MARTES, 10 de diciembre 2019, actualizado a las 6:49

MAR, 10/12/2019 | 6:49

ANIMALADAS

Los centros de acogida abren sus puertas a los perros de los sin techo

El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado dos centros de acogida para que los indigentes puedan acudir con sus perros, ya que algunos se niegan a entrar en ellos sin sus animales de compañía

GALERIA
Algunas personas sin hogar se niegan a acudir a los centros de acogida si no pueden ingresar a sus animales de compañía.

Los centros de acogida abren sus puertas a los perros de los sin techo

El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado dos centros de acogida para que los indigentes puedan acudir con sus perros, ya que algunos se niegan a entrar en ellos sin sus animales de compañía

Redacción - 25-11-2019 - 14:25 H

"LLevo con Roqui y Vela más de diez años. Son mi familia". Así describe su relación con sus dos perros Juan, un madrileño en situación de calle. Algunas personas sin hogar se niegan a dejar a sus canes para acudir a los centros de acogida, por lo que el Ayuntamiento de Madrid ha habilitado dos de ellos para dejar espacio también a sus animales de compañía.

En el polígono madrileño de Vicálvaro se encuentra el centro de acogida para personas sin hogar, Juan Luis Vives, que cuenta con un recurso en el que pueden alojarse con sus animales de compañía y no desprenderse de su afecto. Junto con el ubicado en el distrito de Carabanchel, es uno de los dos centros que ha facilitado el Consistorio, y tiene previsto hacerlo con un tercero esta misma semana.

Este equipamiento dispone de 132 plazas para personas sin hogar, hombres y mujeres, en el que se ofrece servicio de comidas, lavandería y, desde el centro destacan, que priorizan la inserción social de estas personas, entre los que también se incluye la tenencia de mascotas.

"Por favor, no dar comida a los animales", reza en las puertas de los cheniles ubicados en el patio exterior donde descansa un pastor alemán y un mestizo.

"Los perros son mi familia. Si tienes un mal día, llegas con ellos y te hacen olvidar todo", asegura Juan. Está trabajando para conseguir salir de la calle y, tras su jornada laboral, cuida a sus perros y sale a pasear con ellos.

Agradece que el centro le permita poder estar con "su familia" y reconoce que este tipo de propuestas debería integrarse en el resto de los centros para personas sin hogar, ya que muchas deciden no acudir a ellos por "miedo" a tener que separarse de "su calor".

El director del Juan Luis Vives, Iván Díez, explica que la tenencia de mascotas "no ha supuesto ningún problema" para el resto de personas del centro y ha recalcado que este método era "muy necesario" para aquellos que "conviven y viven" con sus animales en situación de calle.

Según cuenta, las personas sin hogar con mascotas tienen una única vía de acceso a los centros acondicionados para mascotas a través de Samur Social, por medio del sistema de Puerta Única de Entrada (PUE), que permite asignar plaza en el centro más adecuado a la situación de la persona y/o de acuerdo a la disponibilidad existente.

Actualmente hay 12 personas sin hogar en diferentes recursos que están atendidos y alojados con sus mascotas, según datos proporcionados por el Samur Social, y subrayan que la estancia de los animales no repercute en el número de personas que pueden acceder al recurso, sólo es un complemento al mismo.

El centro de acogida Juan Luis Vives (Vicálvaro) y el centro de acogida Puerta Abierta (Carabanchel) y en "la próxima semana" el centro de La Rosa (Moncloa-Aravaca) contarán con espacios para las mascotas, según relata el delegado de área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte.

En una entrevista a Efe ha destacado que la administración "debe acercarse a las necesidades de la sociedad" y es una "realidad" que hay personas que deciden no acceder a los recursos de sinhogarismo por no dejar a sus perros fuera porque son "su compañía y su calor".

"Las mascotas son el único reporte social que tienen y una manera de integrarse a la sociedad", insiste Aniorte, quien remarca que por eso es "importante" que estas personas puedan acceder a estos recursos con sus mascotas.

NO ACUDÍAN AL SAMUR SOCIAL SI SE TENÍAN QUE SEPARAR DE SUS MASCOTAS

Este proyecto, que lleva operativo desde junio, da el relevo al proyecto piloto del centro de acogida de Puerta Abierta, donde las mascotas pasaban las noches en un centro de protección animal y eran recogidas por la mañana.

El director de Atención Primaria, Intervención Comunitaria y Emergencia Social, Darío Pérez, relata que en Madrid "no hay tantas personas sin hogar con mascotas como en otras grandes ciudades como Londres o Nueva York" pero es una realidad "latente" que las existentes no acudían al Samur Social si tenían que separarse de sus animales.

El Samur Social y Madrid Salud, en colaboración la clínica veterinaria MundoCan, atienden las necesidades de los animales, y los identifican —en el caso de que no cuenten con el chip correspondiente— para legalizar su situación, y poder realizar así un seguimiento de su salud.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.