DOMINGO, 5 de julio 2020, actualizado a las 17:38

DOM, 5/7/2020 | 17:38

ANIMALADAS

Localizan un matadero ilegal sin supervisión veterinaria en La Rioja

El SEPRONA ha localizado un matadero ilegal en la Rioja sin la documentación sanitaria requerida que deben expedir los veterinarios oficiales; algunas de las infracciones pueden superar el millón de euros de multa

Imagen de la granja de ovejas en la que se encontró el matadero ilegal.
Imagen de la granja de ovejas en la que se encontró el matadero ilegal.

Localizan un matadero ilegal sin supervisión veterinaria en La Rioja

El SEPRONA ha localizado un matadero ilegal en la Rioja sin la documentación sanitaria requerida que deben expedir los veterinarios oficiales; algunas de las infracciones pueden superar el millón de euros de multa

Redacción - 18-06-2020 - 10:49 H

Las diversas inspecciones en explotaciones agropecuarias que lleva a cabo el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja (SEPRONA), con la finalidad de comprobar los registros ganaderos, la correcta gestión de desechos, el uso de productos fitosanitarios o el transporte de animales vivos, han permitido a los agentes hallar un matadero ilegal en una ganadería de La Rioja Alta.

El responsable de la granja, en la que se encontró en el interior de un contenedor varios animales muertos y despellejados, junto a las vísceras, sangre y pieles de otros, presuntamente sacrificaba a los animales en una de las dependencias de la granja, bajo pésimas condiciones higiénico-sanitarias, careciendo de la documentación sanitaria y situación de los animales ante mortem, que es obligatoria para conocer el buen estado de salud, la normalidad fisiológica y la trazabilidad de los animales.

Esta documentación, señalan desde el Instituto Armado, es un requisito imprescindible para saber si la carne es apta o no para el consumo humano, y debe estar expedida por un veterinario oficial.

PENAS DE MULTA DE 601 A 1.200.000 EUROS

Tras ello, los agentes han tramitado tres actas/denuncias, dos de ellas por infracciones "graves" y "muy graves" a la Ley 32/2007 para el cuidado de los animales por "realizar actividades sin contar con la autorización administrativa o la inscripción registral exigible según las normas de protección animal", y por "incumplir la obligación de aturdimiento previo en el sacrificio de los animales". Ambas infracciones se sancionan con penas de multa que oscilan desde los 601 a 100.000 euros.

La tercera, infracción "muy grave" a la Ley 8/2003 de sanidad animal, por "la omisión de los análisis, pruebas y test de detección de las enfermedades a que deban someterse los animales con destino a consumo humano, así como su no realización en los laboratorios designados por el órgano competente de la comunidad autónoma". Esta infracción lleva aparejada pena de multa de 60.001 a 1.200.000 euros. Las actuaciones han sido puestas a disposición de las autoridades competentes.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.