VIERNES, 23 de octubre 2020, actualizado a las 10:24

VIE, 23/10/2020 | 10:24

ANIMALADAS

La crisis en Venezuela hace crecer la tasa de abandono de mascotas

Los propietarios no pueden hacerse cargo de los costes económicos que conlleva tener una mascota. La emigración hacia otros países también es una causa de este abandono. Las vacunas son un lujo impagable para muchos, pero tampoco se encuentran en el mercado

La crisis en Venezuela hace crecer la tasa de abandono de mascotas

La crisis en Venezuela hace crecer la tasa de abandono de mascotas

Los propietarios no pueden hacerse cargo de los costes económicos que conlleva tener una mascota. La emigración hacia otros países también es una causa de este abandono. Las vacunas son un lujo impagable para muchos, pero tampoco se encuentran en el mercado

Isabel Gómez - 02-03-2018 - 14:00 H

Venezuela está sufriendo una tasa alta de abandono de animales a causa de la actual situación que está viviendo el país, según ha anunciado El Heraldo de México.

La crisis en materia humana está provocando que el abandono de las mascotas se realice por motivos económicos ya que los propietarios no pueden hacer frente al gasto que supone su alimentación, y por el éxodo de las familias ya que no pueden llevarse sus mascotas y acaban abandonándolas.

Las solicitudes de ayuda realizadas por los dueños de estos animales han aumentado un 100% comparándolo con los dos últimos años, resalta Moisés González, miembro de la junta directiva del área de esterilizaciones de la fundación Red de Apoyo Canino (RAC). Entre los principales motivos están porque se van del país o porque no tienen recursos para atenderlas, explicó González al periódico El Nacional.

En muchos casos los alimentos se han vuelto impagables, pero también las visitas al veterinario o las vacunas se han vuelto inaccesibles para muchos de los venezolanos. Pero además, también existe la posibilidad de que aunque los propietarios puedan hacer frente al coste de las vacunas no se encuentran en el mercado.   

Oscar Redondo, veterinario, explica que algunas vacunas no están disponibles en el mercado por lo que es imposible cumplir los ciclos de vacunación, recoge El Heraldo de México.

Un caso es el de Nancy González que tiene tres perras. Una vacuna le cuesta cinco millones de bolívares (140€ aproximadamente), una cuantía impagable para su economía. Por eso, los canes ya llevan un año sin renovar sus vacunas, poniendo en peligro su salud. Las vacunas antirrábicas van desde los 400 mil a los 580 mil bolívares (11€-16€ aproximadamente), lo que supone entre la mitad y tres cuartas partes del salario mínimo venezolano, respectivamente.

Dependiendo del can, su alimentación puede oscilar entre 95 mil y 300 mil bolívares (2€-8€ aproximadamente), lo que implica entre el 11% y el 18% del salario mínimo integrado.

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.