DOMINGO, 26 de mayo 2024

DOM, 26/5/2024

ANIMALADAS

Investigado un propietario por no llevar al veterinario a su perro, al que tuvieron que amputar una pata

El informe veterinario señala que, de haber recibido los cuidados necesarios, el perro habría tenido la oportunidad de una pronta recuperación

La Guardia Civil investiga al propietario del perro por un delito de maltrato animal.
La Guardia Civil investiga al propietario del perro por un delito de maltrato animal.

Investigado un propietario por no llevar al veterinario a su perro, al que tuvieron que amputar una pata

El informe veterinario señala que, de haber recibido los cuidados necesarios, el perro habría tenido la oportunidad de una pronta recuperación

Redacción - 07-09-2023 - 17:05 H - min.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Coria (Cáceres), han investigado a un hombre por un delito de abandono animal, por omitir los cuidados veterinarios necesarios de un perro de su propiedad, lo que ha supuesto la amputación de una de las patas del animal.

Los hechos se desencadenaron cuando una patrulla de Seguridad Ciudadana, perteneciente al Puesto de Moraleja, tuvo conocimiento del preocupante estado de salud en que se encontraba un perro, de raza mastín, en una parcela situada en la localidad de Perales del Puerto.

Tras constatar este hecho, lo pusieron en conocimiento de los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de Coria que realizaron una exhaustiva inspección del animal, descubriendo que carecía de cartilla sanitaria, además del microchip obligatorio, y que nunca había recibido las preceptivas vacunas contra la rabia y la desparasitación.

Un veterinario evaluó al perro y comunicó a los agentes la gravedad de la lesión que sufría en una de sus patas delanteras, una lesión que nunca había recibido atención médica adecuada. El veterinario enfatizó a los agentes que, de haber recibido los cuidados veterinarios necesarios, el perro habría tenido la oportunidad de una pronta recuperación en lugar de la amputación de la extremidad que finalmente se llevó a cabo de manera urgente debido a la gravedad de la herida.

Basándose en la investigación desarrollada y en el informe veterinario proporcionado a los agentes instructores, los agentes del Seprona han instruido diligencias penales debido a la omisión de cuidados veterinarios por parte del propietario del animal, que han supuesto un peligro la salud y la integridad del mismo y, finalmente, la amputación de una de sus extremidades.

Como resultado, el propietario del perro ha sido investigado como supuesto autor de un delito de abandono de animal, y las diligencias instruidas remitidas al Juzgado de Instrucción Núm. 1 de la localidad de Coria.

VOLVER ARRIBA