MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 18:54

MIÉ, 28/10/2020 | 18:54

ANIMALADAS

Investigan a veterinario por falsedad documental en venta de cachorro

Tres personas están siendo investigadas en España por estafa y maltrato animal. Uno de los investigados es un veterinario que presuntamente realizó un implante de microchip fraudulento, alterando datos del alta como la fecha

El veterinario presuntamente realizó un implante del microchip fraudulento.
El veterinario presuntamente realizó un implante del microchip fraudulento.

Investigan a veterinario por falsedad documental en venta de cachorro

Tres personas están siendo investigadas en España por estafa y maltrato animal. Uno de los investigados es un veterinario que presuntamente realizó un implante de microchip fraudulento, alterando datos del alta como la fecha

Redacción - 19-09-2019 - 16:50 H

La Guardia Civil ha investigado a tres personas en Burgos como supuestas autoras de estafa y maltrato animal, cometidos al participar en distinto grado en la venta de un cachorro de un criadero con irregularidades en su documentación, desnutrición y abundantes parásitos externos.

Según ha informado la Guardia Civil, a los detenidos se les atribuyen delitos de estafa, intrusismo profesional, falsedad documental y maltrato de animales.

La operación se inició a partir de la denuncia de un cliente que compró una cachorra de perro bóxer que llegó a recibir, aunque en condiciones lamentables de desnutrición y con parásitos, concretamente garrapatas y pulgas. Una presunta estafa en la que ha intervenido un veterinario.

El pasado agosto el Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Burgos recibió la denuncia del hombre que había comprado éste cachorro en un criadero de la comarca Odra-Pisuerga.

Precisamente estas instalaciones y su responsable venían siendo investigados por la Guardia Civil desde meses atrás, y fue el pasado julio cuando los agentes llevaron a cabo la Operación ‘CHENILBUR’, por varias irregularidades en el trato a los animales y el cumplimiento normativo.

Las pesquisas llevadas a cabo ahora, a raíz de esta denuncia presentada por el adquiriente de una cachorra de raza boxer, pusieron en aviso a los guardias civiles ante una posible estafa.

EL CACHORRO CARECÍA DE PASAPORTE

Según el informe de un veterinario particular al que fue llevado el animal, éste presentaba una extrema delgadez, se encontraba muy débil y claramente desnutrido y tenía garrapatas y pulgas; además de carecer de pasaporte canino de identificación.

El ejemplar portaba el preceptivo microchip si bien, en el momento de la compra, no había sido dado de alta aún en la base de datos de identificación de animales de compañía de Castilla y León.

Las pesquisas practicadas han permitido conocer que supuestamente un veterinario en connivencia con el criador realizó fraudulentamente el implante del microchip, facilitando más tarde los datos al facultativo para el alta de los perros, alterando datos esenciales en el registro como el titular y la fecha del implante.

Al criador y la colaboradora se les considera presuntos autores de un delito de estafa; al primero también de intrusismo profesional y maltrato animal, y al veterinario de un delito de falsedad documental.

La desnutrición del animal en una etapa tan temprana generan lesiones que menoscaban gravemente su salud, pudiendo dejar secuelas de por vida, todo ello a consecuencia de la deficiente cría del cachorro, explica la Guardia Civil.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.