LUNES, 24 de febrero 2020, actualizado a las 22:25

LUN, 24/2/2020 | 22:25

ANIMALADAS

Los animales, las otras víctimas de la gota fría

La última gota fría o DANA se ha saldado con la muerte de una gran cantidad de animales. Otra catástrofe que vuelve a señalar la necesidad de crear protocolos y de la preparación por parte del propietario

GALERIA

Los animales, las otras víctimas de la gota fría

La última gota fría o DANA se ha saldado con la muerte de una gran cantidad de animales. Otra catástrofe que vuelve a señalar la necesidad de crear protocolos y de la preparación por parte del propietario

Alfonso Neira de Urbina - 16-09-2019 - 17:35 H

Los incendios que han asolado España durante este verano han subrayado la falta de un protocolo para salvar a los animales durante las tragedias, un particular que denunciaba el técnico de emergencias sanitarias, y adiestrador canino, Juan Luis de Castellví en Animal’s Health. De hecho, recientemente, los animalistas pedían que los veterinarios estuviesen presentes en las brigadas contra incendios.

Sin embargo, el fuego no es el único elemento que al desbocarse termina provocando cuantiosos daños. En este sentido, la gota fría o DANA (depresión aislada en niveles altos) que ha sufrido el Levante español ha provocado la muerte de 6 personas y pérdidas millonarias, en la que ya es considerada como la peor que ha sufrido España en más de un siglo.

Los animales, tanto la fauna salvaje, como los de producción o de compañía, también han sufrido las consecuencias de esta catástrofe, muriendo varios ejemplares ahogados, incluidos aquellos que se encontraban solos en las casas, ya que al estar encerrados no pudieron escapar cuando los domicilios se inundaron.

Sin embargo, gracias al trabajo de voluntarios y rescatadores, se han conseguido salvar muchos ejemplares de una muerte segura.

Recientemente, El Kennel Club americano con motivo del huracán Dorian compartía una serie de consejos, al igual que hicieron otras entidades, para mantener a los animales de compañía en buen estado y seguros cuando se desata una catástrofe.

 

 

El primer consejo del Kennel Club es crear un suministro de emergencias. Al igual que otras instituciones apunta hacia la necesidad de que los propietarios tengan un kit preparado para las catástrofes.

A este respecto, señalan que es conveniente disponer de una bolsa fácilmente portable y resistente al agua, en la que incluir suministros de emergencia y enseres a los que se pueda acceder rápidamente, en el momento de la evacuación.

También consideran importante incluir en el kit recipientes impermeables con alimento para animales de compañía, medicamentos veterinarios  y agua potable para una semana. Asimismo, se debería incluir una correa de repuesto, un collar y una etiqueta de identificación, así como platos de comida y agua.

Otro punto importante ante una inminente catástrofe es organizar la información y documentación. La recomendación es que el propietario se asegure de que toda la información esté por escrito y lista para utilizar en caso de emergencia. Es decir, tener una foto reciente de la mascota y el propietario juntos, una descripción del animal de compañía, así como cualquier comprobante de la propiedad del animal, información de contacto del veterinario y registros médicos y de seguros, así como el horario de alimentación de la mascota.

Tomar medidas respecto a la catástrofe es otra de las recomendaciones. En este sentido, el lugar más seguro para un animal de compañía es junto a su propietario, por lo que este tiene que estar preparado para actuar durante una evacuación, disponiendo de una caja o trasportín resistente, seguro y cómodo en todo momento.

 

 

Otro aspecto fundamental es la identificación del animal de compañía, este debe tener el microchip puesto y, preferiblemente, usar collares con información actualizada y veraz.

Por último, el Kennel Club recuerda que el propietario nunca debe dejar una mascota atrás. Este punto podría haber salvado mucha vidas animales en la última gota fría, ya que si se dejan encerrados en las casas, no tienen la posibilidad de escapar o bien de las llamas, o como ha ocurrido recientemente, del agua.

La mayoría de las evacuaciones duran unos pocos días, más que suficiente para provocar un desastre, y en ocasiones no es posible regresar al hogar rápidamente, por lo que es recomendable contactar con los hoteles o refugios para confirmar que hay espacio para el animal de compañía.

ACCEDA A LA GUÍA Y AL PLAN DE EVACUACIÓN GRATUITO DEL KENNEL CLUB (EN INGLÉS)

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.