VIERNES, 14 de diciembre 2018, actualizado a las 6:16

VIE, 14/12/2018 | 6:16

MADRID

ANIMALADAS

La Real Sociedad Canina investigará el ataque mortal de los dogos

El pasado 21 de noviembre dos mujeres murieron a consecuencia del brutal ataque de dos perros, propiedad de una de las víctimas. La Real Sociedad Canina de España investigará el caso para ayudar a esclarecer lo ocurrido

GALERIA
Julián Hernández Luis, presidente de la Real Sociedad Canina de España

La Real Sociedad Canina investigará el ataque mortal de los dogos

El pasado 21 de noviembre dos mujeres murieron a consecuencia del brutal ataque de dos perros, propiedad de una de las víctimas. La Real Sociedad Canina de España investigará el caso para ayudar a esclarecer lo ocurrido

Alfonso Neira de Urbina - 22-11-2018 - 11:50 H

La Real Sociedad Canina de España ha transmitido su pésame a los familiares y amigos de las dos mujeres que han muerto a consecuencia del ataque de sus dos perros. Según ha explicado en un comunicado, Julián Hernández Luis, presidente de la organización, “el trágico suceso” incide en “la necesidad de afrontar una estrategia de futuro” que garantice “una relación sana y positiva y así llegar a una inclusión segura del perro en la vida familiar y social”.

Los perros que han protagonizado el brutal ataque son de la raza Dogo de Burdeos, los cuales no están incluidos en la lista de perros “potencialmente peligrosos” a nivel nacional, pero sí figuran en las listas de algunas Comunidades Autónomas y municipios; aunque existe la posibilidad de que sean un cruce con otras razas más peligrosas y desautorizadas en España. La Real Sociedad Canina ha remarcado este hecho y, debido a “la disparidad de opiniones respecto a la raza”, investigará sobre el ataque.

EL ESCALOFRIANTE CASO

Una madre y una hija, de 57 y 41 años respectivamente, murieron a causa del ataque de los dos perros, que eran propiedad de la progenitora, el pasado miércoles 21 de noviembre. El terrible suceso ocurrió en Colmenar de Oreja y los perros pertenecen a la raza Dogo de Burdeos. Fueron los maridos de ambas mujeres los que encontraron los cuerpos sin vida en el patio de la vivienda de la madre, una muerte provocada por diversas mordeduras.

La escena, debido a las numerosas heridas, ha provocado un gran impacto a los servicios de emergencia y a los allegados de las víctimas, ya que ambas mujeres presentaban un alto número de mordiscos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha enviado a los dos perros al Centro Integral de Animales de Acogida de la Comunidad de Madrid, junto a otros perros que estaban en la vivienda para que sean examinados. Los veterinarios del centro tomarán muestras de los cánidos para determinar que pudo ocurrir para que atacasen a su dueña y a la hija de ésta.

Los perros permanecerán en el centro, bajo la custodia de la Guardia Civil, hasta que se abran diligencias. Presumiblemente los perros serán sacrificados, como es habitual en estos casos.

LA EXPLICACIÓN DE LOS EXPERTOS SOBRE LOS ATAQUES

Que un perro ataque a su dueño no es nada habitual, de hecho aunque se hayan dado casos como el tristemente acaecido en Colmenar de Oreja, siempre sorprende que se den sucesos de este tipo. Además, en este caso es necesaria más información, como ha explicado el adiestrador Juan Luis de Castellví a 20minutos, “ese perro no ha atacado gratuitamente, pero desgraciadamente nos quedamos en el ataque. Nos falta mucha información, así que hay que intentar no demonizar a los perros”.

En un ataque de perro influyen muchos factores y, generalmente, de forma simultánea. Las causa que pueden llevar a los perros a atacar, según señalan los expertos, son que el perro no esté sociabilizado. Es necesario que los perros experimenten un proceso de socialización para que sean estables emocionalmente y estén equilibrados. Las enfermedades pueden afectar al cerebro y variar su comportamiento; la agresión redirigida en una pelea de perros que el cánido se vuelva contra su amo, aunque en estos casos no suele ser un ataque continuado; el dolor, ya que no se debe tocar a los perros en la fuente de su dolor, aunque estos casos no suelen pasar de un mordisco; la protección territorial; las amenazas, dado que los animales suelen responder a las amenazas con ataques; el estrés; la falta de adiestramiento, una factor que es fundamental en ciertas razas caninas; y la inestabilidad emocional, ya que hay que tener en cuenta los traumas y las inseguridades de los perros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.