MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 4:28

MIÉ, 21/10/2020 | 4:28

ANIMALADAS

La tenencia de mascotas ayuda a combatir el sedentarismo

Diferentes estudios sostienen que la interacción con perros, y más si se produce en espacios naturales, favorece el ejercicio y reduce la probabilidad de enfermar. La Organización Mundial de la Salud acaba de publicar un informe en el que advierte de que una cuarta parte de la población mundial tiene el riesgo de sufrir cáncer o demencia entre otras numerosas enfermedades debido a sus hábitos sedentarios

La tenencia de mascotas ayuda a combatir el sedentarismo

La tenencia de mascotas ayuda a combatir el sedentarismo

Diferentes estudios sostienen que la interacción con perros, y más si se produce en espacios naturales, favorece el ejercicio y reduce la probabilidad de enfermar. La Organización Mundial de la Salud acaba de publicar un informe en el que advierte de que una cuarta parte de la población mundial tiene el riesgo de sufrir cáncer o demencia entre otras numerosas enfermedades debido a sus hábitos sedentarios

Javier López Villajos - 06-09-2018 - 13:00 H

Numerosas investigaciones apuntan a que la tenencia de mascotas, que fomenta hábitos como pasar más tiempo en zonas verdes, ofrece importantes beneficios para la salud de las personas. Y es que, según el último estudio de Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos una cuarta parte de la población adulta del mundo, compuesta por unos 1.400 millones de personas, se encuentra en peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y cáncer debido a sus hábitos sedentarios.

De esta manera, el estudio sobre “la biodiversidad relacionada con el perro”, realizada por Rob Dunn, biólogo Estatal de Carolina del Norte, concluye que la exposición a los gérmenes y bacterias presentes en los perros mejora la resistencia inmunológica del ser humano. Por su parte, Caoimhe Twohig-Bennett, investigadora de la Escuela de Medicina de Norwich, perteneciente a la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, ha demostrado a través de un estudio que pasar ese tiempo con los perros en zonas naturales reduce el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes de tipo 2 o la muerte prematura.

La investigadora llegó a la conclusión de que frecuentar en zonas naturales se asocia con significativos beneficios para la salud, reduciendo la probabilidad de sufrir una alta presión arterial, enfermedades cardiovasculares o el parto prematuro además de aumentar la duración del sueño. Con todo, uno de los hallazgos más interesantes al respecto fue descubrir que pasar tiempo en este tipo de entornos naturales reduce los niveles de cortisol salival, un marcador fisiológico del estrés.

La razón, explica Bennett, puede deberse a que el hecho de vivir cerca de un espacio verde ofrece más oportunidades de realizar ejercicio físico, motivado también por el hecho de tener que salir con el perro, además de la oportunidad que ofrece el momento para socializar con otros.

RECOMENDACIONES PARA SALIR CON TU PERRO

Plataformas animalistas como la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA por sus siglas) plantean una serie de consejos a la hora de pasar tiempo en zonas naturales con las mascotas, que por otro lado también necesitan una cantidad diaria de ejercicio físico.

De esta forma, elijamos ir a zonas de costa o a la montaña, los expertos recomiendan tomar las precauciones necesarias para evitar que el animal sufra un golpe de calor, se deshidrate o experimente una torsión de estómago si come mientras camina. También señalan que es importante observar el nivel de cansancio del perro, examinar que no haya parásitos en su pelo y cuidar sus almohadillas dada su sensibilidad. Y de tener que llevar bozal, los propietarios deben asegurarse de que este les permita jadear.

EL RIESGO DEL SEDENTARISMO

Los últimos datos presentados por la OMS no han mejorado desde 2001, según recoge un informe de The Lancet Global Health, tendencia que para la Organización Mundial de la Salud supone una amenaza, ya que considera el sedentarismo como uno de los principales factores de muerte prematura en todo el mundo dado que incrementa el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT), pudiéndose evitar con realizando al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad intensa por semana, tal y como recoge en un plan ideado con el objetivo de mejorar la salud mundial para el año 2030.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.