros. Puntualizan también que el animal, ya adiestrado, podría analizar 40 muestras en tan solo 3 minutos, con lo que supone una importante agilización para las listas de espera.

MAYOR EFICACIA

Los animales, que ayudarán con su olfato a combatir el cáncer, han sido ofrecidos de manera voluntaria por familias de Cantabria. Más de 100 canes se presentaron a la preselección, de los cuales solo 35 han sido seleccionados por sus buenas cualidades olfativas. De éstos, 15 se quedarán definitivamente para trabajar en el proyecto. 5 serán destinados a detectar el cáncer de pulmón, 5 el de colón y los otros serán la reserva. En todo momento los animales serán supervisados por profesionales que velarán por la buena salud psíquica y física de los perros, además de darles un adiestramiento adecuado.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.