DOMINGO, 18 de noviembre 2018, actualizado a las 2:27

DOM, 18/11/2018 | 2:27

MADRID

ANIMALADAS

Los perros pueden detectar la malaria en humanos mediante el olfato

Un nuevo estudio ha concluido que los canes pueden señalar quien tiene malaria, oliendo los calcetines. El hallazgo desarrolla una forma de detección de la peligrosa enfermedad no invasiva

GALERIA

Los perros pueden detectar la malaria en humanos mediante el olfato

Un nuevo estudio ha concluido que los canes pueden señalar quien tiene malaria, oliendo los calcetines. El hallazgo desarrolla una forma de detección de la peligrosa enfermedad no invasiva

Alfonso Neira de Urbina - 30-10-2018 - 14:00 H

Gracias a los esfuerzos de un equipo científico de la Universidad de Durham, con la colaboración de otras instituciones como la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, y financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, se ha descubierto un nuevo método de detección de la malaria, mediante la utilización de perros.

El estudio ha sido presentado en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical en Nueva Orleans (Luisiana, Estados Unidos) Y, según Steve Lindsay, investigador jefe y profesor de la Universidad de Durham, ha demostrado que “los perros podrían ser entrenados para detectar enfermos de malaria a través de su olor con un alto grado de exactitud”.

La intención de los investigadores al entrenar a los perros es prevenir el contagio y la propagación de esta enfermedad mortal. Gracias a la investigación, han descubierto que los perros pueden detectar la malaria en los calcetines de los niños enfermos. Un descubrimiento que genera el primer test rápido y no invasivo para localizar los casos de malaria. Además, aunque la investigación se encuentre en un estadio temprano, los científicos creen que con el entrenamiento de los perros se puede frenar el contagio de la malaria entre países, así como diagnosticar precozmente los casos para poder realizar un tratamiento rápido y temprano.

Los perros han sido capaces de detectar la malaria después de sus entrenamientos. Concretamente, la investigación está basada en el reconocimiento de la enfermedad por parte de los cánidos en calcetines utilizados por niños enfermos o sanos. En total, se analizaron 175 calcetines, 30 de ellos de niños con malaria y 145 de niños que no han sido infectados, procedentes de África. Los calcetines fueron trasladados al Reino Unido, donde Lexi, un cruce entre labrador y golden retriever, y Sally, un labrador, que habían sido entrenados previamente, olfatearon los calcetines para discriminar cual pertenecía a un niño enfermo y cual a uno sano. Ambos perros consiguieron identificar correctamente el 70% de las muestras infectadas con malaria y reconocer correctamente el 90% de las muestras de los niños que no estaban enfermos.

Por ello, el estudio pinta un panorama halagüeño. Los perros, mediante el olfato, pueden proveer de un mecanismo para identificar la malaria no invasivo, fácilmente portable y rápido, que puede ser especialmente útil en aquellos lugares en los que pocos individuos han sido infectados por el parásito. Además, con una rápida prueba sanguínea extraída del dedo, se pueden confirmar los casos.

Claire Guest, coautora del estudio, ha expresado su optimismo ante los primeros resultados y ha explicado que ya se había registrado “resultados positivos en el entrenamiento de perros para detectar enfermedades por el olor, como el cáncer y los cambios de azúcar de la diabetes. Esta es la primera vez que entrenamos perros para detectar una infección parasitaria y estamos encantados con estos primeros resultados.”

"El potencial de entrenar perros para detectar enfermedades tropicales, donde el diagnóstico es deficiente como la leishmaniosis y la tripanosomiasis, es enorme. Creo que este estudio indica que los perros tienen una excelente capacidad para detectar la malaria y si se presentan en un individuo infectado con el parásito o una prenda recientemente usada, sus niveles de precisión serán extremadamente altos. Esta es una prueba fiable, no invasiva y es extremadamente emocionante para el futuro", ha añadido Guest.

216 MILLONES DE CASOS DE MALARIA

La malaria es una enfermedad mortal parasitaria transmitida a los humanos por la picadura de los mosquitos anopheles, concretamente la mordedura de las hembras, pero, afortunadamente puede ser prevenida y curada. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el año 2000 seis países han sido certificados como libres de malaria, además 12 países han informado de que no se han registrado casos en sus fronteras. Aunque estos datos son esperanzadores, la lucha contra la malaria se encuentra estancada; ya que, según el último informe de la OMS, se estima que en el 2016 hubo 216 millones de casos de malaria, un incremento de 5 millones de infectados con respecto al año anterior. Además, provocó la muerte de 445.000 personas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.